Trivium Mexico

Feb 17, 2021
Published in NOTICIAS

Source: FLOW X DESIGN: Interview with Matt Heafy

Entrevista con Matt Heafy

Viaje hacia el ‘Flow’

Antes de comenzar con la entrevista que el sitio Designpartners.com tuvo con Matt Heafy, definamos lo que es el ‘flow’: “El diccionario de la Real Academia Española (RAE) no incluye el término ‘flow’. Se trata de un vocablo inglés que puede traducirse al castellano como ‘fluir’ o ‘flujo’, aunque en determinados ámbitos se emplea directamente en su versión original. Para la psicología, ‘flow’ es el estado que alcanza un individuo cuando está totalmente centrado en el disfrute de la actividad que está realizando. De este modo, sus acciones y pensamientos fluyen sin pausa.”

Ahora sí, leamos la entrevista.

A los 11 años, Matt señaló a Metallica, quienes estaban tocando en la televisión, y dijo “Mamá, quiero ser eso.” Un año después, estaba tocando en una banda con gente 7 años mayor que él. Ahora, Matt toca en Trivium, vendiendo más de un millón de álbumes y presentándose ante miles de fans que gritan en conciertos y festivales de música.

“Nunca supe que había algo llamado ‘flow’, me encanta eso, me esfuerzo por eso en todo. Ese momento en el escenario, cuando va bien, cuando no estoy pensando, persigo ese momento.”

Una forma de hacer que las personas logren el ‘flow’ más fácilmente es aumentar los desafíos de la competencia, que debe ser estimulante y placentera (M.Csikszentmihalyi, 2008). Matt se impone implacablemente nuevos desafíos actuando en el escenario, mientras compite en Jiujitsu, o incluso cuando hace streaming de Valorant a sus fans.

“Siempre quiero que esté al menos a mi nivel o más alto. Nunca quiero que sea fácil. Cuando el nivel competitivo o el desafío es demasiado fácil, mi cerebro va a otra parte.”

Continúa: “Cuando solíamos abrir para bandas, siempre era ‘Vamos a superarlas, seamos mejores que ellas. Abriremos para ellas, pero las aplastaremos.’ Y no es literalmente, pero creo que es bueno establecer ese tipo de tono para uno mismo y hacerlo difícil.” Por lo tanto, Matt se plantea desafíos de manera inherente para igualar su nivel de dominio – un factor importante para lograr el ‘flow’.

Dominio del ‘Flow’

Al seleccionar qué guitarra tocar, Matt explica que el instrumento en sí no es tan importante como la necesidad de familiaridad.

“Si se trata de giras y guitarras en vivo, quiero que se sientan como siempre. Pero no tiene por qué ser exactamente lo mismo. No tiene por qué ser ese único elemento supersticioso y específico.”

Matt señala que, naturalmente, el sonido de un instrumento es definido principalmente por la persona que lo toca. Incluso el instrumento más avanzado no puede reemplazar las horas que uno necesita dedicar para dominar una habilidad.

“Voz o guitarra, el 75% del tiempo soy yo ensayando, eso fue algo que me enseñó el jiujitsu brasileño. Mucha gente piensa cuando ve a sus músicos favoritos: ‘está bien, si consigo este pedal, tengo este amplificador, sonaré como mi chico.’ Pero realmente son las manos.” Para Matt, el dominio individual es lo que define y distingue el sonido particular de alguien.

Modificar herramientas

Matt ha modificado todas las guitarras de su gira; quiere que todo sea más eficiente y busca constantemente formas de mejorar el flujo de trabajo. Al personalizar sus guitarras en vivo, Matt siempre quiere que la interacción sea sin esfuerzo.

“En la Matt Heafy Epiphone signature, cambié las pastillas de la guitarra, cambié el puente, cambié a Evertune. Y es una pieza de hardware realmente increíble. [Mi guitarra] está configurada de tal manera que funciona en un sistema de poleas que, sin importar la presión, estará perfectamente afinada.”

Habla de tener que compensar por las fallas en el equipo. “Los canales de mis oídos se cierran cuanto más canto, y los monitores auditivos pueden incluso salirse. Entonces, tengo que compensarlo calentando bien primero para mejorar el ajuste, o teniendo el volumen vocal mucho más alto. Todo debe estar equilibrado.” A pesar de utilizar excelentes equipos y herramientas que ha modificado, todavía hay momentos en que el engranaje saca a Matt de los estados de ‘flow’.

Entorno del ‘Flow’

El ‘flow’ puede ocurrir por casualidad, sin embargo, hay actividades que estimulan el ‘flow’, como los rituales o la organización del entorno de una manera que lo facilite. A Matt le gusta que su entorno esté perfectamente en sintonía con sus necesidades para que nada pueda sacarlo accidentalmente del ‘flow’. Incluso ha desarrollado un enfoque matemático para optimizar su interpretación vocal. Ha pasado horas elaborando la fórmula perfecta para calentar su voz antes de un concierto para que su canto y sus gritos suenen muy bien.

“Cuando toco bien, pero los gritos no funcionan, en mi cabeza caigo en espiral, siempre quiero que los gritos suenen bien. Aprendí las fórmulas probando el pre-show cronometrado de cuándo comenzar mi calentamiento.”

Salir de los estados de ‘flow’ puede suceder muy fácilmente, por lo que Matt sigue rituales para tratar de calmar su mente y eliminar los factores en su entorno que lo hacen pensar demasiado.

“Siempre soy yo quien me saca del ‘flow’, si algo no me parece bien, pienso demasiado. Por ejemplo, si mis monitores no están perfectos – me gusta tener todo muy equilibrado como un CD, y mi voz está un poco por encima. Mi barrera para alcanzar ese estado es pensar demasiado.” Para Matt, una mente tranquila que no piensa demasiado es un facilitador vital del ‘flow’.

Mentalidad para el ‘Flow’

Matt nos dice que está en un lugar de su vida en el que no se compara ni se critica a sí mismo, sino que se esfuerza por mejorar.

“Solía castigarme y compararme con los demás. Ahora estoy enfocado en ser la mejor versión posible de Matt Heafy. Definitivamente soy un experto en exactamente lo que hago. Soy el mejor Matt Heafy en Trivium que existe, creo que es una mejor manera de priorizar las cosas.”

Le preguntamos sobre un logro del que está muy orgulloso.

“Siempre he tenido una búsqueda incesante de lo extremo”, dice. “Mi último proyecto* lleva 11 años en desarrollo. Me planteé el desafío de – no puedo hacer ningún estilo que haya hecho en Trivium. Estoy muy orgulloso de eso.”

*Matt se refiere a su proyecto de black metal junto a Ihsahn, el cual llevaba el nombre Mrityu pero cambió a Ibaraki. Dicho proyecto todavía no cuenta con fecha de salida.

En más noticias de la banda, por el momento no hay novedades, aunque según un tweet de Paolo es posible que por la actual pandemia se posponga una vez más el Metal Tour of the Year de este verano junto a Megadeth/Lamb Of God.

Matt también continúa lanzando música ‘solista’, mucha que ha grabado a través de su bastante activo canal de Twitch. Recientemente lanzó el tema “Wellerman”, con 3 versiones de una popular canción ballenera del siglo XIX:

 

Pueden seguir su proyecto personal en Spotify aquí.

También recientemente presentó los prototipos de sus próximas guitarras signature con Epiphone. No hay más información sobre fecha de salida, precio ni especificaciones:

En cuanto a noticias personales de parte de los chicos, este verano se estrenarán como papás Paolo Gregoletto junto a su novia Bianka, y Alex Bent junto a su esposa Christina. Ambos músicos dieron la respectiva noticia a través de sus redes sociales.

 
 
 
View this post on Instagram

A post shared by Paolo Gregoletto (@triviumpaolo)

 
 
 
View this post on Instagram

A post shared by Alex Bent (@alexbentdrums)

Dic 09, 2020
Published in NOTICIAS

Source: Matt Heafy: ​“Rock should be made by the people in the band, not by ghostwriters or teams of songwriters”

Texto: Luke Morton
Foto del encabezado: Grizzlee Martin

Matt Heafy está en el "deber de papá" hoy, cuidando a sus niños gemelos después de sus lecciones de natación de la mañana, y lo encontramos de un humor contemplativo. Y también deberíamos estarlo, ya que los eventos de los últimos 12 meses le han dado al líder de Trivium una razón para respirar y reflexionar. Este abril, los pesos pesados de Florida lanzaron su noveno álbum, What The Dead Men Say, y cambiaron el juego con su posterior experiencia de transmisión en vivo A Light Or A Distant Mirror (nada sorprendente dada la pasión de Matt por Twitch).

Aparte de su trabajo diario, también ha aparecido en nuevos álbumes de Bleed From Within, Me And That Man y Chthonic, y acaba de lanzar un nuevo EP de cinco temas con su amigo YouTuber Jared Dines (titulado de forma inventiva Dines x Heafy).

Junto a este alboroto constante de creatividad y horas de ensayos diarios en vivo, el 2020 también trajo consigo el 15 aniversario del álbum revelación de Trivium, Ascendancy. Encendiendo el mundo del metal en llamas tras su lanzamiento, no solo ganó el Álbum del año de Kerrang!, sino que también los vio subir al escenario principal en Download ese verano, y a la portada de la revista Kerrang!, anunciada como "La banda de metal más ardiente del siglo" con Matt sosteniendo una guitarra en llamas.

Trivium promo February 2020

Por desgracia, el cohete atado a sus espaldas no alcanzó la estratosfera. La historia de Trivium desde entonces ha sido accidentada, y nunca volvió a capturar por completo ese ímpetu, debido a un extraño paso en falso en su catálogo grabado, y corre el riesgo de no dar los mejores resultados que esperaban. Hoy nos sentamos con Matt mientras se toma un tiempo fuera de su devota comunidad en línea para recordar cómo llegó aquí, qué habría hecho de manera diferente y por qué siempre alzará la bandera del metal, incluso si algunas bandas no lo hacen.

Creciste en Florida pero naciste en Japón y tienes una madre japonesa. ¿Qué impacto tuvo eso en ti al crecer en Estados Unidos?

“Al principio no entendía que yo era de otro lugar. Recuerdo a todos [en la escuela] hablando sobre lo que habían desayunado, alguien me preguntó y yo dije: ‘Lo que siempre como: arroz y salmón.’ Y todos me miraron como, ‘¿Qué diablos? Eso no es normal. Comimos cereal.’ En ese momento me di cuenta de que había estado haciendo algo diferente, que la norma de una cultura es algo diferente en otro lugar, así que quería averiguar cuáles eran las normas de otras personas. Cuando comenzamos a ir de gira por el mundo, quería ver cuál era el arroz y el salmón de otras personas, cuál era el desayuno de cada país, cómo crecieron…

“Ese es el lado positivo, pero al crecer te enfrentas al racismo y lo enfrenté bastante de gira cuando comenzamos. A la gente a la que no le gustaba la banda les oía gritar insultos racistas asiáticos o me hacían la seña de los ojos asiáticos y me mentaban la madre. Esto fue en los primeros días cuando nos dimos cuenta de que esta división existe – y la vemos ahora más que nunca. Vemos personas que creen que las personas son diferentes, que porque eres de otro lugar eso significa algo, o si algo malo está sucediendo en ese país, significa que eres responsable.”

¿Qué lecciones de moral y de vida te inculcaron al crecer rodeado de la cultura japonesa?

“Siempre me he considerado mitad japonés y mitad marine. Mi papá es un marine, mi mamá es japonesa, y aunque ser un marine no es exactamente una cultura, es un estilo de vida que inculca algo en la vida de las personas. Esas dos culturas son dos de las cosas más reglamentadas y disciplinadas que podrías tener como respaldo. A mi papá le gustaba que las cosas fueran reglamentadas y basadas en instrucciones, pero también me apoyó increíblemente tan pronto como encontré lo que quería hacer en la vida. Tan pronto como dije, ‘Quiero estar en una banda que le vaya bien y toque shows en todo el mundo,’ él estuvo de acuerdo. Y definitivamente incorporo cosas en mi vida que tienen una forma japonesa de ver las cosas, por ejemplo, la forma en que practico la guitarra o la voz: practico para la perfección, sabiendo que la perfección no es posible. Con el canto, trabajo para ser tan bueno como Freddie Mercury, sabiendo que nunca seré tan bueno como él. Sé que suena un poco triste al final, pero está destinado a ser una fuente positiva que me permite continuar. Ese uróboros donde la perfección y la imperfección tienen que vivir armoniosamente, y creo que eso tiene que venir de la cultura japonesa.”

Creciste en Florida y te uniste a Trivium a los 13 años. ¿Conocías la herencia del death metal del estado?

“La escena del death metal fue '92/93-'97/98, y no me metí en el metal hasta 1999, así que me lo perdí, pero más tarde, cuando me metí en el metal extremo, retrocedí. Llegué tarde a entrar en todo, pero me aseguré de que cuando me metiera en algo volvería a las raíces de dónde venía, y eso es lo que siempre imploro a nuestros fans que hagan. Vestimos camisetas de bandas que son nuestras influencias, pero también las que son contemporáneas porque se trata de mantener vivo lo nuevo y al mismo tiempo educar a la gente sobre su procedencia.

