Trivium Mexico

Feb 17, 2021
Published in NOTICIAS

Source: FLOW X DESIGN: Interview with Matt Heafy

Entrevista con Matt Heafy

Viaje hacia el ‘Flow’

Antes de comenzar con la entrevista que el sitio Designpartners.com tuvo con Matt Heafy, definamos lo que es el ‘flow’: “El diccionario de la Real Academia Española (RAE) no incluye el término ‘flow’. Se trata de un vocablo inglés que puede traducirse al castellano como ‘fluir’ o ‘flujo’, aunque en determinados ámbitos se emplea directamente en su versión original. Para la psicología, ‘flow’ es el estado que alcanza un individuo cuando está totalmente centrado en el disfrute de la actividad que está realizando. De este modo, sus acciones y pensamientos fluyen sin pausa.”

Ahora sí, leamos la entrevista.

A los 11 años, Matt señaló a Metallica, quienes estaban tocando en la televisión, y dijo “Mamá, quiero ser eso.” Un año después, estaba tocando en una banda con gente 7 años mayor que él. Ahora, Matt toca en Trivium, vendiendo más de un millón de álbumes y presentándose ante miles de fans que gritan en conciertos y festivales de música.

“Nunca supe que había algo llamado ‘flow’, me encanta eso, me esfuerzo por eso en todo. Ese momento en el escenario, cuando va bien, cuando no estoy pensando, persigo ese momento.”

Una forma de hacer que las personas logren el ‘flow’ más fácilmente es aumentar los desafíos de la competencia, que debe ser estimulante y placentera (M.Csikszentmihalyi, 2008). Matt se impone implacablemente nuevos desafíos actuando en el escenario, mientras compite en Jiujitsu, o incluso cuando hace streaming de Valorant a sus fans.

“Siempre quiero que esté al menos a mi nivel o más alto. Nunca quiero que sea fácil. Cuando el nivel competitivo o el desafío es demasiado fácil, mi cerebro va a otra parte.”

Continúa: “Cuando solíamos abrir para bandas, siempre era ‘Vamos a superarlas, seamos mejores que ellas. Abriremos para ellas, pero las aplastaremos.’ Y no es literalmente, pero creo que es bueno establecer ese tipo de tono para uno mismo y hacerlo difícil.” Por lo tanto, Matt se plantea desafíos de manera inherente para igualar su nivel de dominio – un factor importante para lograr el ‘flow’.

Dominio del ‘Flow’

Al seleccionar qué guitarra tocar, Matt explica que el instrumento en sí no es tan importante como la necesidad de familiaridad.

“Si se trata de giras y guitarras en vivo, quiero que se sientan como siempre. Pero no tiene por qué ser exactamente lo mismo. No tiene por qué ser ese único elemento supersticioso y específico.”

Matt señala que, naturalmente, el sonido de un instrumento es definido principalmente por la persona que lo toca. Incluso el instrumento más avanzado no puede reemplazar las horas que uno necesita dedicar para dominar una habilidad.

“Voz o guitarra, el 75% del tiempo soy yo ensayando, eso fue algo que me enseñó el jiujitsu brasileño. Mucha gente piensa cuando ve a sus músicos favoritos: ‘está bien, si consigo este pedal, tengo este amplificador, sonaré como mi chico.’ Pero realmente son las manos.” Para Matt, el dominio individual es lo que define y distingue el sonido particular de alguien.

Modificar herramientas

Matt ha modificado todas las guitarras de su gira; quiere que todo sea más eficiente y busca constantemente formas de mejorar el flujo de trabajo. Al personalizar sus guitarras en vivo, Matt siempre quiere que la interacción sea sin esfuerzo.

“En la Matt Heafy Epiphone signature, cambié las pastillas de la guitarra, cambié el puente, cambié a Evertune. Y es una pieza de hardware realmente increíble. [Mi guitarra] está configurada de tal manera que funciona en un sistema de poleas que, sin importar la presión, estará perfectamente afinada.”

