Trivium Mexico

06 Mayo 2014 |

[video] Ejercicios en guitarra & entrevista con Matt Heafy

Source: Matt Heafy On Guitar

Matt Heafy recientemente tuvo una entrevista a fondo con Sweetwater Sound donde habló mucho sobre guitarras y muestra algunos de los ejercicios que le gusta practicar, asimismo habla sobre Vengeance Falls, sus guitarras signature y mucho más. Enseguida podrán leer la traducción al español de lo más relevante de la plática, y el video se encuentra al final de la nota.

Música

En la entrevista hablan de los inicios musicales de Matt, quien menciona que Trivium fue su primera banda y su primer trabajo, y de hecho fue el segundo guitarrista pero que la banda nunca ensayó con el primero; cuenta que se unió a las dos semanas de que la banda comenzó y fue guitarrista lead (líder) por dos meses y luego se volvió el cantante.

La composición musical en la actualidad suele estar a cargo de Matt, Paolo y Corey; Matt compone el 100% de las letras y lo que es la voz.

En todos los discos los ritmos están hechos por Matt, y tanto él como Corey hacen sus leads y melodías, en vivo se lo dividen 50% y 50%; en cuanto a la parte rítmica en los discos, Heafy dice que se le hace mejor que ésta esté a cargo de un guitarrista en específico.

En el tema “A Gunshot To The Head Of Trepidation” hay una sección larga dual de solo en el que la primera mitad fue compuesta por Corey y la segunda por Matt, por lo que Corey hace la melodía y las armonías en la primera parte y Matt eso mismo en la segunda, y en vivo Matt toca la melodía y Corey toca las armonías por ambos.

“Vengeance Falls”

Matt cuenta que cuando David Draiman les explicó la manera como quería trabajar con el disco les sorprendió de manera tal que ellos mismos se preguntaron por qué no habían hecho eso con anterioridad. Para la gente que no lo sabe, en el metal suele grabarse primero la batería, luego las guitarras rítmicas, bajo y por último las voces y todo lo que complemente (solos, etc.); pero David quería que se hiciera la mitad de la batería para una cierta cantidad de canciones, y luego hacer un par con guitarras rítmicas, otro par con bajo y tratar de ir lo más rápido posible con la voz, por lo que Matt estuvo cantando a lo largo de toda la grabación del disco en vez de desgastar toda su voz hasta el final (solían hacer de 3 a 8 horas diarias durante 2 semanas).

Otro aspecto fue el hecho de que Matt ganó de 4 a 6 notas en su rango vocal, y sobre ello cuenta lo siguiente: “Por alguna razón yo pensaba que uno nacía con un rango y eso era todo lo que tenía, pero David me dijo que no, que era como cualquier músculo que uno entrena y puede hacer otras cosas.”

Para la banda fue esencial el no utilizar auto-tune, eso fue algo en lo que David también cree: que el cantante debe ser capaz de cantar. Por eso no hay dicho auto-tune, corrección de tono vocal, ni nada: “En vivo yo canto y grito lo principal, Corey me ayuda con los gritos, y Paolo me ayuda con las voces.”

Disciplina personal

Algo que Matt ha estado realizando últimamente es dejar de comer 4 horas antes de un show – pese a que como muchos saben él es un gran fanático de la comida (incluso tiene un blog dedicado a ello, KiichiChaos.com) – también tiene que esperar 3 horas después de comer para poder acostarse; bebe entre galón y medio y dos de agua, nada de cafeína ni alcohol los días que tiene show (si va a beber alcohol va a ser a menos que tenga un día de descanso y a lo mucho toma 8 cervezas, y si va a beber café será la mañana que tenga un día libre); también toma anti-ácidos en la mañana y la noche, y es muy estricto consigo mismo.

“Me empecé a dar cuenta que estaba perdiendo mi rango vocal; sentía como dolor en la garganta, pero fue debido al reflujo y las alergias. Por eso no puedo vivir el estilo del Rock 'n Roll; algunos pueden pero eventualmente lo van a resentir, y no quiero que me pase.”

Guitarras

Matt cuenta que a los 11 años tuvo su primer guitarra real, una Gibson Les Paul Custom (que fue regalo de su papá) y que es la que ha tocado casi durante toda su vida y que ha estado en la mayoría de los discos de Trivium; hubo un periodo de un año-año y medio donde no tocó Gibson porque pensó que nunca tendría patrocinio por parte de ellos (Corey y él estuvieron en Dean Guitars), y cuando por fin pudo lograr un patrocinio fue por parte de las oficinas europeas de Gibson en Alemania y comenzaron a hablar sobre el hecho de lanzar una guitarra signature: “La idea que tenía en mi cabeza fue tener una guitarra que estuviera basada en la Les Paul Custom original, que para mí es la guitarra más perfecta que haya tocado. Quería eso y que también pudiera ser asequible. Quería que fuera lo suficientemente buena para que fuera el modelo exacto que yo toque en el escenario, porque luego sucede que un guitarrista lanza su modelo signature y la guitarra que toca en vivo es una completamente diferente. No quise tener nada de modelos importados ni modelos principales: quise que la guitarra que toco yo sea la misma que los chicos compren.”

Hablan un poco de las características de la guitarra, las cuales pueden conocer a detalle aquí.  