“Una de las mayores influencias del death metal en Ascendancy de la que no se habla lo suficiente es Martyr, una banda francocanadiense de tech-death/jazz, que estaba súper influenciada por bandas de Florida como Atheist y Cynic, pero no se parecía a nada que yo había oído antes. La gente necesita checar Warp Zone de Martyr. El otro disco que fue grande para nosotros en Ascendancy fue Sound Of Perseverance de Death. Death estaban a unos 10 minutos de donde crecí. Tocamos en una recaudación de fondos para Chuck cuando estaba en el hospital con un tumor cerebral; tocamos cuando yo tenía unos 13 años. Death fue la mayor influencia para nosotros de esas bandas de Florida.”

Trivium 2005 press shot

Ascendancy celebró su 15º aniversario este año. ¿Qué se siente al mirar hacia atrás en ese disco ahora?

“Cuando escribimos Ascendancy no teníamos fans, no teníamos seguidores. Tocamos localmente y vendimos un par de camisetas a un amigo de una tía o un compañero de la escuela secundaria, no era como lo que tenemos hoy. Simplemente hicimos la música que amamos basándonos en nuestras vastas influencias. Acabo de hablar del death metal, pero Ascendancy fue influenciado por los grandes del metal clásico, el death metal melódico, el black metal, el metalcore, el hardcore... Me gustaban bandas como My Chemical Romance y Dashboard Confessional, y mezclar esas cosas con todo lo demás que estaba pasando es lo que hizo ese sonido Trivium. Permitimos que todo estuviera allí – desde lo simple y melódico como Dying In Your Arms hasta lo brutal y rápido como Declaration. Pero queríamos hacer la música que queríamos hacer. Todo lo que hacemos que se siente más Trivium es lo que hacemos solo con nosotros cuatro: nos metemos en una habitación juntos, me aseguro de poder tocarlo y cantarlo, lo sabemos por memoria muscular y ensayamos muchísimo antes de grabemos algo. Eso es lo que hicimos en Ember To Inferno (2003), Ascendancy (2005), Shogun (2008), In Waves (2011), The Sin And The Sentence (2017) y What The Dead Men Say (2020). Esos fueron los seis en los que no dejamos entrar a nadie, éramos sólo nosotros cuatro antes de permitir la entrada a un productor.”

Eras sólo un adolescente cuando encontraste el éxito mundial. Eso debe haber sido una locura.

“Miro hacia atrás ahora y desearía haberme dado un minuto y haber mirado un poco alrededor. No es que no lo disfrutara, pero desearía haberme detenido un momento y permitirme sentarme y mirar a mi alrededor. Estábamos tan en el medio y haciéndolo que no tuvimos tiempo para detenernos, especialmente con el set del Download [en 2005]. Me desperté entre 30 y 40 minutos antes del set, todavía tenía resaca, mi voz sonaba como mierda, realmente no me calenté, no cambié mis cuerdas, pusimos en el escenario nuestro telón de fondo del tamaño de una estampilla… No estábamos listos para ese show, pero por alguna razón cuando subimos al escenario todo funcionó. Por la razón que sea, pudimos tirar de ese último hilo que estaba en nuestros cuerpos. Cuando me estaba alejando fue cuando me di cuenta de que teníamos que ser más serios.

“Recuerdo la vez que hicimos las noches dobles con entradas agotadas en el Astoria y nos presentaron los discos de oro en el escenario, y eso es una locura, eso no le pasa a bandas como nosotros – no nos ha pasado desde entonces. Recuerdo que subí al vestuario después y los cuatro estábamos en una pelea de gritos entre nosotros, no entraré en el por qué, pero demostró que una parte de la banda estaba lista para pasar al siguiente nivel y una parte no lo estaba. No voy a culpar de eso a ninguno de nosotros, pero no estábamos listos para lo que tenía que ser.”

Entonces, ¿por qué decidieron hacer The Crusade a continuación?

“Fue mi decisión rebelarme contra todo lo que acabamos de hacer. Miré a Ascendancy y pensé que habíamos hecho todo bien. ¿Podemos hacer todo bien de nuevo? No lo sé. Y miré a mi alrededor y pensé que todo mundo estaba gritando y cantando, todo mundo estaba haciendo solos y breakdowns, y todo mundo tenía un montón de doble bombo – así que hagamos lo contrario. Hagamos un disco que suene como si fuera de los ‘80, que sea realmente thrash, voy a cantar por completo, sin breakdowns, volver a la afinación estándar.

“He pensado en lo que hubiera sucedido si hiciéramos Ascendancy Parte 2 en su lugar, y el Reino Unido y los EE. UU. hubieran estado felices, pero no sé si el resto del mundo lo habría recibido de la manera en que lo hizo. Sé que no estaríamos exactamente donde estamos ahora, y donde estamos ahora es un lugar donde podemos probar algo diferente en cada disco. Si bien Sin y Dead Men no son diferencias drásticas entre sí, es la misma idea de permitir que todo suceda. No creo que hubiéramos hecho un disco como Shogun, Sin o Dead Men si no hubiéramos hecho The Crusade. Y en el momento de The Crusade, los gritos comenzaban a sentirse bastante terribles; debería haber aprendido a gritar como puedo ahora y sin doler. Sentía como si mi garganta estuviera sangrando en cada show.

“Todo lo que haces en la vida te lleva a donde estás ahora y necesitas cada fracaso y cada éxito, pero Ascendancy fue un punto muy interesante. Fue la primera y única vez en nuestra carrera en la que Trivium ganaba premios, obtenía portadas de revistas, artículos: éramos una banda de la que hablaba la prensa. Esa fue la única vez en nuestra carrera que sucedió, y el único lugar donde realmente sucedió fue el Reino Unido, por eso lo amamos tanto. Pero ha sido una relación interesante en esa transición de Ascendancy a The Crusade, esa transición de ‘Serás la próxima banda más grande del mundo’ a ‘Eres la peor banda del mundo.’ Esa fue una importante lección de vida para que la aprendiera un joven de 19 años.”

Trivium fue parte de un gran auge del metal en ese momento, incluidos Killswitch, Lamb Of God, Mastodon, Bullet For My Valentine…

“Sé que parece que estábamos con eso, pero nunca nos sentimos aceptados en una escena. Recuerdo que, aunque las cosas iban muy bien, empezamos a hacer giras con muchas de nuestras bandas favoritas en el mundo, y muchas de ellas no eran buenas con nosotros. Para ser una de mis bandas favoritas en el mundo, vi una reseña en vivo de su show, y el cantante dijo: ‘Saca esa camiseta de Trivium de aquí’ y eso me devastó. Recuerdo haber visto entrevistas con otras personas que decían cosas bastante desagradables sobre nosotros, y nunca nos habían conocido antes.

“Tuvimos giras en las que fuimos intimidados por técnicos; no solo se les dijo que cargaran el equipo tarde o temprano, estoy hablando de tener un muelle de carga como vestidor con seis botellas de agua solo porque tenían ganas de hacer eso. Ese tipo de mierda realmente estúpida, de la vieja escuela, que tal vez era una mentalidad de los 80/90. Fue extraño para nosotros y nunca entendimos realmente por qué. Simplemente teníamos metas altas, pero todos deberían tener metas altas. El objetivo de todos debería ser ser los mejores del mundo en lo que hacen. Creo que escuchar a un grupo de jóvenes de 17/18 años decir que vamos a ser la banda más grande del mundo tal vez no fue un buen augurio para otras bandas, así que fue difícil.

“Pero es por eso que cuando estamos de gira, llevamos a las bandas que creemos que son las mejores. Llevamos las bandas que queremos escuchar, que amamos, porque es algo genuino e inculca un futuro para las generaciones futuras. Cuando a una banda le va bien en el mundo de la música pesada, a todas las bandas les va bien.”

¿Qué importancia tiene para ti, personalmente, mantenerse al día de lo que está sucediendo en este momento?

“Es importante, pero tiene que ser genuino. He visto a tantos artistas crecer en esto que tendrán dos actitudes: una es, ‘No he escuchado nada desde 1987’, que he visto mucho, y también he visto gente contemporánea diciendo, ‘No escucho música pesada. No hay nada único que salga de la escena pesada.’ Lo cual es una absoluta tontería. Solo hablando del Reino Unido, el hecho de que Architects tocara para 10,000 personas en Londres es tan bueno para la música pesada, y eso significa que todos pueden hacerlo mejor, porque son una banda increíblemente única. Están haciendo metal moderno/hardcore exactamente de la forma en que quieren hacerlo, construyendo su carrera por su propia cuenta, y para ellos tocar para 10,000 personas en Londres significa que todas las bandas pesadas pueden hacerlo mejor. Me encanta ver eso y me hace sentir tan bien.

“Se siente bien traer a nuestras bandas favoritas. Esa última gira en el Reino Unido – Trivium, Code Orange, Venom Prison, Power Trip – es una de las alineaciones más geniales en las que he estado involucrado, y fue tan simple como, '¿Qué bandas amamos?' Y es la responsabilidad de las bandas más grandes que nosotros hacer esto, porque hay bandas más grandes que nosotros que siguen llevando las mismas bandas todo el tiempo, porque son ‘venta de boletos asegurada.’ Lo cual está bien, pero hay más bandas que necesitan esa oportunidad, que merecen esa oportunidad, y no puedes optar por un ‘éxito probado’ frente a lo que realmente te gusta. Si sacas a relucir estas bandas que realmente te gustan, a tus fans también les van a gustar y les dará una oportunidad de crecer.”

¿Te preocupa el estado del metal en este momento o crees que está en un buen lugar?

“Está en un gran lugar: ¡el hecho de que Amon Amarth toque en estadios en Europa! La primera vez que toqué con Amon Amarth, y soy fan de ellos desde 2000, fue en la gira con Children Of Bodom por América del Norte. Bodom fue cabeza de cartel, Trivium apoyo directo, y Amon Amarth abriendo, y ahora están teniendo miles de personas por noche en Estados Unidos, 10,000 personas por noche en Alemania. Al metal le está yendo muy bien y al metalcore le está yendo muy bien, y las líneas están muy borrosas, lo cual estoy muy feliz de ver. La idea de que las bandas de metal no vayan de gira con bandas de hardcore se ha ido, hasta cierto punto.

“Hemos hecho muchos festivales y giras en los que somos la única banda de metal, y eso me encanta. A la gente le debería gustar todo. No somos la banda más grande del mundo, pero tenemos una plataforma, y considero que es mi responsabilidad ayudar a sacar todo lo que pueda para que siempre haya buena música que supere a la música que no me gusta o que supere a la música que no es del corazón ni hecha por seres humanos. Hay muchos compositores que escriben en el rock y eso no está bien, el rock debe ser hecho por la gente de la banda, no por escritores fantasmas o equipos de compositores, o que te lo envían desde alguna ciudad de compositores. No debería ser así, y eso es algo que no se ve en el metal o el metalcore o el death metal melódico.”

¿Qué le queda a Trivium por lograr?

“Sólo seguir haciendo lo que nos encanta hacer. Nos sentimos más cómodos y confiados que nunca. No siento que estemos en un lugar en el que debamos hacer algo más que lo que se siente natural. Por primera vez en nuestra carrera, de Sin a Dead Men, no hay giro de 180º, ni paso lateral, no hay curva, sino hay una evolución de lo que mostramos con los discos anteriores. Antes de eso, cada disco era algo completamente diferente al siguiente. Será interesante ver cómo va con este disco. Mi único objetivo en la vida era ser una banda de metal que toque arenas – no estamos allí, no sé si alguna vez llegaremos allí, pero si lo hacemos, entonces genial, y si no, entonces está bien. Si nos quedamos en este lugar para siempre o nos hacemos más pequeños, más grandes, todo lo que sé es que tengo que hacer un trabajo en el que toco canciones que compuse para las personas que lo aman y estoy muy feliz por eso.”

En más noticias, Trivium recientemente anunció una gira por el Reino Unido para noviembre de 2021 en adición al tour por Europa que ya habían anunciado:


Pueden escuchar “Dear Anxiety”, el primer single de la colaboración entre Matt Heafy y Jared Dines a continuación. El EP completo pueden encontrarlo aquí.

May 01, 2020
Published in NOTICIAS

Source: Meet: Trivium’s Alex Bent Interview – What The Dead Men Say

Con el lanzamiento de "What The Dead Men Say", posiblemente su mejor álbum hasta la fecha, Backseat Mafia quiso saber más sobre lo que estaba sucediendo en el campamento Trivium y se acercaron al hombre de las baquetas, Alex Bent, para que les contara más sobre el álbum, los planes futuros y lo que está sucediendo en el campamento de Trivium en la rareza que es el cierre de emergencia mundial, o como le dice la mayoría, la cuarentena por el COVID-19.

Tiempos difíciles, ¿cómo ha afectado esta crisis a Trivium? ¿Todo seguro y bien? ¿Algún mensaje para tus fans?