Habla de tener que compensar por las fallas en el equipo. “Los canales de mis oídos se cierran cuanto más canto, y los monitores auditivos pueden incluso salirse. Entonces, tengo que compensarlo calentando bien primero para mejorar el ajuste, o teniendo el volumen vocal mucho más alto. Todo debe estar equilibrado.” A pesar de utilizar excelentes equipos y herramientas que ha modificado, todavía hay momentos en que el engranaje saca a Matt de los estados de ‘flow’.

Entorno del ‘Flow’

El ‘flow’ puede ocurrir por casualidad, sin embargo, hay actividades que estimulan el ‘flow’, como los rituales o la organización del entorno de una manera que lo facilite. A Matt le gusta que su entorno esté perfectamente en sintonía con sus necesidades para que nada pueda sacarlo accidentalmente del ‘flow’. Incluso ha desarrollado un enfoque matemático para optimizar su interpretación vocal. Ha pasado horas elaborando la fórmula perfecta para calentar su voz antes de un concierto para que su canto y sus gritos suenen muy bien.

“Cuando toco bien, pero los gritos no funcionan, en mi cabeza caigo en espiral, siempre quiero que los gritos suenen bien. Aprendí las fórmulas probando el pre-show cronometrado de cuándo comenzar mi calentamiento.”

Salir de los estados de ‘flow’ puede suceder muy fácilmente, por lo que Matt sigue rituales para tratar de calmar su mente y eliminar los factores en su entorno que lo hacen pensar demasiado.

“Siempre soy yo quien me saca del ‘flow’, si algo no me parece bien, pienso demasiado. Por ejemplo, si mis monitores no están perfectos – me gusta tener todo muy equilibrado como un CD, y mi voz está un poco por encima. Mi barrera para alcanzar ese estado es pensar demasiado.” Para Matt, una mente tranquila que no piensa demasiado es un facilitador vital del ‘flow’.

Mentalidad para el ‘Flow’

Matt nos dice que está en un lugar de su vida en el que no se compara ni se critica a sí mismo, sino que se esfuerza por mejorar.

“Solía castigarme y compararme con los demás. Ahora estoy enfocado en ser la mejor versión posible de Matt Heafy. Definitivamente soy un experto en exactamente lo que hago. Soy el mejor Matt Heafy en Trivium que existe, creo que es una mejor manera de priorizar las cosas.”

Le preguntamos sobre un logro del que está muy orgulloso.

“Siempre he tenido una búsqueda incesante de lo extremo”, dice. “Mi último proyecto* lleva 11 años en desarrollo. Me planteé el desafío de – no puedo hacer ningún estilo que haya hecho en Trivium. Estoy muy orgulloso de eso.”

*Matt se refiere a su proyecto de black metal junto a Ihsahn, el cual llevaba el nombre Mrityu pero cambió a Ibaraki. Dicho proyecto todavía no cuenta con fecha de salida.

En más noticias de la banda, por el momento no hay novedades, aunque según un tweet de Paolo es posible que por la actual pandemia se posponga una vez más el Metal Tour of the Year de este verano junto a Megadeth/Lamb Of God.

Matt también continúa lanzando música ‘solista’, mucha que ha grabado a través de su bastante activo canal de Twitch. Recientemente lanzó el tema “Wellerman”, con 3 versiones de una popular canción ballenera del siglo XIX:

 

Pueden seguir su proyecto personal en Spotify aquí.

También recientemente presentó los prototipos de sus próximas guitarras signature con Epiphone. No hay más información sobre fecha de salida, precio ni especificaciones:

En cuanto a noticias personales de parte de los chicos, este verano se estrenarán como papás Paolo Gregoletto junto a su novia Bianka, y Alex Bent junto a su esposa Christina. Ambos músicos dieron la respectiva noticia a través de sus redes sociales.

