Trivium Mexico

15 Abril 2014 |

Paolo habla sobre la evolución musical de Trivium

Source: Rockers Trivium hits their musical stride

Para el bajista de Trivium, Paolo Gregoletto, hacer un álbum que realmente reflejara la visión de la banda de metal por su música era una cuestión de equilibrio.

Los elementos que componen el sonido del grupo en su último disco, Vengeance Falls no son ajenos a los fans. Pero Gregoletto dice que la forma en que los elementos trabajan juntos es otra cuestión.

“Nuestra música está como atrapada entre el ser de una banda agresiva muy pesada y una banda muy melódica. Y como que siempre ha sido una lucha entre las dos,” dijo en una entrevista telefónica reciente. “De un modo extraño, es algo así como que hemos sido demasiado pesados o hemos sido demasiado melódicos. Esta vez fue como que nosotros tuvimos que trazar la línea y decir aquí es donde está Trivium. Éste es nuestro sonido.”

No es raro que las bandas necesiten varios discos para alcanzar su estilo musical, y ese fue el caso de Trivium, que se formaron en el 2000 en Orlando, Florida.

Gregoletto admite libremente que si Trivium sacara de la caja su talento y potencial, al principio los miembros de la banda no tendrían exactamente un concepto claro de su sonido.

“Creo que con los dos primeros discos todos éramos bastante jóvenes. Creo que nuestra visión era más de hacer las cosas sin pensarlas. Creo que eso es lo que hizo emocionante a un álbum como Ascendancy,” dijo, mencionando el segundo álbum de Trivium, que fue lanzado en 2005 . “Fue una mezcla de un montón de diferentes ideas y estilos musicales dentro del metal, y eso fue lo que hizo que fuera un disco muy fácil de realizar. La forma en que veo eso es que éramos chicos jóvenes tomando decisiones grandes, y estilísticamente – cómo nos vemos, cómo éramos en los vídeos, cómo éramos en la televisión – y la única manera en que puedo describirlo es casi como si fuera por ADD (trastorno por déficit de atención). ‘Hagamos esto. Hagamos eso también, y esto y lo otro.’ Ahora, en retrospectiva, eso envió mensajes confusos a la gente porque viéndonos desde el exterior los fans pensaban que era una banda que realmente no sabía a dónde quería ir o quiénes eran. Y nos tomó un par de álbumes darnos cuenta de que todas estas decisiones tuvieron un gran impacto en la opinión de las personas y lo que ellas piensan que eres.”

No ayudó que la banda siguiera a Ascendancy un año más tarde con The Crusade, en el cual Trivium conscientemente trató de ajustar su sonido y hacer un álbum que se mantuviera alejado de Ascendancy. Pero el próximo álbum del grupo, Shogun comenzó a llevar hacia la armonía la mezcla de lo pesado y lo melódico, y las voces cantadas y los gritos.

Para el momento que comenzaron a trabajar en su próximo álbum In Waves (2011), el grupo se sentía listo para empezar a lograr el potencial que siempre parecía presente en la música de Trivium.

“Creo que para In Waves realmente lo concretamos. Shogun fue una especie de comienzo, pero con In Waves nos dimos cuenta de que era como si fuera el paquete completo,” dijo Gregoletto. “Tenemos que vernos así, visualmente por el arte, todo eso tuvo que unirse. Nos dimos cuenta de lo importante que eran estas cosas. Fue como un recomienzo para nosotros como banda... Es como que sólo nos dimos cuenta de que uno tiene que tener una visión clara de lo que va a hacer.”

En todo caso, esa visión es inclusive más clara en Vengeance Falls. Canciones como “Strife,” “At The End Of This War” y la que da nombre al disco, tienen un buen balance entre riffs agresivos de guitarra, y batería aporreadora, y coros enganchadores y lineas melodicas de la guitarra lead, y entre las partes instrumentales y complejas, estructuras de canciones fáciles de absorber. Esto es contundente, pero melodioso, metal tocado con pasión y precisión.

Gregoletto da créditos al productor y líder de Disturbed y Device, David Draiman, por ayudar a los miembros de Trivium – Gregoletto, el baterista Nick Augusto, el vocalista y guitarrista Matt Heafy y el guitarrista Corey Beaulieu – a afinar las canciones y hacer de Vengeance Falls un álbum cohesivo.

En particular, Draiman dirigió una sesión de pre-producción antes de la grabación de Vengeance Falls durante la cual el grupo analizó las nuevas canciones y letras, dando con maneras de fortalecer y perfeccionar el material.

“Al trabajar con alguien como David, hemos sido capaces de pensar en lo que íbamos a hacer, realmente planearlo, realmente trabajar en la pre-producción, con todo el material que teníamos y trabajarlo en un disco que de principio a fin es una declaración en sí misma,” dijo Gregoletto.

Esta primavera Trivium está tocando algunas canciones nuevas en una gira donde le hacen segunda a Volbeat. El grupo ha tenido que resistir la tentación de tocar más de material de Vengeance Falls por falta de tiempo.

“Es difícil para nosotros,” dijo Gregoletto. “Tenemos seis álbumes ahora y vamos a llegar al punto en el que (aún) con 60 o 70 minutos no cabrán todas las canciones que queremos tocar y todas las canciones que todos quieren escuchar. Cuando vamos de gira como líderes de cartel, solemos tocar 90 minutos, así que eso cubre una buena cantidad de territorio.”