Desafortunadamente tuvimos que cancelar y/o reprogramar las fechas de la gira por Asia que se suponía que debíamos hacer a mediados de marzo. Aparte de eso, el nuevo álbum nos ha mantenido a todos bastante ocupados. Realizamos eventos virtuales para la semana de lanzamiento que realmente nos han ayudado a mantenernos en contacto con los fans y a difundir algo de positividad durante estos tiempos difíciles. Todos estamos seguros y utilizamos el distanciamiento social para protegernos a nosotros mismos y a nuestras familias. Espero que todos los fans estén bien y se mantengan a salvo. Si pudiera dar algún consejo, sería que pasen tiempo con sus seres queridos en su hogar, que llamen y chequen que estén bien quienes no viven ahí, ¡y que encuentren cosas que hacer que los hagan felices y los mantengan ocupados!

Cuéntanos más en tus propias palabras sobre "What The Dead Men Say "?

"What The Dead Men" Say es un álbum realmente especial para mí. Pude ser parte del proceso desde el principio hasta el final, y es increíble ver todo cobrar vida después de todo el trabajo duro realizado. Este álbum tiene tantos elementos diferentes, áreas donde la banda realmente no había entrado antes. Hubo algunas partes progresivas, y también algunas partes realmente rápidas y técnicas. Es el equilibrio perfecto entre pesado y pegadizo. Grabamos el álbum en noviembre de 2019 en Studio 606, que pertenece a Dave Grohl y los Foo Fighters. Fue una experiencia increíble y me inspiró muchísimo el simplemente estar en el edificio rodeado de tanta historia musical. Trabajamos con Josh Wilbur nuevamente para este álbum y no puedo decir lo suficiente qué tan perfecta es la química entre él y la banda. Hace que el proceso sea muy divertido. De principio a fin, es un ambiente positivo y feliz que me quita mucho estrés para grabar.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Alex Bent (@alexbentdrums) on

¿Cómo trabaja Trivium en el estudio? ¿Primero hacen demos y luego trabajan juntos / individualmente? ¿En qué orden suelen hacerse las cosas?

Como todos vivimos en extremos opuestos del país, Paolo y yo volamos a Florida para trabajar en los demos. Esta vez, yo, Paolo y Josh Wilbur volamos a Full Sail en Orlando e hicimos la preproducción. Todas las guitarras/bajos y voces fueron hechas durante la sesión de Full Sail, y luego, unas semanas más tarde, la banda (con excepción de Matt) fue al Studio 606 en California para grabar la batería. Por lo general, la batería se hace primero, pero Josh quiso hacer la batería al final, ya que de esa manera podríamos hacer cambios si quisiéramos.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Alex Bent (@alexbentdrums) on

¿Ese proceso de grabación se ha desarrollado con el tiempo?

Creo que de alguna manera sí. En The Sin and the Sentence, primero grabamos la batería. Naturalmente, creo que esta vez todos estaban súper cómodos. Se sintió como si hubiéramos retomado justo donde lo dejamos. Creo que sólo tomó alrededor de dos semanas grabar todo el álbum.

¿Y la composición? ¿Se hace algo de eso en el estudio? ¿En colaboración?

La composición generalmente se realiza por separado en su mayor parte. Los chicos se envían riffs entre ellos y comienzan a construirlos de esa manera. Luego, Paolo y yo volamos a Florida y llegamos a la sala de ensayo con Corey y Matt, donde nos sentamos y nos ponemos a unir juntos todas las cosas. En el estudio, Josh es realmente bueno para ayudar a hacer cambios menores en la estructura que ayuda a que las canciones fluyan mejor, o para hacer destacar las pequeñas cosas.

¿Cómo ves el álbum? ¿Crees que es uno de tus mejores? ¿Dice mucho sobre la evolución de Trivium?

Este álbum es sin duda uno de mis favoritos. He grabado muchos álbumes y siento que con cada álbum que grabo, mi forma de tocar evoluciona y madura. Éste fue muy divertido para mí porque pude utilizar diferentes estilos que me encantan, como las partes latinas en "Sickness Unto You". Soy mitad puertorriqueño y llegar a traer esa sensación latina fue realmente especial para mí. La batería y el prog latino, además de la batería técnica del death metal, muestran otro lado de Trivium que la gente aún no ha experimentado. Trivium continúa evolucionando y me emociona mucho el futuro.

¿Qué te mantiene tan creativo después de todos estos años? ¿Se ha vuelto más fácil?

Realmente no he cambiado mis rutinas cuando se trata de estudiar y aprender. Hago lo mismo ahora que cuando empecé a tocar la batería a los 11 años. Lo más importante para mí es exactamente eso, nunca dejar de aprender. Estoy constantemente buscando a mis bateristas y músicos favoritos en YouTube u otras plataformas y trato de digerir lo que están haciendo. Obtener inspiración de otros músicos es lo que me ayuda a mantenerme creativo.

¿Qué es lo mejor de estar en Trivium?

Estar en la banda es una gran experiencia en general. Todos nos llevamos muy bien. Cuando estamos de gira, desayunamos y cenamos juntos todos los días, incluso en nuestros días libres. Tenemos mensajes de texto grupales que van todo el día. Realmente se siente como una familia, incluso las personas que no están en la banda, pero que trabajan estrechamente con nosotros. Nada mejor que hacer lo que amas para vivir y disfrutarlo gracias a las personas de las que estás rodeado. También nos da a mi esposa Christina y a mí la oportunidad de ver el mundo juntos. Nos sentimos muy afortunados y agradecidos.

 
 
 
View this post on Instagram

A post shared by Alex Bent (@alexbentdrums) on

¿Has logrado lo que te propusiste hacer?

He logrado la mayor parte, pero soy el tipo de persona que siempre está pendiente de lo siguiente. Puede parecer cliché, pero nunca quiero dejar de ser la mejor versión de mí mismo. Sé que soy capaz de hacer mucho más con mi vida y nunca dejaré de intentar alcanzar la cima.

¿Cuáles son tus planes para el futuro previsible – luego de que termine este cierre de emergencia?

¡Solamente quiero hacer una gira! Estoy listo para volver al camino y mostrarles a todos el nuevo álbum en el que hemos estado trabajando tan duro. Realmente no puedo esperar a tocarlo frente a las multitudes. ¡Por ahora, pasaré mi tiempo transmitiendo en Twitch y manteniéndome ocupado con lecciones de batería! 

Abr 04, 2020
Published in NOTICIAS

Source: METAL HAMMER MAGAZINE MAY 2020 - ISSUE 334

Pueden encontrar las imágenes de la edición digital de la revista al final de la traducción al español. Por favor den credito a Trivium México si deciden compartirlas en algún lado. Gracias. / Images of the magazine located at the end of the Spanish translation of the article. Please give us credit if you share these elsewhere. Thank you.

TODAVÍA NO ESTÁN MUERTOS

En Trivium ya están cansados de cometer errores. Mientras lanzan uno de los mejores álbumes de su carrera, descubrimos cómo recuperaron su encanto.

Texto: Stephen Hill | Traducción: Viry Abernethy

“Tengo una teoría, así que escúchenme: Trivium es como el Jon Snow del metal,” dice el líder Matt Heafy, mientras se sienta y considera el lugar de su banda en el mundo. “¿Sabes?, fuimos propuestos para ser los reyes durante Ascendancy, y eso no ha sucedido realmente por un montón de razones, pero siento que la historia no ha terminado y la puerta se ha abierto nuevamente para nosotros. ¡Estamos de regreso y estamos aquí para agarrar la corona!”

Si esas palabras hubieran salido de la boca de Matt hace cuatro años, entonces asumirías que estaba sufriendo una alucinación poco característica, porque es justo decir que los años que siguieron al 2010 no fueron de acuerdo con el plan para su banda. Comenzaron bastante bien, ya que In Waves de 2011 fue lanzado a una cálida recepción, dejando a la banda en una excelente posición para capitalizar algo de buena voluntad. Pero los siguientes dos discos: Vengeance Falls, producido por David Draiman en 2013, y el siguiente en el 2015, Silence In The Snow, con temáticas de power metal fueron frustrantemente irregulares y desiguales. Fue particularmente desalentador para los fans, ya que esta era la segunda vez que Trivium había dejado escapar el impulso en su carrera. En 2006, The Crusade casi descarriló toda la emoción que rodeó su álbum revelación, Ascendancy.

“Hemos tomado muchas decisiones cuestionables y malas elecciones a lo largo de los años”, suspira Matt. “Y tengo que asumir la responsabilidad de muchas de ellas. No siempre me apoyé a mí mismo ni a mi banda; pasé mucho tiempo dudando.”

Volver una vez, como lo hicieron al seguir The Crusade con el excelente Shogun de 2008, es impresionante. Hacerlo dos veces es prácticamente inaudito, pero es un truco que Trivium logró. A fines de 2017, con pocas fanfarrias o expectativas, lanzaron la que posiblemente sea su obra maestra: The Sin And The Sentence. La describimos como Trivium "absorbiendo todo su pasado y mejorándolo." Los fanáticos y los críticos lo adularon de una manera en que no lo habían hecho desde aquellos primeros días de emoción con Ascendancy. Trivium de repente volvió a ser el nombre en boca de todos, y se dirigieron a una gira que incluyó un paso por el Reino Unido, patrocinada por Hammer con Code Orange, Power Trip y Venom Prison. Culminó con la mejor actuación de su carrera con un Brixton Academy totalmente vendido y alocado, y un escenario principal pre-Slipknot en el festival Download del año pasado, que finalmente los liberó de los grilletes de ese famoso y tempranero show del 2005.

“Qué día fue ese,” sonríe Matt. “No podía creer lo que estaba pasando entonces. El Reino Unido siempre ha sido especial para nosotros, pero cuando la gente cantaba las canciones de Sin… más fuerte que las canciones de Ascendancy… No podía creerlo". ¡Betrayer tuvo una mejor reacción que Pull Harder On The Strings Of Your Martyr! ¡¿Cómo sucedió eso?!”

Entonces, todo está preparado para que Trivium conquiste… otra vez. Pero según la experiencia previa, es humano cuestionar si habrá un final feliz. Seguramente Matt sabe que no hay más espacio para errores. “Por supuesto, es algo de lo que hemos hablado mucho en la banda,” asiente. “Lo pienso y me pregunto, ¿qué habría pasado si hubiésemos hecho Ascendancy Parte 2? ¿Dónde estaríamos ahora? Pero ya no quiero ser el próximo Metallica, solo quiero ser el primer Trivium. Creo que hemos corregido esos errores ahora.”

El Matt Heafy de hoy es mucho más confidente y seguro de sí mismo que con el que hablamos durante los días de Silence In The Snow. En aquel entonces, parecía vacilante y casi se disculpaba por los pasos en falso que su banda había tomado, sus problemas vocales que lo dejaron incapaz de cantar como quería y, por lo tanto, incapaz de expresarse de la manera que anhelaba. Hoy habla con entusiasmo, pasión y, lo más importante, con una creencia inquebrantable sobre el nuevo álbum de Trivium.

“Creo que finalmente hemos encontrado una manera de hacer que esta banda funcione,” dice. “¡Hacemos nuestra mejor música, la más furiosa, la más pesada y dura cuando todos estamos realmente felices! Sé que suena como un oxímoron, pero es cierto. Pasamos años y años tomando los consejos de todos los demás y haciendo intentos calculados para intentar hacer algo con nuestros discos, y ahora solamente entramos en una habitación, sólo nosotros cuatro, y hacemos la música que nos hace felices a todos.”

El resultado es el noveno álbum de Trivium, What The Dead Men Say. Nos complace decir que, finalmente, Trivium ha cumplido cuando más necesitaba hacerlo. Está lleno de riffs retorcidos y rítmicamente desafiantes a partir de los cuales han construido una carrera, algunos sólidos y poderosos coros, y está imbuido con un toque de las inclinaciones más progresivas de Shogun. Es otro álbum tan intenso, y es tentador preguntarse por qué les ha llevado tanto tiempo "dar en el clavo"…

“Quién sabe,” se ríe Matt. “Pero ha sucedido ahora. Algunas bandas simplemente necesitan tomarse su tiempo y hacer las cosas a su propio ritmo. Siento que soy un mejor guitarrista ahora. Digo, ahora practico mucho más que antes, porque ahora tengo dos trabajos…”

Incluso dejando los avances realizados por su banda fuera de la ecuación, los últimos años han sido interesantes para Matt Heafy. Él ha forjado otro nicho, como streamer prolífico en la plataforma de juegos en línea Twitch, desarrollando una gran base de fans, algunos de los cuales ni siquiera sabían de su carrera como líder del metal. Se transmite a sí mismo jugando y realizando covers y versiones reelaboradas de canciones de Trivium.

“Ahora toco la guitarra durante unas seis horas todos los días en línea,” dice. “Agudizó mis habilidades en un lugar donde nunca las había tenido con anterioridad. Esa memoria muscular es realmente importante, y la tenemos ahora – eso es una religión y una disciplina para nosotros. ¡Significa que entramos y grabamos el álbum en 16 días! Lo de Twitch me hace ganar dinero para mi familia, pero me gusta estar conectado con la gente, interactuar con la gente y ver qué los emociona e inspira.”

La familia a la que Matt está manteniendo ha crecido. A fines de 2018, dio la bienvenida a gemelos al mundo y dice que lo hicieron sentir completo por primera vez. “Solía sentarme con mi esposa en casa y pensábamos que todo estaba bastante bien, pero siempre parecía que faltaba algo,” sonríe con orgullo. “Con estos dos, nunca volveremos a sentir eso. Es una de las cosas más sorprendentes y desafiantes, una fuente constante de impulso e inspiración. La vida se siente bien, y sé que todo lo que hago es por ellos.”