 
 
 
View this post on Instagram

A post shared by Paolo Gregoletto (@triviumpaolo)

 
 
 
View this post on Instagram

A post shared by Alex Bent (@alexbentdrums)

Dic 09, 2020
Published in NOTICIAS

Source: Matt Heafy: ​“Rock should be made by the people in the band, not by ghostwriters or teams of songwriters”

Texto: Luke Morton
Foto del encabezado: Grizzlee Martin

Matt Heafy está en el "deber de papá" hoy, cuidando a sus niños gemelos después de sus lecciones de natación de la mañana, y lo encontramos de un humor contemplativo. Y también deberíamos estarlo, ya que los eventos de los últimos 12 meses le han dado al líder de Trivium una razón para respirar y reflexionar. Este abril, los pesos pesados de Florida lanzaron su noveno álbum, What The Dead Men Say, y cambiaron el juego con su posterior experiencia de transmisión en vivo A Light Or A Distant Mirror (nada sorprendente dada la pasión de Matt por Twitch).

Aparte de su trabajo diario, también ha aparecido en nuevos álbumes de Bleed From Within, Me And That Man y Chthonic, y acaba de lanzar un nuevo EP de cinco temas con su amigo YouTuber Jared Dines (titulado de forma inventiva Dines x Heafy).

Junto a este alboroto constante de creatividad y horas de ensayos diarios en vivo, el 2020 también trajo consigo el 15 aniversario del álbum revelación de Trivium, Ascendancy. Encendiendo el mundo del metal en llamas tras su lanzamiento, no solo ganó el Álbum del año de Kerrang!, sino que también los vio subir al escenario principal en Download ese verano, y a la portada de la revista Kerrang!, anunciada como "La banda de metal más ardiente del siglo" con Matt sosteniendo una guitarra en llamas.

Trivium promo February 2020

Por desgracia, el cohete atado a sus espaldas no alcanzó la estratosfera. La historia de Trivium desde entonces ha sido accidentada, y nunca volvió a capturar por completo ese ímpetu, debido a un extraño paso en falso en su catálogo grabado, y corre el riesgo de no dar los mejores resultados que esperaban. Hoy nos sentamos con Matt mientras se toma un tiempo fuera de su devota comunidad en línea para recordar cómo llegó aquí, qué habría hecho de manera diferente y por qué siempre alzará la bandera del metal, incluso si algunas bandas no lo hacen.

Creciste en Florida pero naciste en Japón y tienes una madre japonesa. ¿Qué impacto tuvo eso en ti al crecer en Estados Unidos?

“Al principio no entendía que yo era de otro lugar. Recuerdo a todos [en la escuela] hablando sobre lo que habían desayunado, alguien me preguntó y yo dije: ‘Lo que siempre como: arroz y salmón.’ Y todos me miraron como, ‘¿Qué diablos? Eso no es normal. Comimos cereal.’ En ese momento me di cuenta de que había estado haciendo algo diferente, que la norma de una cultura es algo diferente en otro lugar, así que quería averiguar cuáles eran las normas de otras personas. Cuando comenzamos a ir de gira por el mundo, quería ver cuál era el arroz y el salmón de otras personas, cuál era el desayuno de cada país, cómo crecieron…

“Ese es el lado positivo, pero al crecer te enfrentas al racismo y lo enfrenté bastante de gira cuando comenzamos. A la gente a la que no le gustaba la banda les oía gritar insultos racistas asiáticos o me hacían la seña de los ojos asiáticos y me mentaban la madre. Esto fue en los primeros días cuando nos dimos cuenta de que esta división existe – y la vemos ahora más que nunca. Vemos personas que creen que las personas son diferentes, que porque eres de otro lugar eso significa algo, o si algo malo está sucediendo en ese país, significa que eres responsable.”

¿Qué lecciones de moral y de vida te inculcaron al crecer rodeado de la cultura japonesa?