Sobre usar 7 cuerdas o más, comenta que bandas como After The Burial usan inclusive 8 y 9 cuerdas y que lo hacen bien, pero no cree que usar ya 8 sea algo que Trivium haría, aunque 7 sí funciona, y fue gracias a John Petrucci que se inspiró para usarla: “Al descubrir Drop D y las 7 cuerdas me di cuenta que hay más cosas que uno puede hacer, y un guitarrista al tener más habilidades de sonido lo ayuda a componer y crear cosas de manera diferente.”

Heafy indica que antes de usar el Kemper profiler usaron otro (Fractal Axe-FX Ultra), y que comenzaron a utilizarlos debido a la conveniencia que les da debido a que viajan mucho y es difícil usar equipo rentado porque luego les dan algo diferente a lo que pidieron, y bueno, fue gracias a una recomendación que comenzaron a usar el Kemper. Dice que Paolo estuvo en el Reino Unido junto a Colin Richardson para ver el proceso de mezcla de Vengeance Falls y que usaron Kemper para el tono de guitarra del disco, y ese parche es el mismo que emplean en vivo (aunque Corey le hizo unos pequeños cambios). 3 de ellos utilizan el Kemper: Matt, Corey y Paolo. Tienen equipos en Estados Unidos y Europa, y también cada uno tiene un equipo principal y uno de repuesto por si acaso.

Luego charlan sobre cómo Matt mueve la mano/dedos para tocar guitarra y él dice que su técnica la fue aprendiendo al practicar ciertos ejercicios de bandas extremas de metal (death/black): menciona que tomó ejercicios de downpicking y tremolo picking de la banda brasileña Krisiun y el tema “Aborticide” (en el video muestra algunos ejercicios de dichas técnicas, así como otras).

Algo importante que menciona y cabe destacar, es esto: “La mejor manera de hacer cualquier cosa, ya sea elegir equipo o un estilo de música, es hacer lo que sea más cómodo para ti y no hacer lo que hace alguien más. Por ejemplo, aunque esta guitarra es la ideal para mí, tal vez no lo sea para todos, pero al menos deben probarla y ver cómo funciona (…) Cualquier técnica para tocar debe surgir naturalmente.”

El metal no es un género, sino un estilo de vida y una cultura

“Para mí el mejor ejemplo es el festival Wacken Open Air en Alemania; cada año se agotan las entradas incluso antes de que anuncien a los líderes de cartel y pueden tener entre ellos a bandas como Emperor – una de mis favoritas – frente a una audiencia de entre 80,000 y 100,000 personas. La gente acampa y se queda allí; es un festival seguro donde hay camaradería y la gente puede disfrutar el mismo tipo de cosas.

Siento que con la música que se produce para el consumo de las masas en realidad no trata de crear algo desde el corazón o el alma, sino de vender lo más que puedan – para mí eso no es arte legítimo. Es una profesión, sí, pero en mi opinión, no es algo por lo que vale la pena vivir ni morir. En cambio con el metal siempre ha sido más que eso, no es algo que prendas y apagues, sino quien eres. El fan del metal es alguien a quien le interesan muchas cosas; yo escucho otros géneros, pero el metal es lo que me trajo a esta vida, me mostró lo que puedo hacer para ganarme la vida, me hizo quien soy. Así es como creo que es. Como en Sudamérica, cuando ves a los fans del metal allá, compáralos a los fans del pop en los Estados Unidos: es muy diferente. Allá se tatúan sus bandas favoritas, esperan shows durante días... cosas así son los ingredientes que muestran la dedicación a un estilo de vida más allá de un simple estado musical.”

Respecto a la música manufacturada Matt menciona que hoy en día en todos los géneros hay muchas bandas a las que les componen todo e incluso que otros tocan las cosas para ellos: “Fue raro para mí cuando recién comenzaba a ir de gira y veía tocar a muchas de mis bandas favoritas y escuchaba otras cosas aparte de ellas – sé que hay cosas que no se pueden hacer, pero para cosas principales [no me parece apropiado] y más si es una persona que se hace llamar cantante y que se gana la vida con eso. Si no practica en vivo lo que predica y no hace lo que se hace llamar para la gente que es dedicada hacia ellos, entonces es algo que no puedo digerir. Por eso es que en nuestra banda no usamos asistencia de ningún tipo: nada de click-tracks ni backing tracks – que no tienen nada de malo – pero depender de esas muletillas y no tener que perfeccionar tu instrumento es algo que no debería de ser. Las bandas deberían ser capaces de tocar sus propios instrumentos y componer y tocar su propia música.”

Trivium = más allá que tres vías

El entrevistador le menciona a Matt que en el pasado se manejaba que la música de Trivium tenía tres elementos que la conformaban: metalcore, death metal melódico y thrash. A ello Matt responde: “Mirando en retrospectiva y de manera constructiva puedo decir que somos una banda de metal que deriva de tantas cosas, incluso del metal extremo y hay ingredientes del death metal, poquitos ingredientes del black metal; soy un gran fan de la música clásica y de la world music, y creo que la gente puede aprender de todos los estilos de música incluso si no les gusta – pueden aprender qué no deben hacer. Así que nosotros derivamos de cualquier cosa y de todo; por ejemplo, una gran influencia que tuve para In Waves fueron las películas y directores como Lars von Trier, Christopher Nolan y Paul Thomas Anderson, y al ver lo que ellos creaban me hacían querer crear y me inspiraban – no para hacer cosas como las de ellos, pero sí querer crear algo nuevo. Así que no hay un final para lo que siento que puede inspirar a alguien para hacer algo, y la gente necesita ahondar en eso lo más que pueda.”