Trivium Mexico

Dic 07, 2011
Published in NOTICIAS

 

Parte. I http://trivium-mexico.com/noticias/item/72-video-%E2%80%98in-waves%E2%80%99-track-por-track-pt-1

 

Partes II & III. http://trivium-mexico.com/noticias/item/85-video-%E2%80%98in-waves%E2%80%99-track-por-track-pt-ii--iii

 

Parte IV. http://trivium-mexico.com/noticias/item/94-video-%E2%80%98in-waves%E2%80%99-track-por-track-pt-iv

 

Parte V

 

 
Metal Hammer - Trivium - 'In Waves' Track by Track Pt 5 on MUZU.

 

Forsake Not The Dream”

 

Paolo: Corey dijo anteriormente que se llamaba Capsizing The Sea y luego cambió.

 

Corey: Escribimos la letra para este tema, luego para Capsizing The Sea y después volvimos a la letra original.

 

Paolo: Ésta tal vez es pasada por alto por muchos, pero a nosotros siempre nos pareció cool; y sólo necesitaba ser llenada con las melodías porque los demos no las tenían. Era simple, pero luego cuando fuimos al estudio y Corey le empezó a poner melodías se volvió algo muy bueno.

 

Corey: Es uno de los temas más elaborados en cuanto a riffs, ya que al menos en lo que respecta a las partes pesadas lleva mucho en las guitarras. Una vez que se cimentaron las partes en batería fue más fácil añadir las de la guitarra.

 

Paolo: La parte dual del final del outro era muy lenta y se nos ocurrió otra ya casi en la segunda etapa, y en vez de tocar notas simples añadimos dobles tiempos y eso lo mejoró.

 

Corey: Nick suele componer en sincronía con el bajo, pero esta vez no habían mas que algunos acordes, y cuando me detuve a escuchar lo que estaba haciendo fue cool ver que encajaban y como que eso guió parte del trabajo realizado, y el resultado fue algo con buen sonido.

 

Chaos Reigns”

 

Paolo: Realmente no hay mucho que decir, mas que es muy agresiva y es un tema muy pesado. Lo que sí hay que destacar es que Matt ya había hecho las voces para el álbum y llegó a un punto donde dijo que sonaban crudas, pero que podrían ser mejores aún y este tema fue el primero que volvió a grabar una vez que a sentirse cómodo, y lo hizo en cerca de una hora y tiene uno de los gritos más intensos que él haya hecho, e inclusive al final del tema se puede escuchar que golpeó el micrófono y eso fue mezclado en la canción.

 

Corey: Antes de grabar las voces Matt hacía un calentamiento vocal y todo eso, y como que las cosas no estaban funcionando y eso lo estresó.

 

Paolo: Luego comenzó a tomar whiskey, café y a hacer cosas que se supone que uno no debe hacer.

 

Corey: Hizo cosas que él no suele hacer; estaba agresivo y colocó cosas que lo molestaban en una pared en una esquina del estudio y gritó como nunca. Recuerdo que luego volví al estudio y se me hizo increíble que en una hora estuvo lista; la escuché y fue como que te estuviera gritando justo en la cara. Una vez que hizo ésta, se abrieron las compuertas para que realizara las voces de las demás canciones; como que le dio confianza para hacerlas.

 

Of All These Yesterdays”

 

Corey: Es como una balada Power (metal).

 

Paolo: Cuando la escribí siempre me imaginé que sería la última del álbum – aunque bueno, técnica no es la última sino el outro lo es. Así como In Waves sería una forma distinta de empezar el álbum, ésta también sería una diferente de terminarlo, en vez de la obvia que hubiera sido Chaos Reigns – que también hubiese estado genial – pero líricamente esta canción es algo que hace decaer el ánimo.

Fue un tema difícil; aunque tiene sus partes simples, tiene sus variaciones y hay millones de maneras de incluir cosas en ella. Fue una canción con bastante potencial y era muy buena cuando empezamos a hacer los demos, pero necesitaba algo más que la llevara al siguiente nivel. Igual Matt volvió a escribir las partes vocales porque la anterior era diferente y obvia, y por eso fue que luego se incluyó lo acústico para que él tuviera más libertad, en vez de tratar de ajustarse.

 

Corey: Somos una banda que ha aprendido mucho, porque nunca habíamos hecho una canción así, y nos tomó algo de tiempo hacerla y que sonara a Trivium. Fue como armar un rompecabezas y ver adónde iba cada parte. Le tenemos mucho cariño a esa canción.

 

Leaving This World Behind”

 

Corey: Es el outro y algo así como la variación de la sección media de Dusk Dismantled, y Matt simplemente fue al estudio a gritar un poema que había escrito pero que no era para ninguna canción, y encajó bien. Leaving This World Behind era otra canción que terminamos descartando, pero eso título concordó con la vibra del álbum y ese tema. Fue lo último que Matt grabó en la voces; él gritó violentamente en la habitación hasta casi desmayarse y como si lo estuvieran quemando vivo, y ya luego le añadieron distorsión en el estudio.

 

Paolo: Queríamos que fuera lenta al inicio y como que va desapareciendo poco a poco, y fue otra manera interesante de terminar el álbum.

No habíamos tenido la oportunidad de hacer intros y outros así, y definitivamente se siente más completo. Más adelante vamos a hacer algo así como lo que hicimos ahora, si es que podemos incluir intros, outros e interludios. Como que le da un flujo cohesivo al álbum en vez de incluir alguna sinfonía programada... y me gustó cómo resultó todo.

 

Dic 07, 2011
Published in NOTICIAS

 

Parte. I http://trivium-mexico.com/noticias/item/72-video-%E2%80%98in-waves%E2%80%99-track-por-track-pt-1

 

Partes II & III. http://trivium-mexico.com/noticias/item/85-video-%E2%80%98in-waves%E2%80%99-track-por-track-pt-ii--iii

 

Parte IV

 

 
Metal Hammer - Trivium - In Waves Track-By-Track: Part 4 on MUZU.