Ahora motivado por el bienestar de sus hijos, es poco probable que las influencias externas desempeñen un papel en el descarrilamiento de la banda nuevamente. “Absolutamente, creo que mis hijos han jugado un papel importante en este disco,” asiente. “Fue un momento muy loco para mí cuando nacieron. Tuve que dejar nuestra gira más grande por Estados Unidos y ver a alguien más cantar mis canciones en la transmisión de esos shows, para estar allí para sus nacimientos, que fueron largos y complejos. Y luego, 10 días después, tuvimos que sacrificar a nuestra perrita de 10 años. Ella fue nuestro bebé hasta ese momento y se fue, y luego tienes que aprender a ser padre mientras lo haces… Fue un momento muy difícil, pero vaya que pone todo en perspectiva, porque tenía miedo de tener hijos.”

Como músico de gira, esos temores se habían acumulado en Matt desde una edad temprana. “Recuerdo que me senté en un camerino en una de nuestras primeras giras,” dice. “Y alguien de una banda mucho más vieja me dijo: '¡Tener hijos fue lo peor que he hecho!’ Luego explicó cómo el estilo de vida de gira te afecta y cómo es imposible ser una presencia real en sus vidas. Y eso permaneció conmigo como un chico joven e impresionable, pero a medida que pasaron los años y nuestras vidas fue algo que realmente sentimos que teníamos que hacer. Creo que si hay algo dentro de ti que sientes que necesitas hacer, incluso si te provoca miedo, no debes ignorarlo.”

A pesar de su vida personal alocada, se puede confiar en que Matt profundizará en el underground del metal y representará a bandas más pequeñas, más jóvenes y nuevas. Es para su crédito que todavía parece tan apasionado por el metal durante todos estos años.

“Eso es muy importante para mí,” responde. “No puedo entender a estas bandas que dicen que no han escuchado nada nuevo desde 1987, o que nada bueno ha salido desde ese entonces. Las personas están demasiado consumidas consigo mismas en nuestra sociedad. Saquen el metal por el momento; hay algo grandioso en cultivar una comunidad y tener experiencias compartidas. Una cosa que me encanta hacer es comer juntos. Cuando estamos de gira, siempre tenemos una comida comunitaria – la banda, el equipo, todos – y esa es una gran experiencia compartida. Quiero una escena del metal que comparta y se apoye mutuamente, porque solo vamos a llegar al lugar donde queremos estar como comunidad si todos vamos juntos. Me gusta mucha música diferente, pero solo tengo un verdadero amor profundo, y ese es el metal, y quiero que sea lo más fuerte posible.”

Está claro que Matt se está deleitando con su nuevo papel como "embajador". Es una posición que los que lo odian nunca podrían haber imaginado para el adolescente engreído al que nos presentaron a principios de los años 2000. Pero le queda perfectamente, algo que se forjó cuando le preguntamos si se siente seguro sobre el lugar de Trivium en el mundo del metal ahora.

“Oh, al 100%,” responde. “Puede que no estemos tocando arenas, o hayamos conseguido los logros que nos propusieron en los primeros días, pero, para mí, The Sin And The Sentence realmente eliminó todos los 'pecados' del pasado. Ahora estamos en un lugar donde estamos felices, somos una unidad genuina y sabemos cómo hacer que esta banda funcione. ¡Jon Snow ha vuelto, nenes!”

Créalo con confianza: no nos van a decepcionar de nuevo. Trivium finalmente están listos para usar la corona.

LOS MUERTOS CUENTAN CUENTOS

Cómo Trivium y otros músicos pesados se han inspirado en el legendario autor Philip K. Dick

What The Dead Men Say toma su nombre de una novela del influyente y prolífico escritor de ciencia ficción Philip K. Dick, que se publicó en 1964. La historia gira en torno a un prominente hombre de negocios que comienza a transmitir sus pensamientos desde el más allá, bloqueando redes de televisión y radio en el proceso.

“Realmente fue idea y concepto de Paolo [Gregoletto, bajista],” Matt nos dice. De hecho, él ha ayudado con escribir letras desde el último álbum y de éste. Es un tipo muy bien leído y articulado, aporta una gran cantidad de referencias literarias a la mesa, y ha sido genial para mí, ya que puedo acercarme a las canciones casi en personaje, lo cual es una nueva disciplina para mí. Philip K. Dick fue claramente un genio, y hay una gran cantidad de material para extraer de su trabajo.”

Aquí hay algunos álbumes más que fueron inspirados por el gran hombre.

TUBEWAY ARMY
Replicas (1979)

El segundo y último álbum de la banda proto-industrial/new wave de Gary Numan está inspirado en el trabajo más conocido de Dick, la novela Do Androids Dream Of Electric Sheep?, que fue adaptada para la pantalla como Blade Runner. Lejos de "subirse al tren", Gary sacó el disco en 1979, unos tres años antes que Blade Runner saliera, así que allí lo tienen. También generó el gran hit, Are 'Friends' Electric?  Buen trabajo, amigo robot.

SONIC YOUTH
Sister (1987)

Los punks del arte de Nueva York son una de las bandas más veneradas en la historia de la música alternativa, y por una buena razón. Su cuarto álbum de estudio, Sister de 1987, está lleno del tipo de punk desafiante y de ruido ambiental que ayudaría a dar forma al movimiento grunge. El título se refiere a la hermana gemela de Philip K. Dick, quien falleció poco después de su nacimiento, y cuya muerte se dice que lo había perseguido durante toda su vida.

CLUTCH
Psychic Warfare (2015)

Neil Fallon de Clutch es uno de los narradores de historias más únicos del metal, por lo que no es de extrañarse que sea fanático de Philip K. Dick – algo que admitió en la preparación del undécimo álbum de estudio de su banda, Psychic Warfare: “Su filosofía general y sus preguntas siempre han surgido en mis letras, porque comparto un interés en eso. En Earth Rocker [2013], Crucial Velocity fue definitivamente una canción de Philip K. Dick para mí. En este disco, X-Ray Visions ciertamente lo es.”

WHAT THE DEAD MEN SAY sale el 24 de abril, a través de Roadrunner.

Mar 30, 2020
Published in NOTICIAS

Trivium’s Matt Heafy Details New Album And How Twitch Has Changed His Career

Por Quentin Singer (Forbes) – Traducción Viry Abernethy

Trivium, de lo mejor de Orlando, Florida, ha sido un nombre familiar en el género del metal desde su álbum revelación, Ascendancy (2005).  El pasado 15 de marzo, ese disco estaba celebrando su decimoquinto aniversario, y en verdadera celebración, el vocalista y guitarrista de Trivium, Matt Heafy, honró el disco con tocar el álbum completo en vivo en su canal de Twitch, Kiichichaos. Tocar álbumes completos es una de las muchas actividades que se presentan en el canal en crecimiento de Matt, que cuenta con una audiencia total de 3,6 millones de visitas y un recuento de más de seis mil suscriptores.

Diariamente, Matt transmite todo lo que va desde videojuegos, clínicas de guitarra, a canciones de Trivium y covers acústicos de otras bandas, todo mientras está fuera de la gira y esperando el próximo ciclo de gira de álbumes de Trivium. Y para el músico profesional de gira, Twitch está demostrando ser un fenómeno financiero. Es fascinante ver que esta convención moderna no solo proporciona un segundo apoyo financiero, sino que al mismo tiempo inspira la marca de un artista, específicamente para una banda de metal como Trivium.

Tras el lanzamiento de su disco del 2017 nominado al Grammy, The Sin And The Sentence, Trivium se está preparando para lo que podría ser su disco más ambicioso hasta la fecha, What The Dead Men Say.

Desde su último álbum, la carrera de Twitch de Matt aparentemente ha despegado, y aunque está hecha y orientada a los fans de Trivium, seguramente ha reforzado la conexión que tiene con la base de fans de Trivium.

Dicho esto, este noveno álbum podría ver a Trivium en un cataclismo similar al de Ascendancy, llevándolos de "relevante" a "estar en la cima" en la escena del metal.  También a favor de esto, What The Dead Men Say es el primer álbum de Trivium que tiene una temática sonora a su predecesor, y resulta ser su primer álbum con un mismo baterista en mucho tiempo.

Mientras su noveno álbum espera su lanzamiento el 24 de abril, será realmente interesante ver dónde se encuentra este material entre toda su discografía, pero más importante será ver cómo eleva a Trivium tanto sonora como fiscalmente. Compartiendo más sobre el asunto, el propio Matt Heafy de Trivium habla de todo sobre Dead Men y su creciente canal Twitch.

El primer sencillo de Trivium,Catastrophist, ya ha acumulado más de un millón de streams desde su lanzamiento.  ¿Qué impulsó esta canción líricamente, así como la dirección del video musical?

Para este disco, queríamos asegurarnos de que cada cosa tuviera la debida atención que merecía. Con Trivium, siempre hemos tratado de poner el mismo énfasis que una banda pondría en su música, en las letras, los aspectos visuales, los videos musicales, las fotos de la banda, la mercancía, literalmente todo lo que podríamos lograr y eso serían cosas de Trivium. Con éste, realmente sentimos que teníamos que llevarlo a otro nivel, y para ver cómo podríamos llevarlo a un lugar diferente, miramos a través de toda nuestra historia al ver lo que habíamos sentido que habíamos hecho bien.

La época en que sentí que realmente "dimos en el clavo" con los videos musicales fue en el disco de In Waves (2011).  Lo que hicimos en el disco de In Waves fue hacer estas mini películas, y las hicimos opuesto a lo que era el video musical ideal, que fue no tener a la banda tocando música. Antes de In Waves, realmente no habíamos atinado respecto al ángulo del video musical en nuestra propia forma única, y luego volvimos a los videos normales donde nos vemos tocando. Y con What The Dead Men Say sabíamos que queríamos recuperar los estilos cinematográficos, así que nos pusimos en contacto con este director llamado Ryan Mackfall, quien de hecho ha estado escuchando a nuestra banda desde aproximadamente el 2005. Nos vio en nuestro primer gran show en el Reino Unido en ese legendario Download festival, así que podríamos decir que creció con nuestra banda. Tomó las letras y las interpretó en lo que vio como las ideas para el video, y luego pasamos las ideas una y otra vez para entender qué es. Dicho esto, lo que queremos hacer con este disco es hacer y alentar a los oyentes a que presenten sus propias interpretaciones de lo que significa cada cosa.

Con respecto a las imágenes, ustedes siempre han tenido algunas de las portadas más singulares del metal. ¿Qué es exactamente la portada del álbum de What The Dead Men Say? ¿Cómo se les ocurre y deciden la portada de cada álbum?

Lo que realmente es la portada es que es una flor que está ligeramente en llamas, pero lo que me encanta de la imagen es que realmente no puedes darte cuenta de que es una flor – parece que podría ser vida marina o vida extraterrestre. Cuando descubrimos qué era, no estábamos seguros de si se estaba incendiando o si se le estaba apagando el fuego. Me gusta mucho y me encanta que todas las personas con las que he hablado tengan una representación tan diferente. Lo que realmente se reduce al arte es que la banda siempre se ha preocupado mucho por eso, pero nuestra directora de arte, que en realidad es mi esposa, Ashley [Heafy], se graduó del Instituto de Arte de Chicago, y siempre ha estado allí ayudando, prestando su ojo y dando su opinión para las cuestiones visuales.

Para Sin And The Sentence y What The Dead Men Say, ella realmente se ha encargado de convertirse en la directora de arte. Lo que hizo esta vez es que encontró artistas increíbles que sabía que ofrecerían algo en cada plataforma. Con Mike Dunn, el fotógrafo que tomó las fotos de la banda, Ashley notó que uno de los accesorios que tenía era esta flor en descomposición. Le mencionó a Mike si podía ampliar eso, e hizo mil pruebas de quizá unas cincuenta flores diferentes. Finalmente vimos esa y parecía que todos en la banda gravitaban hacia ella específicamente porque parecía la más extraña. El resto parecía flores, pero esta parecía tan extraña.

Entre otras cosas, con este disco oficialmente han roto la llamada "maldición de Spın̈al Tap", tienen un baterista que regresa para el nuevo álbum. ¿Cómo impactó esto en el proceso de escritura el tener a un baterista solidificado para dos álbumes seguidos?

Sí, finalmente lo hicimos, y sé que parece mucho, pero incluyendo a Alex [Bent] hemos tenido cuatro bateristas de estudio. Lo bueno es que cuando finalmente llevamos a Alex al redil del último disco [The Sin And The Sentence], no recibíamos las preguntas de "¿por qué hicieron esto?" Con los otros bateristas que teníamos, ellos tenían sus puntos fuertes, pero también estoy seguro de que podían admitir que también tenían sus puntos débiles. Hemos tenido bateristas que son excelentes para tocar de manera simplista, pero no pueden ser demasiado técnicos, y hemos tenido bateristas técnicos que no pueden ser simplistas.

