Trivium Mexico

30 Octubre 2013 |

Matt habla de sus subgéneros favoritos del metal y da su consejo a los fans

Source: Gibson Backstage - Matt Talks Metal - Part 1
             Gibson Backstage - Matt Talks Metal - Part 2


Matt tuvo una interesante charla con Gibson Germany y en el siguiente par de videos él nos cuenta sobre sus 3 subgéneros favoritos del metal: Death Metal, Death Metal Melódico y Black Metal, y asimismo deja un mensaje para todos los fans del metal.

Parte 1



El metal para mí siempre ha sido más allá que un género musical – creo que el metal no es algo que deba prenderse y apagarse cuando uno va manejando o se ejercita. Sí, eso es lo que significa para algunas personas, pero para mí y para la gente que rodea a la banda (nuestros seguidores, fans o amigos cercanos), el metal es un estilo de vida. No es algo casual, es lo que uno es: lo que uno duerme, come y respira. Eso es lo que somos nosotros como banda, es nuestro género favorito, es lo que hacemos y tocamos, la música que hacemos es la que queremos escuchar como fans del metal. Así que nuestra creación de ello es nuestra reacción a todo. Nuestra creatividad va hacia servir primero a lo que somos como fans del metal, así que hacemos la música que queremos escuchar como fans del metal, como gente que lo ve como un estilo de vida en ese género musical.

Los tres subgéneros más grandes que han tenido un papel importante en mi vida son primeramente el Death Metal – el cual es uno del que siempre he sido fan, pero que no necesariamente ha influenciado demasiado en toda la música de Trivium, pero las bandas de Death Metal pueden remontar cualquier cosa de Death, quienes de hecho sí son una gran influencia de Trivium, especialmente en discos como ‘Symbolic’ o ‘The Sound Of Perseverance’. Es interesante que Death es una banda que no siempre se quedó en la forma en la que se supone que debe quedarse el Death Metal. Típicamente el Death Metal lleva voces más bajas, guturales más bajas, musicalmente no es tan melódico como algunos otros subgéneros que hay; usualmente es bastante rápido, las guitarras tienen un tono más bajo o usan guitarras de siete cuerdas, y supongo que los temas que abordan van al nivel de lo que uno esperaría de una película de zombies o descripciones de autopsias; eso es más o menos lo que es el Death Metal, pero Death tuvo un gran papel en lo que somos como banda.

El Death Metal Melódico – estaba tratando de describirlo a algunos amigos y otras bandas que no están mucho en este subgénero, y como que se pierde cuando se va a esto. Pero creo que el Death Metal Melódico es increíblemente diferente del Death Metal. La diferencia más grande con el Death Metal Melódico es que los cuatro padres, los fundadores de lo que fue este estilo, los que lo perfeccionaron fueron bandas de Gotemburgo, Suecia, y lo que hicieron fue crearlo – originalmente fue acuñado como el Sonido de Gotemburgo. Death Metal Melódico es la mezcla de Death Metal de Estocolmo y Tampa, o Death Metal en su totalidad, música folk tradicional sueca (idolatra las melodías que uno esperaría en la música folk tradicional sueca en guitarra acústica o el instrumento que usaban en aquel entonces, quizá el laúd o algo así), y luego un poquito de heavy metal británico o bandas de heavy metal originales como Iron Maiden o Judas Priest. Así que In Flames, por ejemplo, es una banda que en el centro incorpora un poquito de ese Death Metal de Tampa, folk tradicional sueco y luego esa cosa al estilo de Maiden / Judas Priest y logrando algo que los hace únicos. Y si nunca me hubiera gustado In Flames, dudo que estuviéramos aquí ahora, no nos hubiera firmado ninguna disquera. Lo que el Death Metal Melódico me mostró la primera vez que lo escuché fue a través de una canción llamada ‘Jotun’, de In Flames de su álbum llamado ‘Whoracle’; cuando la escuché por primera vez me mostró que algunos de mis géneros favoritos del metal y algunos de mis tipos favoritos de música son cosas que incluyen polos opuestos. Con el Death Metal Melódico se tienen melodías hermosas y épicas que son sonsonetes que uno puede entender y que le puedes cantar a alguien; pero también lleva a la par voces muy brutales, sean gritos en rango bajo, medio o alto. El Death Metal Melódico tiene un poquito de todo eso.