 

 

Caustic Are The Ties That Bind”

 

Paolo: Esta es una canción en la que todos colaboramos de la manera en que suena en el CD. El riff principal que se me ocurrió era algo que se repetía y no cambió mucho, aunque llega un punto donde cambia con otro riff. Luego se lo mostré a Matt en un headlining tour en Los Angeles y él sugirió un par de cambios en los acordes y después la seguimos trabajando. Fue difícil; a veces uno cree que las cosas limpias van a ser fáciles, pero no porque hubo un millón de maneras en que pudimos haberlo hecho. Tuvimos diferentes versiones donde no volvíamos al tema original y otras donde terminaban en el solo, y al final decidimos que era necesario incluir algo que la resolviera. Nos tomó mucho trabajo, pero creo que es de los tracks que más destacan; fue uno que hemos tocado en vivo con Dream Theater y a la gente le ha agradado que lo hagamos.

 

Corey: Esto ha cambiado mucho porque antes no contábamos con el equipo para realizarla, pero ahora con lo que tenemos podemos hacerla de forma que suene como en el álbum, y ahora es muy divertida de tocar porque por lo general no tocamos cosas “tranquilas” y ésta es como el lado suave (de nuestro set). Recuerdo que con la sección media estaba en el estudio y Matt hacía las voces y realmente me gustó la letra, y cuando esa parte estuvo lista con los cambios apropiados en la melodía y la voz, siento que esa parte media es de las mejores piezas de música que hemos escrito en general como banda. Sería curioso que para el siguiente álbum pudiéramos tomar algo de la parte media de esta canción y hacer algo más elaborado, porque me gusta el ambiente y melodía algo melancólica, y estaría cool poder expandir eso, y sería increíble hacer una canción completa que tenga esa vibra.

 

A Skyline's Severance”

 

Paolo: Ésta y Chaos Reigns son las más pesadas, probablemente.

 

Corey: Ésta cambió de dirección estando en el estudio porque teníamos un par de versiones, pero el riff era el mismo, aunque creo que Nick con su estilo le dio su toque a la canción porque no era lo mismo a lo que se tenía en proTools; no tenía el intro, sino solamente era el riff del coro, pero la manera en que Nick contribuyó al tocar cambió la dinámica de la canción y quedó más intensa de lo que era. Su forma de tocar abrió el paso a como las guitarras tenían que sonar.

 

Paolo: Todos colaboramos mucho en esta canción; Matt tuvo la primera mitad de ella, luego yo realicé algo del riff que va a la mita basado en los acordes que van al inicio, y fue bueno hacer todo eso y terminar con una canción muy pesada. El outro fue hecho con la parte original del coro, aunque tiene un poco más de velocidad que le da un toque diferente. Nunca habíamos hecho eso de tomar una parte de la canción y luego tocarla en una variación diferente. El gancho vocal en este tema son los gritos, pero aún así es posible cantarla sin perder ese gancho.

 

Dato curioso: Esta canción se llamaba originalmente “I Tear Apart The Night”, y luego esa frase quedó incluida en “Black”.

 

Dic 04, 2011
Published in NOTICIAS

 

Trivium se encuentra actualmente en el Reino Unido haciendo la gira de la tercera edición del Defenders Of The Faith de Metal Hammer, y a modo de celebrar tal acontecimiento, la revista de metal más grande realizó un especial con varias bandas en su número #225 - donde Trivium viene incluido (y cuya portada pueden ver al inicio de este post).

 

El scan del artículo incluido en la revista lo encuentran enseguida; den click sobre él para verlo en tamaño completo. La traducción está debajo del mismo.

 

 

Metal Hammer #225

 

 

GUERRA RELÁMPAGO DE AUDACIA PESADA

 

Ustedes hicieron que muchos levantaran las cejas cuando recién surgieron porque dijeron que querían ser más grandes que Metallica.

 

“Cuando recién surgimos no nos veíamos como cualquier banda de metal. Yo tenía el cabello corto, teníamos partes pesadas y partes melódicas, y eramos muy arrogantes, lo cual me encanta; me gusta crear una reacción. Dijimos que íbamos a ser la banda más grande del mundo porque uno tiene que ser temerario y hacer una declaración para hacer una diferencia.”

 

¿Les afectó la reacción?

 

“Yo pensé ‘Hombre, a todos les va a encantar esto, porque me encantan las mismas bandas que la gente que va a escuchar esto.’ Siendo un chico de 18 años y escuchando la negatividad fue realmente difícil. No lo entendía – ¿cómo es que a la gente no le gustaba eso? Tuvimos que crecer en el ojo público, lo cual no es nada fácil, pero ahora hemos vuelto a las raíces de hacer lo que queríamos hacer, a pesar de lo que piensen los demás.”

 

En años recientes se han enfocado en el plano del metal desde un ángulo cada vez más personal.

 

“Cuando hicimos Ember To Inferno y Ascendancy no teníamos fans, así que sólo hicimos la música que quisimos hacer. Cuando salió The Crusade yo estaba tratando de atraer a la gente a la que no les gustábamos y casi fingimos humildad, pero nos dimos cuenta que lo mejor que uno puede hacer es ser uno mismo. Con Waves no pensamos ‘A la gente le va a encantar esto,’ o ‘la gente va a odiarlo,’ simplemente dijimos ‘Vamos a empujar más allá de las barreras conservadoras con las que nuestro género ha estado afligido y crear algo nuevo.’”

 

A pesar de esa dinámica individualista, ustedes parecen obviamente ser mucho más una parte del metal que muchas bandas pesadas de su tamaño.

