Trivium Mexico

19 Octubre 2013 |

CHAOS RAINS. Reportaje sobre Trivium en Metal Hammer UK [scans & traducción]

Source: Metal Hammer November 2013

Los scans correspondientes a este reportaje incluido en la nueva edición de Metal Hammer podrán encontrarlos al final de nuestra traducción.

LLUEVE EL CAOS

La historia de Trivium ha sido un torbellino de altibajos. Ya sea silenciando a los cínicos o colaborando con David Draiman, el cuarteto de Florida ha finalmente aprendido a seguir sus propios instintos…

Escrito por Dom Lawson. | Traducción al español: Viry Abernethy | Scans cortesía de Claire Frays.

Nadie ha dicho que estar en una banda se suponía que tendría que ser fácil. Incluso las bandas más grandes y más comercialmente potentes tienen que lidiar con las cimas y desplomes del viaje en la montaña rusa de la fortuna, aprendiendo valiosas lecciones en el camino. O, por supuesto, no. Pero incluso por los estándares rutinarios y caóticos de la vida del rock ’n’ roll, los ocho años de Trivium en el centro de atención del metal han sido particularmente memorables. Explotando en nuestra escena con su audaz álbum del 2005, “Ascendancy” y un inolvidable debut actuando en el Download, ellos conquistaron el Reino Unido con un grado de facilidad que sobresaltó a la banda tanto como lo hizo con aquellos que lo atestiguaron. En cuestión de meses, Trivium ya estaban de líderes de cartelera en grandes lugares y estaban siendo promocionados como la próxima gran cosa dentro del metal. Y después todo se vino abajo. El siguiente álbum de la banda, “The Crusade”, contribuyó a la caída de un error colosal creativo que rápidamente removió el barniz de invencibilidad joven de la banda. Agradablemente después nos dimos cuenta que Trivium estaban llenos de más determinación que la mayoría. Después de haberse encontrado a sí mismos bajando en los carteles de los festivales y perdiendo aceptación con los cambiantes medios dentro del rock, el cuarteto de Florida ha recuperado su camino de vuelta a donde ellos sienten que pertenecen. “In Waves” del 2011 fue un regreso arrasador a la cima que pedaleó un segundo resurgimiento hacia los escalones más elevados de la música pesada, ejemplificados por otra actuación impresionante en el Download de 2012 que de alguna forma logró superar la primera de la banda. Sin ya no estar aferrándose más por su vida, Trivium estaban de vuelta y esta vez iban a manejar bien las cosas.

“Todo ha sido un gran proceso de aprendizaje,” le cuenta a Metal Hammer un esbelto Matt Heafy con ojos brillantes. “El Reino Unido fue el primer lugar en realmente recibirnos de una gran manera. Hicimos el Download y todo estalló, ‘Ascendancy’ se volvió disco de oro y las revistas estaban diciendo que no podíamos equivocarnos. Pero luego salió el siguiente disco y no le gustó al Reino Unido. Eso fue difícil de digerir. Ahí fue cuando nos fuimos a casa y de repente la gente no estaba emocionada por el disco. Podría haber 99 comentarios positivos acerca de la banda, ¡pero ese único comentario negativo era el que me comería vivo y yo trataría de hacer que le gustáramos a esa persona! Hoy en día realmente no importa. Simplemente estoy feliz de hacer lo que hago para ganarme la vida.”

Nadie podría acusar a Matt o a su compañero guitarrista Corey Beaulieu de carecer de confianza en sí mismos, pero hubo un momento, específicamente alrededor de “The Crusade” y el álbum que le siguió, “Shogun”, cuando era obvio que Trivium estaba luchando. Tan aparentemente trivial como puede parecer en retrospectiva, fue el reclutamiento del baterista Nick Augusto en el 2010 que probó ser un momento esencial en la historia de la banda. Fue la química entre los cuatro miembros de Trivium que estaba en extrema necesidad de un refrescamiento y esa inyección de nueva sangre hizo toda la diferencia. “In Waves” fue un álbum que gritó la noticia de un renacimiento de Trivium, y agradablemente, el ímpetu ganado a través de su subsecuente aclamo crítico y éxito comercial ha estado propulsando a la banda desde entonces.

“Toda la mala mierda que pasó nos construyó el carácter,” dice Matt. “Casi nos separamos en múltiples ocasiones a través de los años. Simplemente apestó. Pero hicimos los cambios necesarios y cuando hicimos ‘In Waves’ sentimos como que estuviéramos haciendo nuestro primer demo. Así de emocionante fue. Si alguien nos vio en Wacken este año, verán que hemos crecido. Nos hemos partido los traseros tocando y estamos en arriba otra vez.”

“Cuando regresamos a tocar en el Download de 2012, nuestra actuación en vivo fue tan consistente, teníamos mucha confianza y lo hicimos muy bien,” sonríe Corey. “Teníamos mucha más confianza porque sabíamos que teníamos un chico detrás de la batería haciendo todo a la perfección. Todo lo que teníamos que hacer era agarrar a la gente por el cuello.”

