Trivium Mexico

10 Mayo 2014 |

[video] Matt & Corey hablan de sus guitarras favoritas, tips vocales y el metal en Estados Unidos (parte 2)

Enseguida pueden leer la traducción de la segunda parte de la entrevista que Matt y Corey tuvieron con Fret 12 en la cual hablan sobre sus guitarras favoritas – especialmente las que no llevan en las giras. También nos cuentan sobre cómo cuidan su voz, y dan tips para los que aspiran a ser cantantes ;) Y por último nos dan su opinión acerca de la escena del metal en su país, Estados Unidos. El video podrán encontrarlo al final del escrito.

¿Cuáles son sus guitarras favoritas, ya sea las que lleven en las giras o sean de su colección personal?

Matt:
“Mi guitarra personal favorita es una que ya no llevo a las giras; es la primera Les Paul que mi papá me dio cuando tenía 11 o 12 años – sí fui afortunado que me comprara una guitarra así siendo tan joven. Esa fue el prototipo y la que sirvió como base para la MKH Epiphone signature. La envié y tomaron el peso, dimensiones, cómo se sentía al tocarla y todo eso para modelarla para crear la signature.”

Corey: “Una de mis guitarras favoritas – que tengo muchas – es una que no llevo a las giras porque es muy buena y no quiero maltratarla, especialmente si tiene forma de 'V'. La guitarra que tengo en casa es mi guitarra signature original cuando apenas la estaba diseñando e hicimos una con todas las cosas que quería en ella, pero al parecer tengo un gusto muy caro para las guitarras (por que se le añadieron) todos esos esos detallitos y resultó ser muy cara para lanzarla como modelo signature. Sí hicieron una, es negra con acabado transparente, borde, y quedó tan genial que simplemente la dejo en casa para tocarla allá porque es demasiado bonita como para echarla a perder en las giras. Salió cara debido a la forma única que tiene, sobretodo en el borde, además de los materiales y mano de obra para poner dicho borde porque no es una guitarra recta. Mi guitarra ahora es la misma, pero no tiene borde en ella; pueden ver fotos en Twitter.” (Mientras Corey hablaba se escuchó a Matt bromeando y diciendo que la guitarra de Corey tiene incluida una fuente de Jäger que va directo a su boca).

Matt: “Otra de mis guitarras favoritas es la guitarra signature que me dio John Petrucci al final del tour y casi lloro. Recuerdo que volé de regreso a casa y una empleada de la aerolínea Airtran levantó el estuche y lo arrojó; cuando le hice saber mi descontento solamente me dijo algo malo y se fue. Afortunadamente no le pasó nada a la guitarra gracias al diseño del estuche para Ernie Ball. Sobre la historia del por qué me la dio: simplemente nos llevamos bien en la gira (A Dramatic Tour Of Events, 2011), él siempre ha sido uno de mis guitarristas favoritos; he usado sus ejercicios de Rock Discipline para cada show en el que hemos tocado desde que yo tenía 16 años, los uso para calentar y para perfeccionar mis habilidades; en ese tour me dio algunas lecciones que me hicieron mejor guitarrista. Usé la John Petrucci blanca de siete cuerdas para grabar The Crusade. Cuando me regaló su guitarra sólo me dijo un par de palabras agradables y ya. Recientemente le envié una de mis guitarras también.”

Corey: “Yo tengo una playera de esa gira.”

¿Qué hacen para mantener sus voces?

Matt:
“En este tour tuve un susto con mi voz; tuve que cancelar mi primer show, nunca antes había cancelado algo debido a problemas de voz porque me cuido impecablemente, pero ahora tendré que hacerlo mucho más. Así que antes de cada show no consumo alimentos al menos 4 horas antes. Tomo Prilosec en la mañana y Zantac antes de irme a dormir; no como nada 3 horas antes de acostarme, y sólo bebo una malteada de proteína sin nada si terminamos muy tarde el show. Nada de alcohol ni cafeína; bebo mucha agua y trato de tener un estilo de vida saludable en las giras. Pero me gusta comer bien. Tomo Throat Coat con miel, limón y jengibre durante todo el día – es algo que Draiman hace. Hago entrenamientos de voz incluso antes de hablar cuando despierto, incluyendo 'estiramientos de cuerdas vocales', trato de no hablar mucho, caliento 30 minutos antes del show, yoga, pesas, Jiu-Jitsu durante todo el día. Es mucho. Algunos no tienen que hacerlo ni cuidarse y cantan de maravilla, pero yo no puedo.”