 

“Cuando uno mira a muchas bandas pesadas estos días, son chicos punk o hardcore tocando metal, y para nosotros, somos chicos metaleros en una banda de metal. Por más que ahora me encuentre viendo qué más hay en la vida, como el cine, arte contemporáneo, folk Indio, y jazz y música clásica... en el fondo, somos chicos a los que les gusta el metal. Así que no es esa cosa ‘contra el metal’ - se trata de usar la cosa que es el metal en sí, cuando era una forma rebelde (de música). Estamos tratando de ver adónde podemos ir dentro del género, usando las cosas que amamos del metal.”

 

¿El deshacerse de Travis el año pasado fue el punto más difícil hasta ahora?

 

“No estoy diciendo que fue Travis, sino la química entre nosotros cuatro... simplemente ya no podíamos hacer nada con la banda, ya no podíamos hacer buena música, ya no podíamos tocar buenos shows; todo se empezó a desintegrar a causa de la química. La gente no era capaz de convertirse en lo que son ahora. Paolo es un compositor integral ahora, Corey ha perfeccionado realmente su estilo de tocar guitarra, y yo me siento realmente cómodo cantando. Quizá se debe al cambio de alineación, y tal vez eso iba a pasar de todos modos.”

 

www.trivium.org

Oct 20, 2011
Published in NOTICIAS
Este mes de octubre Paolo apareció en la portada de la revista Bass Guitar del Reino Unido. Los scans y la traducción del reportaje incluido lo encontrarán a continuación.

 BassUK #71 October 2011 BassUK #71 October 2011 BassUK #71 October 2011 BassUK #71 October 2011 BassUK #71 October 2011
Para ver los scans en tamaño completo den click a cada miniatura. / Click on the thumbnail images to view the full-size scans.

Búsquedas Triviales

Paolo Gregoletto de Trivium se toma un descanso de tocar el bajo con la banda para salir de Estados Unidos por años y contarle a Joel McIver cómo maneja esa magia antigua del estilo que sale de sus dedos.

Al preguntarle cómo empezó a tocar bajos BC Rich, Gregoletto responde: “El primer bajo que tuve fue un Yamaha de 4 cuerdas que todavía tengo; aunque no estoy seguro de la serie. Luego adquirí un Washburn, el cual fue el primer bajo activo que tuve – era realmente 'cool'. Después me empecé a interesar en BC Rich, porque me comencé a meter en la música de Slayer y Overkill – y en cada foto de ellos que veía, uno de los guitarristas o el bajista estaba tocando uno. Dije, “¡Hombre, necesito un BC Rich!” A partir de ese entonces comencé a comprarlos: Primero un Warlock, luego un Mockingbird, y luego un Beast – el cual vendí, porque era demasiado grande para mí. Tiene esa forma realmente incómoda y asimétrica. Aunque es sorprendente; uno lo ve y se queda “¡Wow!”

Como los bajistas metaleros sabrán, una característica común de los bajos BC Rich es que el cabezal grande comúnmente migra hacia abajo debido a su tamaño, un problema que es rectificable moviendo el botón de la correa más abajo del cuerpo. “Mis Warlocks signature no hacen eso, pero mi Mockingbird sí, la cual es una razón por la cual dejé de tocarlo,” asiente Gregoletto. “Amo ese bajo, pero no lo llevo en las giras: lo mantengo como un instrumento de estudio por esa razón. Lo perdí una vez, de hecho; ese bajo se me fue por tres días y yo estaba destrozado. No podía creerlo – pero luego reapareció mágicamente. Se perdió mientras hacíamos la descarga de equipo en Salt Lake City, así que al siguiente día llamé al lugar donde nos presentamos y no estaba ahí. Seguí llamando, y luego tres días después dijeron '¡Oh, lo encontramos detrás de una puerta!' Yo nomas dije 'Sí, seguro...' Pero no quise indagar más, así que solamente dije, 'Por favor envíenmelo de vuelta.' Después de eso me dije a mí mismo, 'Tengo que guardar esta cosa, es demasiado importante para mí...'”

BC Rich acaba de lanzar dos nuevos modelos de Gregoletto, uno de 4 y uno de 5 cuerdas. Esta vez, en vez del acabado blanco, el cual se había asociado a su modelo los últimos años, él eligió un diseño color caramelo más sutil. “He tenido el Warlock signature por al menos tres años,” nos cuenta, “y cuando mi contrato terminó para el bajo blanco, BC Rich vinieron a mí y me dijeron, 'Ése fue increíble; ¿te gustaría hacer otro?' Pude haberme ido a cualquier otro lado, pero estoy bien con BC Rich; me gusta quedarme con las cosas, y ese bajo encaja conmigo ahora. Al principio la gente me decía, '¡Ese bajo es más grande que tú!' Pero ya están acostumbrados a verme con un Warlock estos días. Así que en BC Rich me dijeron, 'Déjanos saber si tienes algunas ideas.' Y al principio pensé que tenían que hacer un modelo más oscuro, quizá un bajo gris revólver-metal – pero ellos dijeron, 'Hemos eso antes y realmente nunca destacó.' Así que seguí pensando. Miré mi guitarra Mockingbird, la cual es una serie Clásica exótica con el mismo tipo de madera que mi nuevo bajo, y yo dije, 'Eso está mortal; una imagen clásica.' Realmente quise hacerlo como en la forma una guitarra de metal. En vivo, las pastillas EMG ahí son fenomenales. Incluso cuando uso mi aparejo (rig) B, el tono es tan impresionante.”

En el metal, y ciertamente en sus subgéneros más técnicos, los bajistas suelen abandonar el enfoque tradicional de encajar con la batería, y en cambio se enfocan en sincronizar con los picking de los guitarristas rítmicos. Le preguntamos a Gregoletto, ¿cuál de los dos lados prefiere él? “Yo voy entre ambos mundos porque también toco guitarra y escribo muchos riffs,” dice, “pero me encanta encajar con la batería. También le doy muchas ideas a Nick cuando estamos grabando, y no me gusta concretar mis partes en bajo hasta que las partes en batería estén listas porque es ahí cuando se me ocurren las ideas más cool. Escucho la batería y pienso, 'Ahora puedo trabajar en esto,' a menos que tenga una parte en bajo que vaya a ser el tema principal de la canción.”