Alex vive en ambos espacios y puede lograr todo lo demás. Si miras este disco, encontrarás una canción como Sickness Unto You, esa canción tiene un ritmo latino aproximadamente tres cuartos del camino justo antes del coro final. Es un ritmo latino que tiene blast beats antes y después de eso, ritmos de rock y metalcore también, por lo que para alguien que puede tocar absolutamente todo en uno, realmente ha desatado las riendas de nuestra banda. No sentimos que uno de nosotros no pueda lograr lo que necesitamos lograr.

En general, ¿cómo ves tu noveno álbum en relación con la variedad de sonidos y subgéneros que los fans han atribuido a Trivium en los últimos 20 años?

Siento que por primera vez en nuestra historia hemos tenido dos discos seguidos que no han tenido una diferencia drástica en el sonido. Eso siempre ha sido algo que nos ha gustado hacer, ya que nunca quisimos dar lo mismo dos veces. Ascendancy (2005) explotó en el Reino Unido y se convirtió en disco de oro, pero también fue el único momento y lugar en la carrera de Trivium donde hubo revistas y prensa que nos pusieron en sus portadas. Además de ese punto y tiempo, eso realmente nunca ha sucedido. Nunca ha habido un momento en el que hayamos sido una banda preferida por la prensa, o una banda que otras bandas defiendan. No digo eso porque me arda o algo por el estilo, pero eso es verdad.

Con Ascendancy en el Reino Unido, cuando ese disco funcionó muy bien, miré a mi alrededor y comencé a decir "hombre, hay algunas personas a las que no les gusta nuestra banda", así que quería mostrarles qué más podíamos hacer y mostrarles que somos una banda de metal. O sea, Ascendancy es metal, pero quería ir en contra de lo que acabábamos de hacer y rebelarnos contra nuestro propio sonido y hacer todo lo opuesto. Independientemente del ingrediente que fuera clave en Ascendancy, necesitábamos hacer lo contrario, así que eso fue The Crusade (2006). Y luego el Reino Unido pasó de decir que seríamos la próxima banda más grande del mundo a decir que éramos la peor banda del mundo, que estábamos acabados.

Así que lidiamos con eso por primera vez, y luego The Crusade repuntó en el resto de Europa. Así que siempre hemos tenido facciones de fans que dicen "Ascendancy es el mejor", "Shogun es el mejor" o "In Waves es el mejor", pero finalmente con The Sin And The Sentence (2017) los unimos a todos. Y lo que tienen en común The Sin And The Sentence y What The Dead Men Say es que tienen los ingredientes de lo mejor de todo lo que hemos hecho.

Además de tu carrera en Trivium, has profundizado en otros medios de comunicación y medios de entretenimiento, específicamente en Twitch. ¿Qué te llevó exactamente a seguir esta vía con la transmisión de videojuegos y contenido relacionado con música en Twitch?

Bueno, siempre me han gustado los videojuegos, recuerdo haber ganado el de Mario antes de que yo pudiera siquiera hablar inglés: mi madre es japonesa y me crió sola por un rato mientras mi padre estaba con los Marines. Así que los videojuegos eran algo que estaba jugando antes de comenzar a tocar la guitarra.

Comencé con los originales como Mario y Donkey Kong, y fui algo así como subiendo mi nivel, y luego de preadolescente a mi adolescencia me interesé mucho en los juegos de rol con Final Fantasy. Final Fantasy IV, VI, VII y IX fueron mis favoritos, y luego comencé a meterme en juegos de tiradores (shooters) en primera persona como Call of Duty, pero me metí en ellos a través de Golden Eye. Comencé a ver algunos streams y decidí que quería hacerlo, pero al principio lo hice medio tonto, y no es que fuera flojo, simplemente no sabía la forma correcta de hacerlo.

Más tarde me hice amigo de dos asociados de Twitch, John Howell y Brandon Kaupert, y un día me invitaron a la sede de Twitch cuando Trivium tocaba en San Francisco. Así que fui y me dieron un recorrido por el lugar y me prestaron una de las mochilas Gunrun, que comencé a usar para transmitir los shows. Así que comencé a transmitir algunos shows y comenzó a funcionar bastante bien, y luego visité San Francisco y me reuní con Brandon y John nuevamente, y les dije: "hombre, amo tanto a Twitch que desearía poder hacerlo más, pero he aquí por qué no puedo," y la razón por la que no podía es porque tengo que practicar entre una y tres, o cinco horas al día para mantenerme en forma. Y Brandon me mira y dice "¿por qué no simplemente transmites eso?" Tuve un momento eureka y pensé "nadie va a querer ver a este tipo", y él dijo "confía en mí, solo inténtalo".

Solo he tenido un trabajo, ha sido Trivium, primera banda, primer trabajo, pero durante los últimos tres años estoy feliz de decir que Twitch se ha convertido en un segundo trabajo. Cuando estoy en casa, gano mucho más de la transmisión de Twitch que con Trivium, y luego, cuando estoy de gira con Trivium, obviamente Trivium se vuelve más y Twitch se vuelve menos. Pero el hecho de que soy capaz de ganar dinero haciendo lo que debería estar haciendo fuera de la gira, permanecer condicionado, practicar y estar listo para una gira en cualquier momento dado, es increíble y realmente tenemos una comunidad que apoya mucho.

De transmitir en Twitch a Trivium apareciendo en el último tráiler de Mortal Kombat DLC, ¿crees que la audiencia de Trivium o los metaleros en general comparten algo en común con los videojuegos?

Absolutamente, siempre he sentido que los videojuegos y el metal están ahí para los que son considerados perdedores. Siempre he sentido que son para las personas que no quieren hacer lo convencional de lo que se supone que deben hacer. Me encanta el hecho de que las universidades están comenzando a adoptar los deportes electrónicos [e-sports] además de los deportes tradicionales. Ha sido realmente sorprendente, y como he mencionado, Trivium nunca ha sido realmente una banda de prensa, pero cuando comencé a transmitir en Twitch comencé a ver a todos estos desarrolladores de juegos que aparecían y decían "oye hombre, he sido fan de tu banda desde siempre."

He visto bastantes fanáticos de Mortal Kombat que son fans de Trivium, descubrí que algunas personas que juegan Fortnite e incluso los desarrolladores son fans de Trivium, y en el equipo de diseño de Overwatch los programadores son fans de Trivium. Es realmente genial ver finalmente que nuestros fans que crecieron escuchándonos ahora han hecho cosas increíbles y pueden – no quiero decir que "nos están pagando," pero lo están haciendo – nos están ayudando poniéndonos en su increíble plataforma. Estoy muy feliz de ver eso, y todavía no puedo revelar demasiado, pero hay un gran equipo de e-sports del que somos grandes fans que nos pidieron que hagamos algunas cosas con ellos, así que eso también está en el horizonte.

Ago 08, 2019
Published in NOTICIAS

En esta entrevista para el canal de YouTube METALSHOP, Paolo y Corey cuentan sobre cada uno de los discos de Trivium, anécdotas, datos curiosos y más. Al principio hablan sobre la experiencia que tuvieron en el Download Festival en el Reino Unido, de cómo ansiaban tener cosas como pirotecnia y que conforme pudieron ir subiendo en el cartel fue que lo consiguieron. Asimismo comentaron de que también es genial poder estar en festivales grandes y al mismo tiempo poder realizar shows más pequeños, como por ejemplo ése junto a Hatebreed en la República Checa (donde se realizó la entrevista). Acá tradujimos lo más importante de lo que los chicos contaron, y pueden ver el video al final del texto.

Ember To Inferno: Corey dice que él se unió a la banda antes de que saliera el disco, que ya lo habían grabado; que fue más o menos en la época donde descubrió a Trivium en un bar local cuando él se mudó a Florida. Corey asistió a una especie de show que la banda dio, y como él estaba estudiando cosas relacionadas a la música fue que acudió y pudo ver de cerca cómo era la cuestión de estar en el crew (equipo); en esa época ellos tenían el Blue Demo (el demo azul que incluyó las canciones que estarían en Ember To Inferno), así que ya estaba familiarizado con el material cuando pudo audicionar para Trivium y eventualmente practicar con ellos ya que se unió a ellos. Corey también dice que para él fue cool poder formar parte de eso, y que aunque tanto como él como Paolo no tocaron en ese disco, ha sido genial tocar esas canciones conforme Trivium ha ganado popularidad y los fans descubren/redescubren los primeros álbumes. Asimismo dice que ahora pueden contribuir con su toque personal, como en la regrabación de “Pillars Of Serpents” donde cambiaron algunas cosas e incluyeron nuevas partes y solos y voces y le dieron nueva vida a esa versión con la que quizá mucha gente ni siquiera estaba familiarizada. 

Ascendancy: Paolo dice que cuando él se unió a Trivium, la mayoría del material para ese disco ya estaba compuesto, pero que obviamente cuando fueron al estudio con Jason Suecof hubo cambios para mejorarlo. Aunque Ember fue el primer disco de la banda, Ascendancy se siente como el primero, el debut más grande, y realmente no fue difícil de grabar, pero que tuvieron un único problema grande al principio con la afinación de las guitarras, lo cual los atrasó alrededor de una semana, y ya que arreglaron eso la grabación del disco fue más rápida. Paolo comenta que nunca imaginaron que ese disco iba a ser un debut tan grande para ellos, y que siente que todo se ve borroso al tratar de recordarlo, por lo que ahora trata de poner más atención al proceso de grabación. En ese momento todo pasó tan rápido, grabaron el disco, 6 meses después lo lanzaron y de repente “wow, tenemos un disco de oro en el Reino Unido” medio año después.

Corey añade que en ese momento no eran una banda que solía ir de gira, sino que más bien se dedicaban a practicar y que así fue como surgieron canciones como Rain, Like Light To The Flies o Pull Harder; muchas de sus canciones surgieron nada más de estar tocando así y componiendo al mismo tiempo: “Fue muy fácil porque realmente no teníamos fans y nada más hacíamos música que queríamos tocar y nos divertíamos tocando.” Ascendancy y The Deceived fueron canciones que Matt ya tenía pre-compuestas en casa, así que al grabarlas todo fue más rápido, y de otras canciones como Pull Harder ya tenían unas primeras versiones e incluso tuvieron una gira con Machine Head y Chimaira antes de grabar Ascendancy, así que tocaron esas canciones en el tour para aprenderlas bien y ver bien así qué tenían que mejorar para ir al estudio a grabarlas. 

The Crusade: Paolo dice que cuando etiquetaron a Trivium como los próximos Metallica o Iron Maiden, fue mucha presión para ellos como banda nueva, y que ahora que lo piensan les parece irrelevante llamar a una banda los próximos “lo que sea”, porque Metallica no fueron los próximos Iron Maiden, y Iron Maiden no fueron los próximos Led Zeppelin y uno tiene que ser lo que es. Así que “en esa época Trivium tuvo mucha presión y no estuvimos tan enfocados y fuimos a grabarlo justo después de haber terminado una gira, y uno como banda realmente no sabe cómo va ser la continuación de un disco hasta que comienza a hacerlo porque no hay un manual para eso, así que fue una buena lección de aprendizaje para nosotros y afortunadamente tuvimos el plan de que íbamos a estar de gira durante mucho tiempo, y del mismo modo aunque algunas cosas se hayan sentido como errores siempre hemos tenido un par de canciones con las que los fans se identifican. Me da la impresión que algunas canciones quedaron horneadas a medias, y siento que si pudiera volver atrás trabajaría en ellas un poco más, pero aún así prefiero haber dado ese mal paso en ese momento a llegar al álbum siete y cagar la banda totalmente.”

Shogun: Corey dice que pasaron mucho tiempo en la elaboración de ese álbum, que tienen varias sesiones de pre-producción, bastantes demos de sesiones y que el hecho de trabajar con un nuevo productor (Nick Raskulinecz) fue algo novedoso para ellos, ya que habían hecho todo con Jason hasta ese punto. Así que con Nick fue un nuevo enfoque, nueva vibra y nueva experiencia por todos los tipos de bandas con las que él había trabajado: “Recuerdo la primera vez que llegó, empezamos a tocar y nos dijo que no estábamos listos y que necesitábamos seguir trabajando y se fue. Estuvo con nosotros durante una semana más o menos, se fue y nos dejó hacer lo nuestro. Recuerdo que la idea original de Matt era tener un disco muy diverso, con un montón de cosas súper pesadas, y luego hacer algo en el otro lado del espectro, pero tanto Nick como Monty de Roadrunner nos dijeron que tomáramos una sola dirección y que no cubriéramos todo el mapa, así que tomamos las canciones que más destacaban y nos fuimos en esa dirección. Ese disco de principio a fin ha tenido probablemente el proceso más largo que cualquier otro; estuvimos en Nashville grabando durante seis o siete semanas y pasamos mucho tiempo con tal de que todo saliera bien. Cuando salió, tuvo opiniones polarizadas; algunas personas lo amaron, y a otros no les gustó, pero es gracioso cómo el tiempo puede cambiar la opinión de algunos al grado que luego de unos cinco años después de que salió lo han llamado nuestra obra maestra. Es un disco grandioso, y es uno de mis discos favoritos personales de nuestro catálogo.”