Parece muy probable que una audiencia mucho más grande que nunca estará checando en nuevo álbum de Trivium, “Vengeance Falls”. Un trabajo sorpresivamente seguro y enfocado, el sexto álbum de la banda se siente como una consolidación perspicaz pero sincera de todo lo que han logrado en el pasado. Pero nada de lo que Trivium haga se escapa del escrutinio de los expertos petulantes que están en la Internet, y así la noticia de que el líder de Disturbed/Device, David Draiman, iba ocupar la silla del productor tiene que categorizarse como uno de los movimientos más valientes que Matt y sus compañeros de banda hayan hecho. Los pensamientos sobre David y su música por lo general incitan recuerdos del tropezado desenlace del nu metal, imitaciones de mono y el brillo aceitoso del hard rock amigable para la radio. Sin embargo, al haber ido de gira con él, Matt y Corey juzgan a su nuevo papel artístico como amigo e inspiración.

“Él es el productor con quien hemos trabajado con más intensidad,” Matt declara. “Tener a alguien que practica lo que predica, un cantante en una banda que tiene que interpretar lo que crea en el estudio, simplemente hay demasiados beneficios de ello. Antes considerábamos productores que solamente habían hablado de nosotros, pero no eran fans, pero David es un fan y él estaba emocionado.” “No estamos contratando a alguien para que escriba mierda para nosotros,” añade Corey. “Necesitamos un oído constructivo y una perspectiva fresca e ideas de producción. Tuvimos las canciones y David quiso ayudarnos a hacerlas lo mejor que podían ser. ¡Él no nos pidió que escribiéramos una canción como ‘The Sickness’!”

La revelación más grande contenida dentro de los 10 himnos hábilmente creados de “Vengeance Falls” es que Matt Heafy finalmente se ha convertido en el gran vocalista que él siempre amenazaba ser. Ya no se esconde detrás de los gritos guturales, o como hizo en los días de “Ascendancy”, dependiendo de trucos de estudio para reforzar su voz, el muy hablador líder de Trivium suena como el producto terminado.

“He aprendido más de David acerca de cantar que de cualquier otra persona con la que haya trabajado,” explica Matt. “Él me enseñó la mecánica, cómo ponerme de pie, cómo cuidarme a mí mismo. Hay tantas cosas pequeñas que he aprendido de él. También, nunca quise auto-tune en ninguno de nuestros discos, pero en los primeros dos tuve que hacerlo porque no sabía cómo cantar. David dijo ‘¡Yo sé que tú puedes cantar y vamos a hacerte el mejor cantante que puedas ser!’ Gracias a él en este disco no hay auto-tune y eso no es algo que muchos otros cantantes pueden sostener.”

Hace ocho años un temerario adolescente de Florida hizo sus primeras entrevistas con la prensa del Reino Unido, orgullosamente declarando que él esperaba que su banda se convirtiera en una de las más grandes en el mundo. Su viaje desde entonces quizá no salió como él lo esperaba, pero a diferencia de muchas bandas que se han elevado y caído dentro de su comparativamente breve duración de vida, Trivium todavía están aquí, todavía creciendo y aprendiendo, peleando la buena pelea y haciendo discos que demandan ser escuchados y respetados. Sus ambiciones quizás sean un poco más modestas estos días pero el fuego que arde en el centro colectivo de Trivium todavía te quitará las cejas si te acercas demasiado. Ellos están aquí para quedarse y crecerán más fuertes día con día.

“Muchas bandas se ven como que no les importara una mierda. ¿Dónde está el fuego?” pregunta Corey. “Miren viejos vídeos de Metallica y esos chicos tenían esa intensidad. James Heftfield es como un pinche león. Así es como queremos ser.”

“Solíamos decir que queríamos ser como nuestros héroes, pero ahora sólo queremos labrar nuestro propio destino,” concluye Matt. “Es increíble que yo toco guitarra y canto para ganarme la vida. Todavía tenemos metas. Vi a Rammstein en Rumania y aunque no voy a sodomizar a Nick en un elevador de 20 pies, sí quiero tanto fuego como el que ellos tienen ¡si no es que más! Ese tipo de shows inmensos con pirotecnia y luces me hacen querer hacer esto y hacerlo más grande y mejor. Somos metaleros. Estamos orgullosos de esta música y estamos orgullosos de lo que somos.”

VENGEANCE FALLS YA ESTÁ DISPONIBLE VÍA ROADRUNNER.

Para ver los scans en tamaño completo den click a cada imagen:

 photo MH_Nov2013_1_zpsa077f668.jpg

 photo MH_Nov2013_2_zps62ac83ff.jpg

 photo MH_Nov2013_3_zps2cc616f5.jpg