Gregoletto es inusual para ser un músico técnico en el hecho de que usa sus dedos en vez de una plumilla (pick). El mismo Gregoletto ha ido en ambas direcciones antes de ahora, explica: “Usé pick más o menos en 2005 cuando Ascendancy salió, cuando me uní a Trivium y tocamos un montón de tripletes en la guitarra. Cada canción tenía ese sentimiento de saltos y yo trataba bastante de seguir a la guitarra, sobre todo en las notas más altas. Desde entonces yo lo he re-ordenado: puedo tocar la misma nota más abajo de lo que ellos tocan, y de esa forma puedo mantener el extremo inferior y tocar más eficientemente. Puedo hacer las cosas más altas ahora con los dedos, pero en aquel entonces era difícil.” Él continúa: “Una vez que terminábamos las giras yo sólo practicaba, porque estaba determinado que quería tocar con mis dedos otra vez. Así fue como aprendí y toqué la mayoría del tiempo. También aprendí a lograr el tono que deseaba, porque una plumilla suena bien si se quiere cortar el sonido, pero el extremo inferior suena realmente diferente con tus dedos si se hace bien. A veces uso tres dedos, pero para la mayoría de las cosas uso dos, dependiendo de la velocidad, sólo para mantener los trazos iguales. También puedo añadir alguna cosa con tres dedos para variar un poco.”

Ahora en día la banda está en una fuerza comercial seria, pero aún en los primeros días de Gregoletto como músico él estaba enfocado en el largo plazo. “Dentro del primer año de agarrar mi primer bajo comencé a tocar en shows – cosas locales, nada grande,” explica. “Hacer eso temprano me ayudó a superar los nervios que se tienen cuando se toca en vivo. La descarga de energía es lo que hace tan diferente a un show en vivo, y se tiene que aprender a aprovechar eso. Desde entonces, cada paso que he dado ha estado dirigido últimamente para lograr eso. Cuando tenía 16 ya me sentía lo suficientemente confiado para tocar en clubes. Yo tocaba en Metal Militia justo al final de la preparatoria, y me sentía realmente confiado al tocar en esa banda en esa etapa.” Agrega: “Toqué en esa banda durante seis años y con algunas otras personas por aquí y por allá, pero realmente sólo tuve una banda antes de Trivium; creo que aprendí bastante rápido a quedarme con algo y no rendirme en eso. Solamente hay que mantenerse empujando y empujando; no hay que tratar de comenzar todo de nuevo y tratar de adoptar tendencias, porque nunca lo harás. Cuando me gradué de la preparatoria dije, 'Voy a continuar con la banda o iré a la universidad y hacer otra cosa'. Definitivamente hubiera continuado con la música de algún modo de haber elegido la segunda opción. He estado con Trivium ya hace siete años; uno tiene que poner el tiempo.”

¿Y cuánto tiempo se ha estado ganando la vida con su banda, nos preguntamos? “Diría que 2006 fue el primer año que fuimos de gira y ni siquiera había comenzado; el dinero comenzó a venir. Pero incluso cuando solamente los tours por Reino Unido nos hacía dinero, nosotros íbamos y hacíamos otro tour adonde quiera que los tours de UK pagaran. El Reino Unido fue nuestra plataforma de lanzamiento para llegar a esos lugares. Nos tomó tan lejos hasta el periodo de Shogun [2008] antes de que nuestros ingresos comenzaran a ser sólidos. Afortunadamente siempre he tenido el apoyo de mis padres: ellos siempre creyeron en mí para tocar música y me compraron mis primeros instrumentos. Procedo de un fondo musical del lado de la familia de mi mamá: mi abuelo ha tocado el piano durante 80 años. Aunque el metal fue mi propio descubrimiento. Ellos aprecian más la música conforme hemos crecido, parcialmente porque las melodías han crecido en nuestra banda – ¡Ahora nosotros apelamos a más que sólo adolescentes enojados!”

Ha pasado bastante desde Metal Militia estos días, mientras uno ve las revelaciones del estado de la técnica de la señal de Gregoletto. “El BC Rich va dentro del inalámbrico y luego el compresor, un modelo estéreo DBX 166XL – porque la cosa conmigo es que tengo dos de todo,” él explica. “Hay dos canales de estéreo, en caso de que uno falle. Luego eso va a un pre-amplificador Avalon M5 DI; esa cosa es lo mejor que existe. Nosotros sólo tocamos con monitores en el oído, no hay cabinetes; los nuestros tienen ocho drivers y cuatro diferentes finales al fondo, para así captar la batería justo en tu cabeza. Tengo mis tonos de mando con todo volumen, porque las pastillas suenan tan bien. Trato de lograr que el tono de mi SansAmp PSA suene como un SVT lo más que sea posible, porque siempre me ha gustado mucho Ampeg. Tuve uno, pero se lo presté a la banda Sanctity, ¡y se lo robaron de su tráiler! También tengo un wah para bajo Dunlop. Quiero comprar un viejo wah Morley, y he buscado uno en Internet, pero me pregunto qué pasaría si se rompiera, así que uso un Dunlop.”