In Waves: Paolo dice que están muy contentos de no ser una banda que se conforma con lograr éxito con un solo disco, que ha notado las discusiones entre fans respecto a cuál es el mejor disco o canción y que prefiere ver eso a que todos coincidan con un solo disco. “Con Shogun siendo un álbum tan progresivo, pesado y extenso, luego de haber ido de gira para él – y como dijimos, la reacción inicial no fue en la que ahora se ha convertido – decidimos que para el siguiente cambiaríamos un poquito las cosas, además que separarnos de Travis fue una cosa grande y sucedieron un montón de cosas que no habíamos planeado. Luego el hecho que grabamos Shattering The Skies Above y el cover de Slave New World con Nick (Augusto) configuró el tono del rumbo que tomaríamos con In Waves y también trabajamos bastante tiempo en él y también tuvimos otro retraso porque nuestro productor Colin Richardson estaba trabajando con otra banda y eso nos dio un par de meses extra para componer, aunque al principio ese retraso fue un poco molesto, pero al final de ahí surgieron un par de canciones clave (Watch The World Burn, por ejemplo).” Corey cuenta la anécdota que tenía unos demos/riffs de la era de Shogun en su laptop, y que se topó con uno que compuso Paolo pero que estaban escritos para siete cuerdas y que al modificarlos para seis cuerdas eventualmente se convirtió en Black, y todo gracias al tiempo extra que tuvieron disponible. 

Vengeance Falls: Paolo cuenta que la idea de ese álbum surgió cuando estaban en el Mayhem Festival y David Draiman (líder de Disturbed y quien produjo VF) les dijo que le encantaba la canción y el disco In Waves, y se ofreció a trabajar con ellos en algo en el futuro en lo que Disturbed entraba en un descanso porque posiblemente él quería expandirse y hacer cosas nuevas. Paolo dice que Trivium es una banda que se caracteriza por probar nuevas cosas y que a veces eso funciona y a veces no, y que ese álbum y el siguiente fueron clave para determinar qué funciona y qué no funciona con su banda. “Trabajar con David fue muy divertido, honestamente y haber hecho ese disco fue una gran experiencia, y Strife se ha convertido en una de nuestras canciones más grandes.“

Silence In The Snow: Corey comenta que antes de grabar este álbum Matt tuvo problemas con su voz y comenzó a trabajar con un entrenador vocal y fue que se dio cuenta que la manera en la que gritaba antes realmente estaba dañando su voz, así que tuvo que aprender una nueva técnica, la cual le tomó tiempo domar de manera tal que para cuando fueran de gira sonara bien. También reveló un dato curioso que tal vez algunos no recuerden: que la canción Silence In The Snow se compuso durante las sesiones de Shogun, y aunque era un poquito diferente, su manager los alentó a llevarla de regreso y ellos sintieron que fue el momento ideal para ver qué más era lo que podían hacer con ese tema, y ese fue el punto inicial y comenzaron a componer, y obviamente como Matt no podía gritar, no se pudieron enfocar en lo brutal sino en lo melódico, y Corey tuvo mucho trabajo en él debido a la cantidad de melodías y armonías en las partes de guitarra aunque no tanto en lo que a solos respecta sino en lo que las capas de guitarra, acordes y cosas por el estilo. También mencionan que en ese disco está una de sus canciones más grandes, Until The World Goes Cold; también menciona que Paolo estuvo más involucrado con las letras y estuvo ahí en el proceso de grabaciones de voz, y con ese disco aprendieron a maximizar las partes vocales y los ganchos, cosa que les ayudó con el siguiente álbum, ya que pudieron mezclar eso con los gritos una vez que Matt pudo hacerlos de nuevo, y llevó a que The Sin And The Sentence se sintiera como un nuevo capítulo en la historia de la banda.

The Sin And The Sentence: Paolo dice que para ellos los fans son los últimos en juzgar y decidir cómo le va a un disco, y que cuando lanzaron el sencillo que da título al álbum notaron lo intensas y positivas que fueron las reacciones, y que sintieron raro que eso haya sucedido porque casi siempre existe un 50% de posibilidades de éxito y en esta ocasión fue mayor la reacción positiva. “Y en retrospectiva, los últimos dos discos fueron una gran experiencia de aprendizaje, y nos dimos cuenta que conocemos mucho de nosotros mismos, sabemos cómo componer, sabemos qué hacer ahora que ya tenemos ocho discos y este tiempo hemos trabajado con tantos productores increíbles, hemos tenido varios bateristas con los que hemos trabajado y de los cuales hemos aprendido diferentes cosas en el estudio, y con este disco decidimos que tomaríamos control de nuestro barco otra vez, y se lo hicimos saber a nuestra disquera para que confiaran en nosotros. Diría que lo más retador fue meter a Alex (Bent) en la banda, se sintió que era la última pieza que habíamos estado necesitando para poner nuestro sonido y todas las grandes ideas que tenemos. Y volvimos al círculo inicial como con Ascendancy, y lo compusimos en sesiones de práctica en un cuarto, todo de manera muy simplista donde compones los riffs y luego hablas sobre ellos, y luego reorganizas cosas y recompones otras, y ahora tuvimos más enfoque en las voces más que nunca. Hicimos grandes cambios en la estructura de las canciones simplemente basados en la cuestión vocal, y fue así que logramos tener canciones pegadizas pero también cargadas de riffs, y con este monstruo detrás de la batería. Así que fue el escenario perfecto, empezando por Josh Wilbur, que también mezcló Silence In The Snow. Siento que con este disco nos anclamos a nosotros mismos en lo que hacemos muy bien; tomamos las cosas que hemos hecho y las pusimos en un solo disco y se siente como una pieza sólida y siento que a partir de ahora sabemos la dirección en la que iremos y ahora se trata de mejorar basados en eso, y seguir haciendo discos increíbles de metal y seguir haciendo lo que hacemos.”

Corey añade que para TSATS habían compuesto algunas canciones cuando Alex recién se unió y todavía les quedaban algunas fechas de tour por hacer, y que durante ese momento él platicaba con Matt y Paolo respecto al hecho que aunque les había estado yendo bien con la gira de Silence In The Snow no tenían shows completamente vendidos y se sentían algo estancados, que no veían que habían tenido un gran salto en popularidad y que se preguntaban qué estaban haciendo que no necesariamente se estaba conectando en el nivel más grande que querían: “La última parte del tour de SITS fue el primer tour que hicimos con Alex, y de tocar con él y ver lo increíble que es como baterista nos dimos cuenta que podíamos tocar ciertos temas de ciertos discos otra vez porque nadie podía tocarlos apropiadamente y vimos las reacciones que generaron ciertos temas al ser tocados de nuevo en el setlist, como Forsake Not The Dream y Kirisute Gomen, y nos dimos cuenta que necesitábamos ese elemento otra vez de canciones intensas, agresivas y energéticas, pero también las canciones pegadizas que se pueden cantar. Vimos qué era lo que los fans buscaban del sonido de Trivium, que no quieren que sonemos como otra banda, o hacer algo como esta otra banda, que hay un sonido específico que quieren escuchar de nosotros, y fuimos con esa mentalidad de poner todo lo que es característico de nuestra banda en un disco en vez de hacer uno realmente pesado, oscuro y progresivo, o hacer uno donde nada más haya cantos. Y me parece muy cool porque después de todos los años de experimentación y composición fuimos capaces de crear canciones que van desde cosas como blast beats y cosas pesadas a una parte que suena como himnos que se pueden cantar, y todo tiene sentido y suena como la misma canción en vez de simplemente cambiar drásticamente de algo pesado a algo melódico y que suene muy forzado. Así que todo tuvo su recompensa al final y lo vimos con este disco, estos son los mejores tours que hemos tenido, la mayoría de los shows han sido sold out o han estado cerca de serlo, y ha sido genial ver el impulso que este álbum ha tenido con los fans y reavivó su pasión por la banda a tal grado que muchos fans quieren oír el nuevo material en vivo y no nada más el sencillo y luego solo material viejo. Ver cómo en algunos casos las cosas nuevas tienen mejor aceptación que las viejas; nosotros solemos componer la mejor música cuando estamos en un lugar muy positivo, así que después de hacer todo esto estamos emocionados de tomar lo que hicimos con TSATS y trataremos de superarlo con el próximo y estamos muy emocionados de volver a componer y comenzar con el proceso creativo.”

Para finalizar Paolo comenta que no es probable que este año escuchemos nueva música de Trivium, sino que eso depende de lo rápido que compongan el disco y cuándo Josh esté disponible otra vez y cuando ellos tengan tiempo y todas esas cosas relativas a horarios, pero que sabemos que ellos no descansan por mucho tiempo y que les gusta volver a las giras, así que no duda que tengan algo en algún punto el próximo año.

 

Feb 20, 2019
Published in NOTICIAS

Source: Why I love Metallica’s Master Of Puppets – by Trivium’s Matt Heafy

En el nuevo número de la revista Metal Hammer están celebrando 50 años de metal. Como parte de esto, la revista pidió a 50 de las mejores estrellas del metal de hoy que eligieran sus álbumes de metal favoritos de los últimos 50 años. El líder de Trivium, Matt Heafy, eligió a Master Of Puppets de Metallica, uno de los mejores álbumes de la historia. Aquí Matt habla sobre cómo el álbum más famoso de Metallica cambió su vida y alteró el rumbo del metal para siempre…

“Master of Puppets de Metallica no sólo se adelantó a su tiempo, sino que fue un presagio de lo que vendría en metal – gracias a Metallica que forjaron el plano.

Tenía todos los elementos de lo que Metallica había mostrado en sus álbumes anteriores, pero también fue una indicación de dónde podrían y adónde irían en el futuro. Utilizaba velocidades rápidas y lentas, partes complejas y pasajes musicales simples, ganchos melódicos en la música y las voces, pero también ganchos intensos – donde no es formalmente un coro sino un gran lema gritado.

Uno puede tararear cualquier riff del álbum. Ese es un testimonio del poder de la composición. Mientras otras bandas existían en este espacio musical hasta cierto punto, Metallica tenía canciones inolvidables, perfectamente creadas dentro del metal.

Master es absolutamente un álbum que puedes entregar a alguien que nunca haya escuchado Metal antes, y decir: “Así es como suena Metal.” En términos de ser un disco de metal, todo es perfecto. Instrumentos, voces, calidad de grabación – tiene una influencia que aún prevalece en la actualidad. Es un trabajo atemporal.

Estaba en mi cuarto cuando era niño cuando lo escuché por primera vez, y su influencia obviamente me cambió la vida. Metallica me mostró qué es el metal y cómo puede y debe hacerse. Escuchar a Metallica por primera vez me inspiró a trabajar realmente en el oficio de cantar y tocar la guitarra; me inspiró a ser bueno en el instrumento y hacer una audición para una banda de metal.

Canciones como Master Of Puppets y Welcome Home (Sanitarium) son polos opuestos entre sí estilísticamente que existen en perfecta armonía entre sí en el mismo álbum. Esas dos canciones son ciertamente los planos sobre los cuales la mayoría de las bandas de Metal han hecho sus versiones de esas canciones. Desde la guitarra rítmica, el bajo, los leads, las guitarras limpias, a las voces y la batería – uno puede rastrear a todos los contemporáneos de vuelta a este innovador disco.

Metallica se enteró de quién era Trivium al escuchar nuestra versión de Master Of Puppets. Lars mencionó en un medio impreso que sintió que nuestro cover fue bueno.

Pudimos reunirnos con ellos mientras hacíamos algunos shows de festivales con ellos y nos toparíamos con ellos de vez en cuando. Los miembros de Metallica son algunos de los miembros de banda más amigables y complacientes que hemos conocido. Y son un ejemplo de lo que es el trabajo duro en la música. Desde antes de entrar a Trivium, cuando me uní, y aún hoy en día, Metallica es el pináculo y el ejemplo de cómo nace y se mantiene un legado.”

Ene 10, 2019
Published in NOTICIAS

Source: Trivium’s Matt Heafy on Grammy Nomination, Birth of Twins, and the Metal Community

"Estoy emocionado de estar allí para representar al metal"


Trivium ha estado creando música pesada vanguardista durante dos décadas, y ahora, el líder Matt Heafy y compañía finalmente están obteniendo su reconocimiento en la Recording Academy (la Academia de la Grabación) con su primera nominación al GrammyLa banda está nominada a Best Metal Performance (Mejor Interpretación de Metal) para la canción "Betrayer" de su octavo álbum de estudio, The Sin And The Sentence. Es una canción que Heafy dice que es una de sus favoritas del álbum.

“Escuchar que obtuvimos no solo una nominación al Grammy sino una nominación para esa canción me hace sentir muy orgulloso, porque tiene gritos y cambios de tiempo y es muy extrema,” dice Heafy a Heavy Consequence. “Somos una banda intensa del 75% al ​​80% del tiempo, por lo que fue un gran honor ver eso.”

El músico de metal también se convirtió recientemente en padre de gemelos, un niño y una niña, y tuvo que salir de la gira de otoño de Trivium para estar con su esposa para los nacimientos. En lugar de posponer el resto de las fechas del tour, la banda eligió a sus compañeros de gira Howard Jones (Light the Torch, ex-Killswitch Engage), Johannes Eckerström (Avatar), y la sensación de YouTube Jared Dines, para completar las voces/guitarra en el último puñado de shows. 

Heafy habló con Heavy Consequence sobre la nominación a los Grammy, los nacimientos recientes de sus bebés gemelos y por qué cree que es importante que las bandas de metal veteranas apoyen a los futuros actos. Lean la entrevista completa a continuación.