“Siempre me he considerado mitad japonés y mitad marine. Mi papá es un marine, mi mamá es japonesa, y aunque ser un marine no es exactamente una cultura, es un estilo de vida que inculca algo en la vida de las personas. Esas dos culturas son dos de las cosas más reglamentadas y disciplinadas que podrías tener como respaldo. A mi papá le gustaba que las cosas fueran reglamentadas y basadas en instrucciones, pero también me apoyó increíblemente tan pronto como encontré lo que quería hacer en la vida. Tan pronto como dije, ‘Quiero estar en una banda que le vaya bien y toque shows en todo el mundo,’ él estuvo de acuerdo. Y definitivamente incorporo cosas en mi vida que tienen una forma japonesa de ver las cosas, por ejemplo, la forma en que practico la guitarra o la voz: practico para la perfección, sabiendo que la perfección no es posible. Con el canto, trabajo para ser tan bueno como Freddie Mercury, sabiendo que nunca seré tan bueno como él. Sé que suena un poco triste al final, pero está destinado a ser una fuente positiva que me permite continuar. Ese uróboros donde la perfección y la imperfección tienen que vivir armoniosamente, y creo que eso tiene que venir de la cultura japonesa.”

Creciste en Florida y te uniste a Trivium a los 13 años. ¿Conocías la herencia del death metal del estado?

“La escena del death metal fue '92/93-'97/98, y no me metí en el metal hasta 1999, así que me lo perdí, pero más tarde, cuando me metí en el metal extremo, retrocedí. Llegué tarde a entrar en todo, pero me aseguré de que cuando me metiera en algo volvería a las raíces de dónde venía, y eso es lo que siempre imploro a nuestros fans que hagan. Vestimos camisetas de bandas que son nuestras influencias, pero también las que son contemporáneas porque se trata de mantener vivo lo nuevo y al mismo tiempo educar a la gente sobre su procedencia.

“Una de las mayores influencias del death metal en Ascendancy de la que no se habla lo suficiente es Martyr, una banda francocanadiense de tech-death/jazz, que estaba súper influenciada por bandas de Florida como Atheist y Cynic, pero no se parecía a nada que yo había oído antes. La gente necesita checar Warp Zone de Martyr. El otro disco que fue grande para nosotros en Ascendancy fue Sound Of Perseverance de Death. Death estaban a unos 10 minutos de donde crecí. Tocamos en una recaudación de fondos para Chuck cuando estaba en el hospital con un tumor cerebral; tocamos cuando yo tenía unos 13 años. Death fue la mayor influencia para nosotros de esas bandas de Florida.”

Trivium 2005 press shot

Ascendancy celebró su 15º aniversario este año. ¿Qué se siente al mirar hacia atrás en ese disco ahora?

“Cuando escribimos Ascendancy no teníamos fans, no teníamos seguidores. Tocamos localmente y vendimos un par de camisetas a un amigo de una tía o un compañero de la escuela secundaria, no era como lo que tenemos hoy. Simplemente hicimos la música que amamos basándonos en nuestras vastas influencias. Acabo de hablar del death metal, pero Ascendancy fue influenciado por los grandes del metal clásico, el death metal melódico, el black metal, el metalcore, el hardcore... Me gustaban bandas como My Chemical Romance y Dashboard Confessional, y mezclar esas cosas con todo lo demás que estaba pasando es lo que hizo ese sonido Trivium. Permitimos que todo estuviera allí – desde lo simple y melódico como Dying In Your Arms hasta lo brutal y rápido como Declaration. Pero queríamos hacer la música que queríamos hacer. Todo lo que hacemos que se siente más Trivium es lo que hacemos solo con nosotros cuatro: nos metemos en una habitación juntos, me aseguro de poder tocarlo y cantarlo, lo sabemos por memoria muscular y ensayamos muchísimo antes de grabemos algo. Eso es lo que hicimos en Ember To Inferno (2003), Ascendancy (2005), Shogun (2008), In Waves (2011), The Sin And The Sentence (2017) y What The Dead Men Say (2020). Esos fueron los seis en los que no dejamos entrar a nadie, éramos sólo nosotros cuatro antes de permitir la entrada a un productor.”

Eras sólo un adolescente cuando encontraste el éxito mundial. Eso debe haber sido una locura.