Como miembro de una banda a la que le gusta escribir riffs complejos dentro de arreglos difíciles, ¿cómo se mantiene a la par Gregoletto? La respuesta es mantener una mente abierta sobre dónde encajar el bajo dentro de la canción, él nos dice. “Si uno toca con guitarristas que escriben riffs así, uno tiene que lograr que los riffs funcionen para uno. Hay notas a lo largo de todo tu bajo, y se pueden hacer tantas cosas sólo con cambiar de posición. He hecho eso muchas veces con contrapuntos y armonías, como Cliff hizo en The Four Horsemen – primero él fue con la progresión del acorde de la guitarra y luego subió la escala. Suena brutal cuando se hace eso: le da tensión porque se usa el bajo para tocar armonía. Realmente trato de hacer eso. Siempre hay esas opciones. Mucho de esto es intuición: sólo sentirlo y arrojar ideas por doquier, ya sean mis partes o las de otras personas. Todos hacemos bastante eso.”

La consistencia de ataque es también tan importante como la velocidad del picking, él añade. “Muchos ingenieros y productores me dicen que mis hits son bastante consistentes, incluso en vivo; no cuento con el equipo compresor, así que eso es loco, sólo lo tengo puesto un poquito para contener los altos y los bajos. Todo lo demás está en tus manos, y ahí es donde está el control. Uno no puede hacer que el pedal haga eso por ti. Sigue practicando y te sentirás cómodo con ello. Uno tiene que presionarse a sí mismo para dominar esas partes, y eso toma tiempo. Algunos de los riffs del nuevo álbum fueron difíciles para mí al principio, porque apenas estaba memorizando los ejercicios, pero una vez que lo haces, lo logras.” Él agrega: “Esos son los fundamentos de cómo manejo la plumilla cuando toco. Si puedo tocar las partes rápidas, eso es lo más importante; uno tiene que poder hacer eso, tanto con la mano izquierda como derecha. Uno no puede simplemente golpearle duro; uno tiene que ser capaz de hacerlo rápido y duro al mismo tiempo. A veces escucho un riff y pienso, 'Podría tocar eso, pero no va a sonar tan bien como si tocara la raíz y luego me encerrara en ciertas partes de eso'. Las notas de raíz son mucho más pesadas porque hay ese gruñido del bajo en la parte inferior del riff. Uno tiene que elegir lo que sea mejor para la canción.”

Palabras sabias de un hombre que ha estado ahí, hecho eso y lo mostró cuando la mayoría de nosotros todavía estaba tratando de descubrir qué era un loop (bucle) de efectos.
Oct 14, 2011
Published in NOTICIAS

Entre olas, mas no ahogándose


Parte I aquí ~ Part I here

TG219TG219TG219TG219
Para ver los scans en tamaño completo den click a cada miniatura. / Click on the thumbnail images to view the full-size scans.


Traducción:

Jackson pronto estará lanzando un modelo signature de Beaulieu, y él nos dice: “Me fui con la forma en que mi vieja guitarra se ve y agregué un montón de otras especificaciones [specs]. Hay algunas nuevas pastillas Seymour Duncan Blackouts ahí – soy el primero en tenerlas. No tienen la apariencia estándar EMG; son color negro cromo con un brillo, así que las pastillas hacen juego con el trabajo de pintura de la guitarra. Todo es realmente cohesivo. La mía tiene diferentes incrustraciones que una King V normal y tiene un cuello no terminado, lo cual no hacen con las King Vs. También hay una King V signature de siete cuerdas.”

Para no quedarse atrás, Heafy firmó con Gibson para hacer una Epiphone Les Paul signature. Es una cosa hermosa con una apariencia no más negra y gótica. “Siempre he tocado Gibson, incluso antes de estar con Dean,” él explica. “Antes de que yo naciera, mi papá soñaba con tener un hijo que tocara Les Paul Custom y ésa fue la guitarra que él me dio cuando tenía 12 años. Conocimos a un chico en Alemania que trabaja para Gibson y nos dijo, ‘Sabemos de la presencia que tienes y nos encantaría tenerte a bordo’. Yo dije, ‘¿Estás hablando en serio? ¿Gibson quiere trabajar conmigo? ¡Nosotros no somos nada!’ Pero me subieron a bordo y me dieron la Les Paul Custom de ‘bienvenido a la compañía’. Estoy empezando con una Epiphone y luego una Gibson USA y después una Gibson Custom, pero la cosa es que si hago una Gibson Custom signature, entonces los chicos tendrían que pagar como seis mil dólares por ella, y ellos no podrían hacerlo. Quiero hacer la misma cosa que voy a tocar en vivo para que los chicos la toquen y quiero que sea asequible.”

Si se están preguntando por qué los guitarristas de Trivium dejaron Dean Guitars, con quienes estuvieron por años, se debe a la salida del padre fundador de la compañía. “Dean Zelinsky nos llevó y luego dejó la compañía, así que nosotros nos salimos también,” Heafy explica a TG. “Él es un legendario constructor de guitarras: sabe cómo hacer guitarras de la mejor calidad. Él estuvo ahí para asegurarse de que las guitarras que nos dieran fueran buenas, y mientras estuvo ahí todas las guitarras fueron jodidamente fantásticas. Sonaban bien y era realmente sólidas.”

De los dos hombres detrás de las “hachas” (guitarras) en Trivium, Heafy fue quien grabó todos los tracks rítmicos para In Waves, dejando a Beaulieu enfocarse en su contribución de los solos, repartidos aproximadamente en 60/40 a su favor. Mientras los riffs están libres de efectos aparte del overdrive, los solos brillan con un tono tranquilo y brillante que te hace desear haber pasado tus años de adolescencia practicando el picking alternado.