En lograr su primera nominación al Grammy por "Betrayer" después de casi dos décadas y ocho álbumes de estudio.

Siempre hemos sido la banda que nunca ha recibido premios. Cuando vas a un lugar detrás del escenario, ves pósters e imágenes de cada banda que ha tocado allí. Somos la banda que nunca tiene sus fotos ahí colgadas, nunca aparecemos en las portadas de revistas y nunca ha sido reconocida como la mejor banda de la historia. Eso es con excepción de en el Reino Unido cuando salió Ascendancy, y estábamos en todas las portadas de revistas y conseguimos toneladas de prensa. Entonces, cuando salían las nominaciones a los Grammy, ni siquiera estábamos pensando en que nos sucediera algo. Recibí un correo electrónico de nuestro manager que decía: "Recibieron una nominación al Grammy para 'Betrayer'". Esa canción tiene mucho en sí y es epítome de lo que realmente es Trivium, así que obtener una nominación para esa canción significa aún más.

Sobre por qué cree que el comité del Grammy finalmente reconoció a Trivium.

Tal vez es que finalmente estamos siendo reconocidos por el trabajo que hemos realizado, porque ha sido una batalla difícil y cuesta arriba para nosotros, como lo es para todas las bandas. Surgimos tan jóvenes. Este año se cumplen 20 años juntos, y yo tengo 32 años. Creo que cuando surgimos por primera vez, éramos muy jóvenes, y decíamos que queríamos ser la banda de metal más grande del mundo, y eso hizo que los fans se animaran, pero creo que a otras bandas no les gustó eso. Eso es lo extraño del metal. En el hip-hop, el pop y el rap, es genial ser grande y llamativo y decir: "Queremos ser la banda más grande que podamos ser", pero en el metal eso está mal visto. No creo que nadie deba contenerse. Creo que todos deberían ser los mejores en lo que hacen. ¿Por qué es algo de lo que deberías esconderte? Si has querido ser la banda de metal más grande desde que tenías 12 años, deberías esforzarte por lograrlo.

Sobre el momento en que se enteró de que Trivium estaban nominados.

No podía creerlo al principio. Definitivamente me sorprendió. Pero mi emoción también vino al ver que era una canción como "Betrayer", que es una canción tan extrema llena de blast beats. Es una canción que considero una de mis favoritas en el disco, porque tiene muchas partes. Decidimos volvernos locos en ella. Creo que tener esa canción para ser nominada demuestra que es más un reconocimiento a la carrera de Trivium que nada más esa canción y este último disco.

Sobre si planean asistir a la ceremonia de los Grammy.

¡Absolutamente! Sé que el metal y el rock no son televisados, pero sigo pensando que es algo realmente genial. Estoy emocionado de estar allí para representar al metal, porque es algo que es muy importante para mí. Entiendo que el metal es más underground - y definitivamente es mucho más underground que el pop o el rock, o country o hip-hop - así que me alegro de poder ir. Siempre trato de representar lo que amo y lo que hago, y trato de pugnar por las bandas jóvenes nuevas y geniales.

Sobre el reciente nacimiento de sus bebés gemelos y la decisión de que otros cantantes se integraran para que él pudiera estar con su esposa para los nacimientos.

Eso fue totalmente inesperado. La fecha de parto original era hasta después de la finalización de la gira, así que dijimos: "Vamos a estar bien. Todo con el tour saldrá a tiempo”. Pero no se sabe cómo serán los nacimientos, especialmente de gemelos, porque los gemelos a menudo llegan antes. Entonces, la familia es lo primero para mí. Está antes que mi banda, guitarras y cualquier otra cosa. Cualquiera que tenga una familia debería ser así, y si no lo es, entonces tienen sus prioridades en desorden. Sabía que tenía que estar allí.

Hice la llamada una hora antes de subir al escenario en Fargo, Dakota del Norte. Les dije a todos: "Tengo que irme a casa esta noche". Así que toqué el y le dije a Howard Jones, [ex cantante de Killswitch Engage] y a Johannes Eckerström [cantante de Avatar], "¿Pueden sacar adelante esto por mí?" Por fortuna teníamos un día libre al día siguiente, y aprendieron todas las voces que pudieron. ¡Eso es un montón de cosas para memorizar en un tiempo tan increíblemente corto! Tener a Howard Jones involucrado fue tan grande para mí, porque sin él, no estuviera haciendo esto. Trivium no habría llegado a donde está hoy, porque fue a través de su influencia en el álbum de Killswitch Engage The End of Heartache que pude ver lo que quería hacer con mi voz y música. Él es uno de los seres humanos más maravillosos, y estoy muy contento de haberlo conocido. Desde esa gira, nos hemos vuelto muy íntimos. 

Sobre cómo ha cambiado su vida desde el nacimiento de los gemelos.

¡Es diferente! (Ríe) Desde ese momento en que dejé la gira, han sido unos meses difíciles, porque dejé una gira, y nunca antes había hecho eso, pero también fue difícil llegar a casa porque fue una labor muy difícil para mi esposa. Recibió varias epidurales y, tan pronto como nació nuestra hija, la enviaron a la unidad de cuidados intensivos, lo cual fue terriblemente estresante. Y tuvimos que eutanasiar a nuestra perrita, la cual tuvimos durante 10 años y medio, y ella fue como nuestra primera hija. Además, soy muy bueno teniendo un horario, y todo eso cambió. Por lo tanto, estoy saliendo de unos meses realmente difíciles, los más difíciles que he experimentado, y se siente grandioso volver a la normalidad. Lentamente, las cosas están volviendo a la normalidad.

Sobre si él planea hacer que sus gemelos se interesen en la música.

¡Definitivamente! Tan pronto como tengan 4 años, voy a poner instrumentos en sus manos. Ya están escuchando buena música, porque tenemos música en todo momento. Mi hijo se tranquiliza escuchando metal. Por lo tanto, vamos a comenzar con la música lo antes posible. El primer disco completo que escucharon fue en el auto y fue un disco de Architects.

Sobre el estado del próximo álbum de estudio de Trivium.

¡Oh, todavía no lo hemos empezado! Hay algunos riffs aquí y allá, pero no hemos decidido nada. Con los recién nacidos aquí, ahí es donde me he centrado en los últimos meses y ese es mi enfoque actual.

Respecto a lo que piensa sobre el estado de la música metal.

Creo que a la escena metalera le está yendo bien, pero las bandas que tienen una base de fans necesitan traer a las bandas jóvenes y geniales y darles una plataforma para crecer. El rock y el metal también deben mantenerse alejados de lo que hacen los demás. No estoy diciendo que todo esto sea rock, pero una parte del rock está tratando de sonar como estas bandas alternativas y de pop. Hay algunas grandiosas bandas de rock nuevas, pero algunas bandas buscan lo que actualmente es exitoso en las listas de radio alternativa y pop, y trabajan con compositores fuera de sus bandas para que suenen así. Las bandas necesitan recuperar el poder en sus propias manos, hacer su propia música y hacer algo diferente. Se supone que la música rock y metal sea una rebelión para todos los demás, no de hacer lo que hacen los demás. Por lo tanto, le diría a las bandas de metal que sigan siendo rebeldes y que hagan lo que es únicamente suyo. Mientras sean rebeldes a lo que está haciendo la corriente principal, las bandas también deben cultivar y hacer crecer la comunidad en su interior. Es importante ayudar a sentar las bases de lo que deberían hacer las generaciones futuras.

Trivium siempre está llevando de gira a las bandas más jóvenes, y eso es algo que las bandas más grandes en la escena necesitan hacer. Necesitan llevar bandas jóvenes y prometedoras, y no solamente a las bandas que siempre tocan en los festivales. Siempre hemos tenido la actitud musical de que se trata de ayudar a tus amigos también, porque cuando a tus amigos les va bien, te va bien a ti. Hay que llevar la antorcha no solo para tu banda, sino para todo el género musical que es el metal.

Sobre cómo las bandas deben encontrar su propia voz.

Creo que depende de las bandas tomar el control de nuevo en sus manos. Típicamente, la banda tiene que controlar todas estas cosas. Necesitan escribir su música por sí mismos y no mirar a su alrededor lo que es popular. La gente lo ve. Todo empieza a sonar igual, porque está escrito por las mismas personas y compositores. Eso es lo que hace el pop, pero no el rock o el metal. Cuando escucho eso, me disgusta. Lo veo como un problema pero no veo cómo se puede solucionar. Por eso me encantan los géneros del metal y hardcore y el metal moderno y metalcore: no tienes que sonar como nadie más.

Sobre sus discos favoritos del 2018.

Hay tantos grandes discos. Ihsahn, quien es el líder de Emperor, tuvo un disco en solitario, Àmr, y ese es mi álbum favorito del año. El nuevo disco de Behemoth, I Loved You At Your Darkest, es genial, y me encanta todo lo que esa banda ha hecho. El nuevo álbum de Architects, Holy Hell, creo que es uno de los mejores del año. Además, los nuevos álbumes de Light the Torch (Revival), Avatar (Avatar Country), Ice Nine Kills (The Silver Scream), Polyphia (New Levels New Devils) y Silent Planet (When the End Began).

ACTUALIZACIÓN SOBRE LOS GRAMMY'S

 







May 24, 2018
Published in NOTICIAS

Source: TRIVIUM Guitarist Says Returning To Heavier Sound On 'The Sin And The Sentence' Album 'Was Very Natural'

Andrew Pecoraro de Peck's Metal Picks realizó una entrevista con Corey Beaulieu antes de su concierto del 6 de mayo en The Filmore Silver Spring en Silver Spring, Maryland. Pueden ver toda la conversación en el video localizado al final. A continuación, algunos extractos transcritos por BLABBERMOUTH.NET y traducidos por TRIVIUM MÉXICO.  

Sobre TRIVIUM regresando al sonido más pesado encontrado en sus primeros álbumes con "The Sin And The Sentence":

Corey: "Matt [Heafy, voces/guitarra] fue capaz de gritar de nuevo después de aprender una nueva técnica. Después de conseguir que Alex [Bent] tocara la batería y tener ese elemento donde no había limitaciones sobre lo que podíamos tocar, y después de ir de gira y tocar muchas cosas viejas, parecía que era lo que queríamos hacer. Queríamos tocar algo pesado, pero también tener la agresión y las cosas que hemos hecho en el pasado y también todas las cosas grandes y melodiosas. Es usar todo lo que compone nuestro sonido y utilizarlo todo en el mismo disco."

Sobre si fue "extraño" para TRIVIUM volver al lado más pesado de las cosas:

Corey: "No, fue muy natural. Al componer, todo salió fácil. Nada es realmente forzado. En el momento de hacer un disco, uno va con lo que le parece bien y lo que le inspira. Como dije, solo queríamos tocar algunas cosas pesadas y agresivas. Como que nos identificamos con los fans, obviamente de todos los discos anteriores, y no habiendo gritado en el disco anterior simplemente supimos que ese es un elemento de nuestro sonido que a la gente realmente le gusta de lo que hacemos, como si tuvieran una combinación de agresión y melodía mezcladas juntas. A lo largo de los años, hemos experimentado con lo que podemos hacer con nuestro sonido y hemos utilizado todo lo que hemos aprendido en cada disco e intentado hacer un disco cohesivo que utilice todos los aspectos de nuestro sonido: desde tener cosas realmente agresivas, luego algunas canciones que tienen más enfoque en algunos de los elementos melódicos. Así como canciones que obviamente tienen un matrimonio de ambos. Es muy natural para nosotros escribir así porque esa es sólo la música que tocamos y componemos muy fácilmente. Simplemente quisimos componer, obviamente, sólo hacer un disco que creo que realmente resumiría todo lo que hemos hecho hasta este punto."

Sobre las canciones de TRIVIUM que él prefiere tocar en vivo:

Corey: "Estamos bastante activos con la rotación de nuestro setlist. Siempre es divertido con las cosas viejas, con Alex incorporándose, y hay muchas cosas en los viejos discos que no estuvimos tocando durante mucho tiempo nada más porque… la persona que tocaba la batería con nosotros, o tal vez hay ciertas canciones… Tenemos mucha variedad de material en nuestro catálogo pasado y hay algunas canciones que en lo que respecta a batería, llevan bastante doble bombo y cosas rápidas. Algunos de los bateristas anteriores podían manejar gran parte del material, pero en el lado más extremo de la banda quizás no estaban en su zona de confort. Hay ciertas canciones en los viejos discos que no estuvimos tocando en vivo durante años solo porque sabíamos que no sonarían de la forma en que debían estar en vivo, así que con Alex que es capaz de tocar cualquier cosa, desde las más simples de rock hasta las más rápidas y de doble bombo, hemos estado retrocediendo. En nuestros sets como líderes de cartel hemos estado tocando un montón de cosas que no hemos tocado en cinco, siete años, así que ha sido muy divertido en ese sentido. Para el resto de nosotros, tocar estas canciones durante años, luego poder tocar una canción que personalmente no hemos tocado en cinco años como mínimo, o una canción que nunca hemos tocado en una gira, ponerla en el setlist y sorprender a los fanáticos con cosas que normalmente no escucharían es muy divertido; nos gusta no siempre tocar las mismas canciones. Eso se pone un poco aburrido. Siempre es divertido tener dentro y fuera algunas canciones viejas porque al balancear el setlist con canciones nuevas y viejas, estamos tocando algunas cosas viejas que normalmente no tocamos y que hacen que sea divertido para el resto de nosotros."

