Trivium Mexico

23 Octubre 2013 |

Matt & Corey hablan de “Vengeance Falls”, el pasado, presente y futuro de Trivium y más

Source: TRIVIUM – Dritti per la propria strada

Trivium – Directos en su propio camino

¿Cómo se sienten en ese extraño momento en que el álbum ya está listo y esperando a ser liberado?

CB:
“Todo es muy emocionante, estamos en ese momento en que terminamos de mezclar y definitivamente sabemos cómo suena todo, conocemos la forma final del disco, y mientras tanto estamos ansiosos de mostrar nuestro trabajo a todos y recibir sus comentarios. Es agotador desde algunos puntos de vista, pero también es un momento de emoción notable.”

MKH: “Habiendo escuchado el disco terminado y tener la oportunidad de hacer una gira de prensa para Europa, por primera vez, me hace feliz. De esta manera tenemos la oportunidad de hablar con muchos expertos y crear el interés para ‘Vengeance Falls’.”

Ustedes han declarado que la colaboración con David Draiman estaba en el cajón desde hace mucho tiempo, ¿cómo nació?

MKH:
“En 2005 David se declaró fan de la banda, confiándonos que ya quería trabajar con nosotros, pero no sabía cómo. Con el pasar del tiempo Trivium creció, y nos fuimos conociendo más íntimamente. Nos enteramos de lo significativo que fue su trabajo como productor en el estudio con Disturbed. Fue con el proyecto de Device que David mostró todas sus habilidades como productor, y al mismo tiempo decidimos que trabajaríamos con él.”

Su mano está claramente presente en todo el disco. ¿Draiman también fue un entrenador de voz? ¿Cómo trabajaron?

MKH:
“Creo que el mejor productor es la persona que puede pensar fuera de lo ordinario, fuera de la esfera en la que normalmente trabaja, aplicando de manera constructiva a la grabación de cada instrumento individual. David supervisó cuidadosamente la grabación de guitarras, bajo, batería, voces y hasta la musicalidad de los textos. Ha sido capaz de guiarnos para expresarnos mejor. El hecho de que él es el cantante principal de una banda de metal me ha beneficiado en las grabaciones como nunca antes. Él me enseñó técnicas de respiración y canto, junto con trucos como un verdadero ‘maestro’. No es la primera vez que tomo clases de canto, pero tener al lado una figura que está cantando en una banda de metal y que al mismo tiempo sabe grabar de la mejor manera una canción no tiene precedentes.”

¿Qué pasó con el resto de la banda?

CB:
“Trabajamos duro en la pre-producción para organizar los mejores arreglos posibles, solos y partituras rítmicas. Me concentré en trabajar los riffs más débiles, en buscar la atmósfera adecuada en ciertos puntos o trabajar sobre el impacto en los demás, y así lo hicieron Paolo y Nick. Al momento de grabar las canciones estaban muy definidas, y cada día nos hicieron trabajar horas ‘extraordinarias’ por la noche, para mejorar algunas en solitario o elevar un cambio de ritmo. David nos dio todo el espacio que necesitábamos para que tocáramos otra vez y de mejor manera las canciones en las que habíamos trabajado antes de ponerlas en el disco.”

En el momento de crear las nuevas canciones, ¿discutieron sobre la dirección que tomarían? ¿Qué los empujó hacia un cierto tipo de sonido?

MKH:
“Queríamos escribir canciones que le gustarían al público, y que por lo tanto harían que nos sintiéramos orgullosos de nosotros mismos. En el primer disco, cuando todavía no teníamos seguidores, ni siquiera sabía lo que la gente esperaba de nosotros. En ‘The Crusade’ quisimos ser diferentes al 100% del primer álbum de Trivium. En ‘Shogun’ quisimos hacer algo técnico. En ‘In Waves’, así como en este ‘Vengeance Falls’, nos dedicamos exclusivamente a nosotros mismos para escribir las mejores canciones de las que somos capaces. Al escucharlo ahora, un mínimo publicado, creo que se pueden incluir de manera satisfactoria todas nuestras experiencias pasadas, con los elementos de cada disco.”