Como Beaulieu recuerda: “Carl Bown, nuestro ingeniero, tenía una unidad de efectos de SoundToys hecha por el chico que hizo el Eventide Harmonizer original. Él nos dijo, ‘Creo que realmente les va a gustar esto’ y puso una de los patchs en mi solo. Yo me quedé, ‘¿Qué es esto?’ Era un micropitchshift (cambio de tono muy pequeño), el cual es un patch clásico de Eventide y era como ‘la cereza que adornaba el pastel’ para el tono. Hizo aún más inspirador cuando empecé a escribir las partes. Las cosas surgieron tan rápido. Para mi aparejo que uso en vivo, fui a eBay y compré un Eventide para ese patch específico. Nunca había tenido uno antes, y fue la última pieza que me hacía falta y que necesitaba para ese tono lead. Lo usé para casi todos los leads, aunque lo bajaron un poquito en la mezcla final para que fuera todo Steve Vai de 1980. El efecto es un poco más sutil ahora que cuando lo estábamos grabando. Aparte de eso, solamente usé un retraso estándar y algo de wah por aquí y por allá.”

Cubriendo el Pasado
Matt y Corey dan un vistazo a sus apariciones previas en la portada de TG: TG161, Abril 2007


Matt: “Ahí pueden ver cuán jodida estaba mi piel en ese entonces. Fue difícil: mi acné estaba horrible, y me hizo no querer ser sociable con la gente. Nunca quería salir y conocer a los fans, porque sentía que tenía una apariencia realmente asquerosa. Era difícil salir en las revistas, así que fue una época muy dura. Musicalmente, todavía estábamos buscando nuestro sonido. Lo estábamos entendiendo mejor e íbamos poco a poco llegando a él – diría que estábamos como al 50% de lograrlo.”


En cuanto a los tonos, Trivium trabajó en este disco con el rango vocal de Heafy en mente. “El nuevo álbum es completamente en Drop D♭,” dice el cantante. “Hemos puesto en bemol las cosas viejas tan bien que ya no necesitamos llevar 20 guitarras en las giras. Todas nuestras canciones de Ascendancy son en D♭ ahora, todo Ember To Inferno está en E♭, Shogun está en B♭. Me ayuda como vocalista. Me hubiera gustado nacer con el rango vocal de Freddie Mercury (Queen), pero pasé tanto tiempo en este disco que supe exactamente cuál era mi rango y lo mantuve dentro de ese rango.”

Una vez que el tono de guitarra fue encontrado, las canciones fueron grabadas a la velocidad de la luz. Esto fue posible en gran parte porque Trivium re-descubrió cómo pasarla bien en el cuarto de ensayos. “Hicimos los demos y ensayamos durante ocho meses como banda, así nosotros nada más, porque quisimos hacerlo,” dice Heafy. “Y ahora la práctica es divertida. Solía odiar ir a las prácticas como banda. Solía temerles, porque nos tomaba seis horas pasar por dos o tres canciones. No estoy diciendo que se deba a una persona; estoy diciendo que se debió a que la química entre nosotros cuatro no estaba funcionando.”

La química de la nueva dinámica con Augusto está ahí y puede ser escuchada, y sus orígenes en la música extrema lo hacen el compañero perfecto para la nueva dirección más agresiva de Trivium. Podrán notar una conciencia madura de la composición sutil en In Waves, con la vibra extendiéndose desde el thrash metal en Inception Of The End al melodicismo oscuro en Watch The World Burn. Esto fue deliberado, dice el cantante: “Muchas de las bandas estadounidenses son super-shreddy, pero nosotros estamos conscientes de las dinámicas de la composición. Podemos ir de una canción que es esencialmente dos acordes y un falsetto vocal a una canción que sea intensamente brutal. Quisimos escribir canciones increíbles. Hemos estado trabajando en la música durante dos años y los aspectos visuales tomaron cerca de un año. Algunas de estas canciones han pasado por 10 o 15 versiones de demos. Se trató más que nada de las canciones en este disco, y no tanto de ‘Vamos a mostrar lo que podemos hacer’.”

Misión cumplida. Aunque mirando en retrospectiva, ¿sienten los de Trivium (quienes, no olvidemos, están a mediados de sus veinte años) que toda la larga lucha ha valido la pena? Ellos han pasado por mucho, después de todo. “Absolutamente,” asiente Heafy. “Ahora, cuando pasa mierda y media, podemos lidiar con eso, porque la hemos cagado tanto y hemos sobrevivido. La única forma en que uno aprende es al cagarla en algunas entrevistas y en algunas sesiones fotográficas y no completar del todo la visión que uno tenía en la mente antes. Nos hace estar más preparados en esta ocasión, cuando sabemos lo que es nuestra banda ahora.

“Ya no uso playeras de bandas o pañuelos,” él continúa. “Sí que me veo como un cabroncito prepotente ahí [refiriéndose a la anteriormente mencionada portada de TG de 2006; ver recuadro en la p. 53], pero esa es una cosa buena, porque no hubiera funcionado si hubiéramos salido y hubiésemos sido humildes, algo así como, ‘Nos gustaría dominar el mundo, si les parece bien, chicos’. En cambio dijimos, ‘¡Ah, al carajo, tenemos 18 y queremos dominar el mundo!’ Ese fue el mensaje correcto. Ya no quiero tener esa actitud, aunque todavía queremos dominar el mundo...”

Trivium han sido atacados por hordas de gente que los odia a lo largo de su carrera, al parecer desde gente que simplemente se burlaba de su imagen, a otros que los acusaban de copiar a Metallica. “Todavía recibimos esas cosas. Trivium es una banda muy reaccionaria,” el cantante se encoge de hombros. “Creo que no importa lo que digan de nosotros, ya sea bueno o malo, pero al menos digan algo. Si alguno de nosotros ganara la lotería y donara los ingresos a la caridad, alguien hablaría mierda de nosotros porque nuestro nombre estaría atado a eso. Somos ese tipo de banda.”

Heafy siempre ha disminuido las púas de los críticos con aparente facilidad, ¿pero le dolió en el fondo? “La primera vez, sí. Cuando salió Ascendancy, nosotros estábamos emocionados por ello y la gente decía cosas como ‘¡Huh! ¡Una banda gay de nu metal!’ A los 17 o 18 esas cosas te dan duro, por eso The Crusade fue un disco reaccionario. Dijimos ‘¡Quizá podemos enganchar a esa gente si tratamos de volver más a las raíces’, pero eso le dio en la madre a los fans de Ascendancy. Después de eso dijimos ‘Saben qué, vamos a complacernos a nosotros mismos’.”