“Miro hacia atrás ahora y desearía haberme dado un minuto y haber mirado un poco alrededor. No es que no lo disfrutara, pero desearía haberme detenido un momento y permitirme sentarme y mirar a mi alrededor. Estábamos tan en el medio y haciéndolo que no tuvimos tiempo para detenernos, especialmente con el set del Download [en 2005]. Me desperté entre 30 y 40 minutos antes del set, todavía tenía resaca, mi voz sonaba como mierda, realmente no me calenté, no cambié mis cuerdas, pusimos en el escenario nuestro telón de fondo del tamaño de una estampilla… No estábamos listos para ese show, pero por alguna razón cuando subimos al escenario todo funcionó. Por la razón que sea, pudimos tirar de ese último hilo que estaba en nuestros cuerpos. Cuando me estaba alejando fue cuando me di cuenta de que teníamos que ser más serios.

“Recuerdo la vez que hicimos las noches dobles con entradas agotadas en el Astoria y nos presentaron los discos de oro en el escenario, y eso es una locura, eso no le pasa a bandas como nosotros – no nos ha pasado desde entonces. Recuerdo que subí al vestuario después y los cuatro estábamos en una pelea de gritos entre nosotros, no entraré en el por qué, pero demostró que una parte de la banda estaba lista para pasar al siguiente nivel y una parte no lo estaba. No voy a culpar de eso a ninguno de nosotros, pero no estábamos listos para lo que tenía que ser.”

Entonces, ¿por qué decidieron hacer The Crusade a continuación?

“Fue mi decisión rebelarme contra todo lo que acabamos de hacer. Miré a Ascendancy y pensé que habíamos hecho todo bien. ¿Podemos hacer todo bien de nuevo? No lo sé. Y miré a mi alrededor y pensé que todo mundo estaba gritando y cantando, todo mundo estaba haciendo solos y breakdowns, y todo mundo tenía un montón de doble bombo – así que hagamos lo contrario. Hagamos un disco que suene como si fuera de los ‘80, que sea realmente thrash, voy a cantar por completo, sin breakdowns, volver a la afinación estándar.

“He pensado en lo que hubiera sucedido si hiciéramos Ascendancy Parte 2 en su lugar, y el Reino Unido y los EE. UU. hubieran estado felices, pero no sé si el resto del mundo lo habría recibido de la manera en que lo hizo. Sé que no estaríamos exactamente donde estamos ahora, y donde estamos ahora es un lugar donde podemos probar algo diferente en cada disco. Si bien Sin y Dead Men no son diferencias drásticas entre sí, es la misma idea de permitir que todo suceda. No creo que hubiéramos hecho un disco como Shogun, Sin o Dead Men si no hubiéramos hecho The Crusade. Y en el momento de The Crusade, los gritos comenzaban a sentirse bastante terribles; debería haber aprendido a gritar como puedo ahora y sin doler. Sentía como si mi garganta estuviera sangrando en cada show.

“Todo lo que haces en la vida te lleva a donde estás ahora y necesitas cada fracaso y cada éxito, pero Ascendancy fue un punto muy interesante. Fue la primera y única vez en nuestra carrera en la que Trivium ganaba premios, obtenía portadas de revistas, artículos: éramos una banda de la que hablaba la prensa. Esa fue la única vez en nuestra carrera que sucedió, y el único lugar donde realmente sucedió fue el Reino Unido, por eso lo amamos tanto. Pero ha sido una relación interesante en esa transición de Ascendancy a The Crusade, esa transición de ‘Serás la próxima banda más grande del mundo’ a ‘Eres la peor banda del mundo.’ Esa fue una importante lección de vida para que la aprendiera un joven de 19 años.”

Trivium fue parte de un gran auge del metal en ese momento, incluidos Killswitch, Lamb Of God, Mastodon, Bullet For My Valentine…

“Sé que parece que estábamos con eso, pero nunca nos sentimos aceptados en una escena. Recuerdo que, aunque las cosas iban muy bien, empezamos a hacer giras con muchas de nuestras bandas favoritas en el mundo, y muchas de ellas no eran buenas con nosotros. Para ser una de mis bandas favoritas en el mundo, vi una reseña en vivo de su show, y el cantante dijo: ‘Saca esa camiseta de Trivium de aquí’ y eso me devastó. Recuerdo haber visto entrevistas con otras personas que decían cosas bastante desagradables sobre nosotros, y nunca nos habían conocido antes.