Sobre tener confianza en las habilidades de Bent como baterista:

Corey: "Sí, hemos estado tocando cosas de los viejos discos y suenan increíble en vivo. Al estar de gira es difícil de aprender y ensayar, así que una vez que tengamos un tiempo libre antes de la próxima gira, estaremos descifrando algunas canciones que podemos meter por ahí y que sorprenderían gratamente a algunos fans. [Ríe]"

Sobre si hay algún significado oculto dentro de "The Sin And The Sentence":

Corey: "Realmente no profundizo en preguntarles sobre cada canción. Les he oído hablar de lo que son y todo eso. Cuando las personas leen las letras, hay una historia detrás de eso, de lo que fueron escritas, pero creo que también las letras pueden ser muy fáciles, puedes escucharlas como un fanático y simplemente tomarlas al pie de la letra, leer las palabras, escucharlas y hacer tus propias cosas sobre lo que quieras que trate la canción. Puede ser algo personal o algo que le quites a la canción. Lo hemos hecho en algunos discos donde lo dejamos abierto a la interpretación porque hemos tenido tantos fans que han inventado lo que creen que tratan las letras. Siempre hay una perspectiva realmente interesante donde los fans y su imaginación los llevan [a algún lugar]."

Photo credits: https://www.flickr.com/photos/puregrainaudio/

Abr 12, 2018
Published in NOTICIAS
El metal no es un género. Es un estilo de vida. 
 
Este mes, Trivium, Code Orange, Power Trip y Venom Prison unen fuerzas para el tour más emocionante de la década. Metal Hammer tuvo una entrevista con Matt Heafy de Trivium y Jami Morgan de Code Orange para hablar del por qué este tour es importante y lo que significa para el metal en el 2018.
 
En esta ocasión traduciremos lo que Matt comenta y quizá algunas partes de lo que dice Jami, para hacer más conciso este reportaje. Pueden ver los scans al final del texto traducido.
 
¿Qué significa la palabra “metal” en el 2018?
Matt: “Significa vida. Significa mucho más que sólo un género, y eso es algo que siempre he defendido; el metal no es solamente un estilo de música, es un estilo de vida. Creo que eso es realmente predominante en el hecho de que, el año pasado, cuando llegó el momento de hacer una lista de mi top de discos del año, nada más por diversión, me di cuenta que era interminable. Hubo tantos álbumes geniales que fue ridículo. Así que es una señal de que está vivo y bien, y creo que mientras la comunidad y las bandas se sigan apoyando unas a otras, vamos a tener algo realmente bueno para el futuro.”
 
Mencionaste que el metal es una cosa nueva con la cual asociar a Code Orange. ¿Crees que eso dice algo acerca del lugar donde se encuentra la escena, que están siendo recibidos por una comunidad en la cual no sentías que tenías parentesco antes?
Jami: “Hacemos música que está muy influenciada por el metal, así que no esperaría que fuese aceptada por algún nivel de la comunidad. Creo que mucho de esto viene del mismo lugar.”
Matt: “Lo que es tan importante para nosotros y que no vemos suficiente como banda más grande, es a la gente aceptando bandas [más jóvenes] que les gustan. Pasa muy seguido que veo que una banda más grande dice cosas como, ‘No sé qué está pasando en el mundo musical del hoy porque sólo me gustan las cosas viejas’, o criticando lo que está sucediendo ahora. ‘No escucho bandas nuevas porque no hay nada que me guste.’ Veo esto todo el tiempo y me vuelve loco. Eso ahoga a todas las escenas – rock, metal, hardcore, música underground. Hiere cuando la gente dice que ya no hay nada bueno como los ‘días gloriosos’ del ‘86, porque hay tantas cosas buenas sucediendo. Cuando estábamos haciendo The Sin And The Sentence, hubo discos que estábamos escuchando que me hicieron sentir como que tuviera 16 años otra vez. Cuando tuve en mis manos el disco más reciente de Architects, o el más nuevo de Fit For An Autopsy, el EP más reciente de Stick To Your Guns, me sentí como cuando descubrí Hatebreed, In Flames y Killswitch Engage.”
 
Matt, este tour incluye una de las alineaciones más emocionantes y eclécticas que hemos visto recientemente. ¿De dónde surgieron las semillas para esto?
Matt: “Una cosa importante en la música pesada es difuminar las líneas. No hay que tener esas líneas ahí. Cuando la gente dice ‘Éste es un show de death metal’, o ‘Éste es un show de black metal’, ‘Ésta es una banda de metal, ellos no pueden tocar con una banda de hardcore’… cuando uno lo mezcla todo junto, eso es lo que lo hace emocionante. Así que nosotros, cuando quisimos hacer este tour, miramos a las que son nuestras bandas favoritas en el mundo ahora, las bandas que sentimos que están haciendo algo increíble, que están difuminando esas líneas. Es tan importante cultivar eso, y creo que va a ser increíble, porque las cuatro bandas van a traer a sus propios fans. Va a polinizar todo, y eso es lo que le tiene que pasar a la futura música pesada.”
 
¿Sienten un cierto sentido de solidaridad con Code Orange, incluso si sus bandas no son inmediatamente aliadas obvias?
Matt: “Sí. Durante toda nuestra carrera siempre ha habido genre que dice, ‘Ustedes son una banda bebé, ¿qué saben de tal cosa?’ Fue realmente difícil para nosotros, pero tuvimos que centrarnos en nuestro propio trabajo, y es por eso que creo que es importante que las bandas se arriesguen y trabajen para seguir juntas. Va a ser un ciclo de crecimiento constante, y ha sido increíble ver lo que está pasando con Code Orange, Power Trip y Venom Prison. Es genial estar de gira con bandas jóvenes que están haciendo esto.”
 
¿Sienten que los muros entre los subgéneros están comenzando a derrumbarse un poco, al menos culturalmente hablando?
Matt: “Absolutamente, y lo que es importante para ustedes [dirigiéndose a Jami] es – y no les estoy aconsejando, porque ya lo están haciendo – es que sigan sus creencias y hagan lo que amen. Eso es lo que importa. Cuando recién surgimos con nuestro segundo disco, Ascendancy, se nos dificultó conseguir giras. Sé que mucha gente en el Reino Unido no recuerda eso, pero fue un poquito diferente ahí porque pudimos ser líderes de cartel, pero ninguna banda [en los Estados Unidos] quería llevarnos. Cuando estábamos saliendo en portadas de revistas en el Reino Unido y decíamos cosas atrevidas – yo dije que seríamos los próximos Metallica – las cosas fueron grandiosas para nosotros por un minuto, y el Reino Unido dijo que seríamos la banda más grande del mundo. Luego, las mismas revistas, el mismo país, todos dijeron, ‘Esta es la peor pinche banda del mundo.’ ¡Y eso fue en el disco tres!”
Jami: “¿Pero a quién le importa? ¿A quién carajos les interesa si creen que eres la peor banda del mundo?”
Matt: “Exactamente. Y lo bueno es que todavía estamos aquí. Fuera del Reino Unido, nunca hemos sido ‘la banda de la prensa’; solamente nos hemos mantenido por nuestros fans, y eso es genial.”
 
La siguiente pregunta fue dirigida a Jami y la incluimos, ya que Matt añade algo a lo que él contestó:
 
Mencionaste la nominación a los Grammy’s. ¿Es importante que organizaciones mainstream (grandes, con poder) enciendan una luz destacada en la música pesada? ¿Crees que necesitamos ese tipo de validación?
Jami: “La razón por la que creo que hubiera sido bueno que ganáramos no es para que pudiéramos decir, ‘¡Oh, ganamos un Grammy! ¡Todos esos tipos viejos votaron por nosotros para que ganáramos!’ Es la plataforma que uno obtiene con eso. El discurso que uno puede dar, cómo eso va lograr cinco millones de vistas en YouTube, cómo la gente va a empezar a decir tu nombre a gente que nunca ha escuchado esta mierda. Por eso es que queríamos ganar. No es porque lo ‘necesitemos’ o no, sino que puede ser usado como herramienta muy importante. Siento que el problema con los Grammy’s es que está creado para que una banda como Mastodon lo gane muy tarde, cuando debieron haberlo ganado hace años.”
Matt: “Yo digo ‘amén’ a eso. Estoy de acuerdo que es genial cuando uno ve a bandas como Code Orange y Mastodon pronunciados en la misma oración que Bruno Mars y Justin Bieber, y creo que el triunfo de Mastodon ha sido muy descontado cuando no tendría que serlo. Pero ha sido diferente para nosotros. Aparte de Ascendancy – y eso fue solamente en el Reino Unido – nunca nos han nominado para premios o cosas así. No estoy diciendo eso en una manera amarga o sintiendo pena por nosotros mismos, pero somos usualmente la banda que está descartada para portadas, premios, nominaciones. Pero, contrariamente, cuando las cosas se basan en votos de los fans, ahí es cuando los triunfos usualmente suceden para nosotros. Así que siempre hemos tenido que pelearlo solos, y pienso que es cool cuando el mainstream está ahí, pero es un mundo diferente. El triunfo es que todavía hay bandas de metal en esas listas, y sólo desearía que eso pudiera ser llevado más lejos.”
 
También se siente como que la bandas que están siendo reconocidas ahora son la que están afuera, haciendo lo que se les pega la gana y no sonando como una más del montón…
Matt: “Pienso que hay más de eso, pero también hay más del otro lado. Como, un enorme [reciente] triunfo para el metal, metalcore, música pesada, es el show que Architects tuvo en Alexandra Palace. ¿Architects atrayendo a 10,000 personas en Londres? Ese es un gane para la música pesada y siento que lo merecen tanto porque sacaron uno de los mejores discos de metal que he escuchado en una década. Así que, hay buenas cosas sucediendo, pero al mismo tiempo, hay cosas en el polo opuesto sucediendo también. Cuando la gente glorifica la idea de una época de oro, un apogeo, no es nunca igual a como la gente lo tuvo en su cabeza. Nuestra canción The Revanchist es sobre eso, acerca de la idea de una época de oro para la gente.”
 
Se sintiera como que la cultura del metal en el 2018 es menos definida por un sonido y más por una actitud. Simplemente se trata de música pesada – este tour tiene death metal, thrash, hardcore, heavy metal…
Matt: “Absolutamente. Lo importante es promover la música pesada en cada género. Metal. Death. Thrash. Metalcore. Hardcore… todas estas cosas bajo la misma manta, y es por eso que todos apoyamos la idea de defender las cosas que funcionan juntas. Cuando veo las cuatro bandas en este tour, no pienso en los géneros donde residen; pienso hacia dónde van. Todas las cuatro bandas tienen esa calidad indefinible donde cruzan líneas. ¿Una vez que las bandas hacen eso, y después hacen las mejores canciones que posiblemente puedan hacer? Así es como uno promueve todo.”
Jami: “Es también importante notar que todas esas bandas vienen del mismo mundo, y ese es mundo que cría gente aprendiendo a hacer estas cosas por sí mismos y haciéndolas suceder en todos los niveles. De hecho, Larissa de Venom Prison solía cantar en una banda de hardcore, Power Trip son una banda thrash pero ellos son chicos hardcore…”
Matt: “¡Y nosotros comenzamos en una disquera hardcore!”
Jami: “Correcto. Y esa escena te enseña a cómo realmente hacerlo: cómo hacer tus playeras, agendar tus giras, escribir tus canciones…”
Matt: “Sí, cómo terminar tu set, vender la mercancía, manejar la van, a cómo sobrevivir. Siempre me vuela la cabeza cuando veo una nueva banda de cualquier género con un autobús moderno, en su primer tour. Hombre, ¿cuánto tiempo les va a funcionar? ¿Cómo van a manejar la realidad? En nuestro primer tour tuvimos que manejar 12 horas a través de Bélgica para tocar frente a 12 personas.”
Jami: “Sí, todavía hacemos esa mierda ahora. ¡Apesta, y estamos por hacerlo otra vez! Nunca he estado en un autobús de giras. Nunca he visto uno.”
Matt: “Bueno, ustedes están por salir de esa mierda, siempre y cuando sigan haciendo lo que están haciendo.”
Jami: “Así es. Mi espalda reza para que así sea…”
 
Y con ese sentimiento algo profético, es como terminó la charla con Matt y Jami. Mientras los dos hombres se despiden y se dirigen hacia la puerta, Matt brevemente hace una pausa antes de regresar a Hammer con un pensamiento de despedida sobre lo que está por venir.
 
“Hombre, estoy tan emocionado por este tour,” él sonríe. “Estoy tan feliz de ver lo hambrientas que están estas bandas, y de cómo vamos a dar todo. Cuando la gente escucha el término general de ‘metal’, quizá ellos piensan en Manowar, pero yo no. El metal abarca todo. Abarca bandas como Code Orange. Abarca a Trivium. Abarca Architects, Behemoth, Emperor. Todas esas cosas pueden coexistir y pueden vivir juntas. Y eso es jodidamente increíble.”
 
Página 1 de 18