En retrospectiva, ambos guitarristas están de acuerdo que The Crusade fue el punto más bajo de Trivium. “Casi nos separamos como banda,” admite Heafy. Luego Beaulieu recuerda: “Hacer ese álbum apestó. Cuando Travis hizo sus tracks en batería, nadie estuvo ahí. Cuando yo estaba tocando los solos, nadie estuvo ahí. Todos estábamos tan desgastados de no haber tenido tiempo libre y haber trabajado e ido de gira y haber tenido que hacer el disco que si uno no tenía que estar en algún lado, uno no iba. Estábamos yendo de gira demasiado y estábamos muertos del cansancio, y luego no tuvimos tiempo para escribir o grabar el álbum. Tuvimos seis semanas y eso fue todo.”

Afortunadamente, los malos tiempos van en retroceso rápidamente en el pasado. Han pasado tres años desde que empezaron a ganarse la vida gracias a Trivium. “Pude salirme de la casa de mis padres en 2008 cuando me mudé al apartamento de la universidad de mi novia,” recuerda Heafy. “Todos vivimos a 30 segundos de distancia en auto, pero todos aún rentamos. Cuando entré a la banda, solía tener sueños de que quería tener 100 guitarras y vivir en una mansión y tener mi propia isla – pero ahora cuando mi esposa y yo pensamos en nuestra casa de ensueño para cuando tengamos hijos, solamente queremos las habitaciones que necesitemos. Me gusta la vida simple. No quiero excesos.”

Excepto cuando se trata del metal, lo más excesivo de la música. En 2011, Trivium están tranquilamente confiados sobre su sonido. Como Beaulieu lo pone: “Uno siempre está emocionado sobre su nuevo disco, pero no creo que tengamos que decir ‘Éste es nuestro mejor disco’. La música va a hablar por sí misma.”
“Yo he querido mostrar a todos los aspectos visuales del álbum,”dice Heafy. “Es algo así como ‘Aquí está el mundo completo que no teníamos antes’. Antes solamente éramos una banda y ahora tenemos toda esta experiencia en la cual la gente puede ahondar. Sabemos lo que funciona para nosotros ahora, y sabemos lo que queremos hacer y cómo lo queremos hacer.” Digan lo que quieran: después de todos estos años, Trivium lo están haciendo bien.

Cubriendo el Pasado
Matt y Corey dan un vistazo a sus apariciones previas en la portada de TG: TG182, Diciembre 2008


Matt: “No recuerdo haber tenido esa camisa.”
Corey: “El cabezal de esa Dean [CBV1122] se rompió.”
Matt: “La versión de siete cuerdas de esa Dean ML recién fue subastada para la caridad. Y luego todas las otras Dean que tuve, las vendí a nuestros fans a un bajo y ridículo precio – por decirlo así, si las versiones de Estados Unidos costaron 3 mil dólares, yo las vendí por 600 u 800, porque sabía que los chicos de TriviumWorld les darían un buen hogar. Me ayudó con la renta y también les ayudó a ellos – tener una guitarra chingona a un cuarto del precio.”

Oct 14, 2011
Published in NOTICIAS

 

Como ya sabrán, Matt Heafy y Corey Beaulieu aparecieron en la portada de octubre de Total Guitar. En esta entrada del blog encontrarán la traducción de la primera parte de la charla que TG sostuvo con el dúo, así como los scans correspondientes a dicha entrevista :)

Parte II aquí ~ Part II here

En un post anterior en este sitio publicamos el tab completo de “Caustic Are The Ties That Bind” para guitarra. Para verlo den click aquí.

 

Entre olas, mas no ahogándose


Dilo en voz baja: En Trivium han crecido.
Con su quinto álbum completo, “In Waves”, Matt Heafy y Corey Beaulieu le cuentan a TOTAL GUITAR cómo, a pesar de problemas en la banda, ellos han madurado como guitarristas – y como hombres.


Texto: Joel McIver | Fotos: Jonpaul Douglass | Traducción: Viry A.

[ Parte I ]


Imagina la escena: estás en el escenario, entregando el metal a una multitud voraz. El set termina y sales. Afuera del vestidor, tu compañía discográfica te sorprende con un regalo inesperado – un premio dorado que celebra las ventas masivas de tu último disco, el cual grabaste a la tierna edad de 19. Si éste fueras tú, estarías enfervorizado y habrían abrazos por doquier, ¿verdad?

No en el caso de Trivium. “En el momento en que nos dieron placas de oro para Ascendancy, estábamos peleando acerca de algo,” suspira Matt Heafy, el líder de la banda que ha prestado su servicio por muchos años. “Estábamos gritando y arrojándonos cosas los unos a los otros...”

Cinco años han pasado ahora desde ese periodo deprimente en la vida del cuarteto de metal de la Florida y ese punto problemático en su carrera no puede ser olvidado lo suficientemente rápido para Heafy, su compañero guitarrista Corey Beaulieu y el bajista Paolo Gregoletto. “Estábamos en el vestidor, levantando placas doradas y gritándonos mierdas el uno al otro,” agrega Beaulieu. “Recuerdo que fue un mal momento. Recuerdo no haber estado entusiasmado acerca de nada. Todas nuestras giras eran algo pesadas, estábamos de gira con paquetes extraños [de bandas poco probables y con quienes no tenían mucho en común] y ni siquiera disfrutábamos los buenos tiempos.”