“Tuvimos giras en las que fuimos intimidados por técnicos; no solo se les dijo que cargaran el equipo tarde o temprano, estoy hablando de tener un muelle de carga como vestidor con seis botellas de agua solo porque tenían ganas de hacer eso. Ese tipo de mierda realmente estúpida, de la vieja escuela, que tal vez era una mentalidad de los 80/90. Fue extraño para nosotros y nunca entendimos realmente por qué. Simplemente teníamos metas altas, pero todos deberían tener metas altas. El objetivo de todos debería ser ser los mejores del mundo en lo que hacen. Creo que escuchar a un grupo de jóvenes de 17/18 años decir que vamos a ser la banda más grande del mundo tal vez no fue un buen augurio para otras bandas, así que fue difícil.

“Pero es por eso que cuando estamos de gira, llevamos a las bandas que creemos que son las mejores. Llevamos las bandas que queremos escuchar, que amamos, porque es algo genuino e inculca un futuro para las generaciones futuras. Cuando a una banda le va bien en el mundo de la música pesada, a todas las bandas les va bien.”

¿Qué importancia tiene para ti, personalmente, mantenerse al día de lo que está sucediendo en este momento?

“Es importante, pero tiene que ser genuino. He visto a tantos artistas crecer en esto que tendrán dos actitudes: una es, ‘No he escuchado nada desde 1987’, que he visto mucho, y también he visto gente contemporánea diciendo, ‘No escucho música pesada. No hay nada único que salga de la escena pesada.’ Lo cual es una absoluta tontería. Solo hablando del Reino Unido, el hecho de que Architects tocara para 10,000 personas en Londres es tan bueno para la música pesada, y eso significa que todos pueden hacerlo mejor, porque son una banda increíblemente única. Están haciendo metal moderno/hardcore exactamente de la forma en que quieren hacerlo, construyendo su carrera por su propia cuenta, y para ellos tocar para 10,000 personas en Londres significa que todas las bandas pesadas pueden hacerlo mejor. Me encanta ver eso y me hace sentir tan bien.

“Se siente bien traer a nuestras bandas favoritas. Esa última gira en el Reino Unido – Trivium, Code Orange, Venom Prison, Power Trip – es una de las alineaciones más geniales en las que he estado involucrado, y fue tan simple como, '¿Qué bandas amamos?' Y es la responsabilidad de las bandas más grandes que nosotros hacer esto, porque hay bandas más grandes que nosotros que siguen llevando las mismas bandas todo el tiempo, porque son ‘venta de boletos asegurada.’ Lo cual está bien, pero hay más bandas que necesitan esa oportunidad, que merecen esa oportunidad, y no puedes optar por un ‘éxito probado’ frente a lo que realmente te gusta. Si sacas a relucir estas bandas que realmente te gustan, a tus fans también les van a gustar y les dará una oportunidad de crecer.”

¿Te preocupa el estado del metal en este momento o crees que está en un buen lugar?

“Está en un gran lugar: ¡el hecho de que Amon Amarth toque en estadios en Europa! La primera vez que toqué con Amon Amarth, y soy fan de ellos desde 2000, fue en la gira con Children Of Bodom por América del Norte. Bodom fue cabeza de cartel, Trivium apoyo directo, y Amon Amarth abriendo, y ahora están teniendo miles de personas por noche en Estados Unidos, 10,000 personas por noche en Alemania. Al metal le está yendo muy bien y al metalcore le está yendo muy bien, y las líneas están muy borrosas, lo cual estoy muy feliz de ver. La idea de que las bandas de metal no vayan de gira con bandas de hardcore se ha ido, hasta cierto punto.