Corey: “Está tratando de asustar a la gente respecto a lo que implica ser un vocalista. Yo hago casi completamente lo opuesto: no hago ejercicios vocales, aunque no tengo que cantar como Matt y Paolo porque yo sólo grito, y para mí es más fácil cuando no tengo que preocuparme por estar afinado y todo eso. Solamente aprendí a hacer los gritos como Matt los hace en el disco; no tuve ningún entrenamiento, simplemente lo hago y ya, y antes de tocar por lo general me echo un trago, y luego grito algunas veces y nada más voy al escenario y lo hago. Tal vez no es la manera en que todos deberían hacerlo.”

Matt: “Creo que si nada más gritara no tendría que hacer todo esto, pero como canto es por eso que lo hago.”

Corey: “De repente me pasa que luego del show echo a perder mi voz cuando trato de cantar cosas del tipo hair metal, y es raro porque luego apenas y puedo hablar, pero cuando voy al escenario puedo gritar. Pero no he tenido problemas con no poder hacerlo.”

Matt: “Cuando hacemos los discos y dejamos los gritos para el final, o cuando se hagan las voces, puedo hacerlos incluso cuando mi voz está cerrada y sin calentar y cuando como algo antes, pero cantar es lo que requiere más atención. Algo interesante que me dijeron los especialistas de voz fue que 3 gotas de ácido de tu estómago que suban pueden dañar tus cuerdas vocales; y yo tuve daño ocasionado por el reflujo y por sobreuso, pero afortunadamente dentro de un par de días y con cuidarme de forma extrema ya estuve bien. El cuidado funciona; se tiene que ser algo aburrido estando de gira, pero es por el bien de la audiencia.”

¿Cómo se compara la escena del metal de Estados Unidos a la de otros países?

Matt:
“Es sin duda más pequeña de lo que es en otros países. Yo soy de este país, vivo aquí y vamos de gira en este país mas que en cualquier otro lado, pero el metal aquí es visto de manera errónea debido a shows y presentadores específicos de TV y radio, así como a bandas y fans. Son esas cosas que derrumban la imagen del metal y lo hacen ver como algo no auténtico, cursi y cliché. Afortunadamente hay una escena metalera y nosotros somos una banda de metal que ama el metal, es lo que hacemos. Las facciones extremas de segregación de la música realmente afectan a las bandas aquí; uno ve que hay bandas muriendo o terminando debido a eso, porque la gente no está apoyando a las bandas. En Sudamérica, Alemania y Asia el metal no es sólo un género que la gente escucha, sino un estilo de vida; no es algo que prendes porque te da la gana, sino algo que comes, respiras, duermes y vives, y eso es lo que nosotros hacemos. Me gustaría que esa mentalidad pasara más aquí, quizá lo hará, estamos impulsando eso, pero ya lo veremos. Los Estados Unidos son un gran lugar donde estar, amo vivir aquí, me encanta estar en Norteamérica, pero hay otros lugares en el mundo en el que sin lugar a dudas el metal es más un estilo de vida de lo que es aquí. En los Estados Unidos – y me estoy poniendo en esta categoría también – somos muy consentidos para los shows: siempre hay tours que vienen, hay muchos lugares donde la gente puede elegir ir para los shows – lo cual me parece bien – y luego la gente decidió dejar de ir y eso nos parece raro; luego vamos a lugares en el extranjero donde la gente espera formada durante dos días seguidos antes de que pase el show. No estoy diciendo que tienen que hacer eso, pero definitivamente si te gusta algo – como a todos nos encanta el metal – tenemos que ayudar más allá, tenemos que apoyar a todas las bandas de metal, no nada más las 3 de las que nadie ha oído, sino apoyar todo por su propio bien.”

 



Ver Parte 1