Parte 2



Uno de mis subgéneros favoritos es el Black Metal. El Black Metal es probablemente para mí la forma de metal más extrema. Hay formas más extremas de música, quizá cosas que van de punk o hardcore, como el grindcore, y cosas así. Pero el Black Metal para mí siempre ha sido el más intenso, y lo que he aprendido al ser fan del Black Metal por tanto tiempo es que mi tipo favorito es el que se revoluciona a sí mismo constantemente. El Black Metal típicamente se describe como algo que no busca el cambio, que no acepta cosas que no están en el mismo nivel extremo de lo que es el Black Metal, pero para mí, mientras he crecido, mis bandas favoritas han hecho una transición, como Emperor por ejemplo: ellos siempre estuvieron un par de pasos por delante en lo que respecta al Black Metal, inyectando elementos que uno típicamente no espera de él. Y luego con el disco solista de Ihsahn, ‘Eremita’, que incorpora saxofón, voces limpias y acordes de jazz que uno no se espera en el Black Metal, creo que eso revoluciona el género.

En mi mente el Black Metal fue la respuesta para la complacencia del metal; creo que la gente que fue la fundadora del Black Metal ya no estaba contenta con lo que estaba haciendo el metal. El Black Metal incorpora un poquito de música clásica, algunos elementos de folk; a veces toda su idea es ser la ‘Anti-música’, ser lo opuesto de lo que hacen todos. Así que cuando recién se originó fue la reacción a la complacencia, y luego a mí me gustó que siguió incorporando ese carácter distintivo del Black Metal una y otra vez, revolucionándolo, cambiándolo a como se supone que debe verse, a lo que sí puede verse y cómo debe sonar. Pero es usualmente representado con voces chirriantes altas, las guitarras no suelen llevar timbres bajos, y usan seis cuerdas para el estilo de la vieja escuela; usualmente las bandas usan maquillaje corporal para parecer cadáveres, utilizan imágenes de satanismo y ocultismo y naturaleza fría. Esa es la idea original del Black Metal, pero desde el principio ha cambiado y se ha convertido en su propia cosa. Lo que amo del Black Metal es algo que aprendí de esta vieja cultura noruega llamada ‘Oskorei’, y creo que lo que influenció originalmente al Black Metal me parece que es una tradición Noruega antigua o mitología en la que habían unos jinetes fantasmas que iban volando por los cielos, gritando en un tono muy alto, que eran muy pálidos y robaban las almas de la gente mientras pasaban; pienso que eso tuvo que ser una de las inspiraciones originales para meter en las bandas y me pareció muy ‘cool’ ver cómo la tradición cultural puede tener influencia en un género musical.

Mi mensaje más grande para los fans del metal sería que ellos se mantengan apoyando al género que aman. Una cosa es que habiendo demasiados subgéneros y tantas bandas hoy en día y facciones en el metal, no siento que este apoyo se dé siempre. Hay gente a la que sólo le interesa una cosa, y todo lo que no encaje en esa única categoría no es lo suficientemente bueno. Pero en general es que todo lo que en verdad sea metal de corazón necesita que lo apoyen, de este modo las bandas pueden sobrevivir. Hay muchas bandas que desaparecen porque no pueden sobrevivir, ya que no cuentan con un respaldo. Creo que las bandas de metal necesitan ayudar a otras bandas de metal, y los fans del género necesitan pasar la voz sobre sus bandas favoritas y no sólo estar contentos con mostrar el gran apoyo que ya dan, sino deben llevarlo al siguiente nivel, y en verdad ayudar esas bandas y hacer que se dé a conocer el nombre de ellas lo más que se pueda, y así cuando los fans pueden hacer eso y mantener vivo el nombre de la banda, las bandas que aman pueden seguir regresando.