“Hemos hecho muchos festivales y giras en los que somos la única banda de metal, y eso me encanta. A la gente le debería gustar todo. No somos la banda más grande del mundo, pero tenemos una plataforma, y considero que es mi responsabilidad ayudar a sacar todo lo que pueda para que siempre haya buena música que supere a la música que no me gusta o que supere a la música que no es del corazón ni hecha por seres humanos. Hay muchos compositores que escriben en el rock y eso no está bien, el rock debe ser hecho por la gente de la banda, no por escritores fantasmas o equipos de compositores, o que te lo envían desde alguna ciudad de compositores. No debería ser así, y eso es algo que no se ve en el metal o el metalcore o el death metal melódico.”

¿Qué le queda a Trivium por lograr?

“Sólo seguir haciendo lo que nos encanta hacer. Nos sentimos más cómodos y confiados que nunca. No siento que estemos en un lugar en el que debamos hacer algo más que lo que se siente natural. Por primera vez en nuestra carrera, de Sin a Dead Men, no hay giro de 180º, ni paso lateral, no hay curva, sino hay una evolución de lo que mostramos con los discos anteriores. Antes de eso, cada disco era algo completamente diferente al siguiente. Será interesante ver cómo va con este disco. Mi único objetivo en la vida era ser una banda de metal que toque arenas – no estamos allí, no sé si alguna vez llegaremos allí, pero si lo hacemos, entonces genial, y si no, entonces está bien. Si nos quedamos en este lugar para siempre o nos hacemos más pequeños, más grandes, todo lo que sé es que tengo que hacer un trabajo en el que toco canciones que compuse para las personas que lo aman y estoy muy feliz por eso.”

En más noticias, Trivium recientemente anunció una gira por el Reino Unido para noviembre de 2021 en adición al tour por Europa que ya habían anunciado:


Pueden escuchar “Dear Anxiety”, el primer single de la colaboración entre Matt Heafy y Jared Dines a continuación. El EP completo pueden encontrarlo aquí.

Nov 25, 2020
Published in NOTICIAS

Tal como les comentamos en la publicación previa sobre Deepest Cuts II, Trivium ha adquirido un hangar de aviones, el cual se convertirá en el centro de actividades de la banda donde podrán grabar, ensayar y realizar transmisiones en vivo. Por el momento no hay más detalles sobre su localización, o cuándo planean estrenarlo.

Aparte de esa noticia, lo más relevante es que Trivium anunció su gira para finales de noviembre del próximo año 2021, todo esto por la cuestión de la famosa pandemia creada por el COVID-19. Las bandas que los acompañarán son los alemanes de Heaven Shall Burn (co-headliners), los ingleses de TesseracT y los americanos Fit For An Autopsy, estos últimos ya muy queridos por Trivium, puesto que los han incluido en varios tours recientes. Los boletos ya están disponibles a la venta a través del sitio web de Trivium. Las fechas son las siguientes:

Continuando con el tema de las giras, hasta ahora sigue en pie el tour de verano de Trivium junto a Megadeth, Lamb of God & In Flames por Estados Unidos y Canadá. Los shows confirmados son los siguientes:

Y debido a que todavía están en pausa las giras, Trivium ha abierto un fundraiser, es decir una recaudación de fondos en apoyo a su crew donde el 100% del dinero recaudado va para la gente que los ayuda en los tours: ingenieros de audio, luces, técnicos, tour manager, etc. Sabemos que son tiempos difíciles para todos, pero si pueden donar o pasar la voz al respecto, el link es el siguiente:

https://www.gofundme.com/f/trivium-crew-relief-fund


La idea del fundraiser fue propuesta por el bajista de Trivium, Paolo Gregoletto, quien ha usado su plataforma en Twitch para llamar la atención al respecto, tal como pueden observar, ja ja.

Y como hemos mencionado en múltiples ocasiones, the Kings Of Streaming o sea los 4 integrantes de Trivium se mantienen activos diariamente en Twitch. Pueden ver sus streams, seguirlos y/o suscribirse a sus canales. En la imagen inferior pueden ver los horarios de cada uno (sujetos a cambios de último momento):