¿Les es más fácil relacionarse con el recién llegado Nick Augusto?

CB:
“Por primera vez el baterista estuvo presente durante todo el proceso de composición. No hubo máquinas de batería; sudamos y permanecimos en la misma habitación con un músico atento, servicial y proactivo. Ha sido el más grande, es maravilloso tener a Nick en la banda, ya que es muy bueno tenerlo en el autobús de gira. Nunca grabamos muy rápido, esta es la mejor prueba de cómo van las cosas.”

El diseño de la portada es algo nuevo y muy diferente, nunca visto antes o similar a la de otras bandas. ¿Pueden decirnos algo sobre el artista que contrataron?

MKH:
“El artista fue Brent Elliot White, quien después de trabajar en varios diseños de camisetas de Trivium pasó a nuestra primera portada. En resumen, le enviamos todas las letras y todos los demos que teníamos, junto con una idea general y un boceto. A lo que llegamos fue casi al primer borrador, la portada actual del álbum. No me malinterpreten, no nos envió el diseño al día siguiente: su trabajo fue muy largo y laborioso, y estamos muy satisfechos con el resultado final, que es una metáfora y una realización artística del significado de las letras.”

¿Así que ustedes no discutieron de ninguna manera lo que se supone que representa?

MKH:
“No le dimos ninguna indicación específica, dejamos que interpretara nuestras letras y nuestra música, elaborándola de acuerdo a su inspiración personal.”

Matt, la versión acústica de “Harvest” de Opeth tuvo un gran éxito en la red. ¿Han pensado en incluirla en el disco?

MKH:
“No está relacionada en lo absoluto con Trivium, es una cosa más mía, personal. A veces, en mi tiempo libre, me gusta dedicarme a cosas un poco diferentes. También hice un cover de In Flames, y me encantaría tocar algo más extremo en acústico. Tal vez algún día salga un propio proyecto paralelo, quién sabe. De todos modos no es una cosa que vaya a suceder a corto plazo, yo se los aseguro.”

Desde hace unos años, Trivium, junto a Bullet For My Valentine y Avenged Sevenfold han sido aclamados como el futuro de la música metal. ¿Qué piensas ahora, después de casi 10 años de su trayectoria y la de sus colegas?

MKH:
“Es agradable tener compañeros de la misma edad. Al principio teníamos dieciocho-diecinueve años e íbamos de gira con grupos de al menos cinco años más. Nosotros, Avenged y Bullet, tenemos obviamente las mismas influencias, Metallica, Iron Maiden, Pantera, Slayer, Sabbath, Priest... esas influencias que, junto con nuestra pasión, han dado forma a lo que somos hoy. Del mismo modo Avenged Sevenfold, partiendo de la misma base, han evolucionado hacia un sonido más rock, mientras que BFMV ha tomado una dirección diferente. Hoy en día, es agradable escuchar ‘Vengeance Falls’ y reconocer los elementos de cada álbum anterior, como una mezcla de todo lo que hemos hecho en nuestra carrera.”

¿Qué consejo te darías a ti mismo dentro de diez años?

CB:
“No sé. Todo lo que hemos hecho durante los últimos 10 años nos ha traído aquí, y te aseguro que fueron años fantásticos. Si a continuación me preguntas sobre ir atrás en el tiempo y cambiar algo para cambiar el futuro... ¡no lo haría en absoluto!”

MKH: “¡Mejor no correr el riesgo de echar a perder todo y mandarlo al carajo! ¡En cualquier caso, me puse los pantalones más cómodos y me arreglé el cabello!”

¿Hay ya un álbum con el que les gustaría ser recordados?

MKH:
“Estamos promoviendo ‘Vengeance Falls’, yo diría que este álbum, ¿no es así? Es el disco más adecuado para introducir a alguien a lo que es Trivium dado que muestra nuestras mejores partes. ‘Shogun’ sería demasiado técnico, ‘Crusade’ no se representa completamente, los otros no son lo suficientemente maduros como ‘Vengeance Falls’.

CB: “¡Esperamos que la gente nos recuerde durante más de un álbum!”

 

Gracias a Trivium Italia por el aporte :)

Traducción al español: Viry Abernethy.