Afortunadamente, esos días parecen haberse ido, consignados de forma permanente a los anales de la historia. El nuevo baterista de Trivium, Nick Augusto, le ha dado a la banda un alza de energía desde que reemplazó al miembro fundador Travis Smith el año pasado. Como Heafy explica, él y sus compañeros también han pasado los últimos años enfrentando sus demonios, lidiando con sus problemas y escribiendo las mejores canciones que hayan grabado.

“Cada banda siempre dice que su último disco es el mejor,” ríe Heafy, hablando con TG en un estudio fotográfico londinense, “pero con cinco álbumes bajo la manga podemos mirar atrás y ver lo que In Waves realmente significa. Fue difícil con todas las comparaciones del metalcore que solíamos tener – odio el tener que sacar esa palabra a colación – pero con este disco uno no puede realmente decir que suena a otra banda. Suena a Trivium. Sí, suena diferente a los otros, pero pienso que ésa es una gran parte de nuestro sonido. En cada disco que hacemos, nuestro enfoque es algo completamente diferente, simplemente porque así lo sentimos.”

In Waves es un álbum que hace una declaración seria sobre el cuarteto. Ya se han ido las bestias 'muy metaleras' que adornaban las portadas de algunos discos previos de Trivium (Ascendancy, te tenemos en la mira). En cambio, el arte es sombrío y oscuro, y el video acompañante es artístico y serio. Incluso su ropa reflejan a una banda más madura – nada de playeras de Slayer aquí. Todo esto parece preocupante como la madurez, le decimos a Heafy.

“Así es,” él responde. “Este disco es nuestra reacción a todo lo que hayamos hecho antes y nuestra reacción a lo que todos nuestros compañeros están haciendo, y la manera en que el metal está, así como la industria musical. Eso es lo que es In Waves. Hemos llegado al punto donde dijimos, 'No me gusta la forma en que están hechos los videos del metal y no me gusta la manera en que se hace el empaquetado del metal'.”

Esto no es una moda o una plática sin fundamentos. Al mismo tiempo de que In Waves se jacta de poseer una nueva imagen artística, también es el álbum más pesado, rápido y más intenso en guitarra jamás hecho por Trivium. Alguna de esta nueva energía proviene de Augusto, cuyos beats derivados del thrash metal empujan la música hacia adelante con una agresión que su predecesor nunca produjo, pero una igual cantidad de créditos tiene que ir a la renovada hambre por el shred que Heafy y Beaulieu están sintiendo evidentemente. Simplemente hay que pedir al par que hablen sobre guitarras y el tono en el álbum y hay que observarlos.

Beaulieu va primero, explicando: “Tuvimos un montón de nuestro propio equipo el cual hemos recopilado a lo largo de los años. Probamos con todas esos diferentes cabezales (heads) y luego una vez que tuvimos uno que pensamos que sonaba bien probábamos con diferentes cabinetes (cabs). Pero el amplificador que realmente queríamos probar era uno de esos viejos Peavey block-letter 5150 – y no teníamos uno.”

Pero el destino intervino un día, él explica, cuando el elusivo Peavey cayó en manos de Trivium, por decir así. “Fuimos a los estudios Paint It Black en Orlando para hacer el álbum,” dice Beaulieu, “y el chico que es co-propietario del lugar es [el renombrado productor] Elvis Baskette, y tenía uno de esos en el pasillo. Lo vimos y le dijimos '¿Por favor podemos usarlo? ¿Sí?' y él dijo 'Sí, ya he terminado de usarlo, adelante'. Así que usamos su cab y su head. Usamos los mismos ajustes que en mi Peavey 6534 Plus, y una vez que hicimos eso dijimos, 'Ése es nuestro tono'.”

Heafy asiente. “Hombre, fue una verdadera prueba de paciencia el tener que haber pasado por todo eso. Para los cabs, tomamos prestado un Mesa de gran tamaño de Eyal Levi de Dååth, y luego también usamos el Mesa de Baskette. Un lado pasó por el cab de Elvis, el otro por el de Eyal. En cuanto a guitarras, yo usé mi vieja Les Paul Custom, la cual tiene un EMG 81 en el puente y un 85 en el cuello, a través de un overdrive Maxon OD808 – ya saben, ¿ el verde? Probamos con cada overdrive Maxon que tenían y terminó siendo ese OD808 en la Peavey block-letter.

“En total nos llevó como cinco días hallar el tono de guitarra,” continúa Heafy. “Cinco días completos de sólo checar el tono. Cuando hablamos por primera vez con nuestro productor, Colin Richardson, sobre este disco dijimos, 'Queremos que sea el mejor disco que Colin Richardson haya hecho – el mejor tono, el mejor en todo'. Más tarde él dijo, '¡Este es el mejor tono que haya escuchado!' Así que nosotros estábamos realmente felices con eso.”

Mientras Heafy usó la Les Paul negra que apareció en la portada de la Total Guitar allá por 2006, Beaulieu hizo despliegue de una guitarra más tradicional en el metal. “Usé una de mis Jackson King V original, la cual data de 2005. Es una clásica V completamente negra, pero la he personalizado a lo largo de los años y he cambiado algunas cosas en ella.”

[Continuará...]

Cubriendo el Pasado
Matt y Corey echan un vistazo a sus apariciones previas en la portada de TG: TG145, Febrero 2006


Matt: “¡Mirando esto, veo a un cabroncito prepotente!”
Corey: “Han de haber pasado tres años desde que usabas playeras de banda, y ni siquiera recuerdo cuando traías la imagen de ponerte paNuelo.”
Matt: “Fue breve. Estaba en el Ozzfest y ya no quería alisar mi pelo. Yo tenía ese pelo super emo, así que iba con eso al natural.”
Corey: “El esmalte para las uñas negro fue una fase muy corta. Ya me deshice de esa mierda.”
Matt: “Tuvimos una cosa breve donde me ponía delineador y usaba pantalones de chica porque no hacían jeans lo suficientemente apretados para chicos. Aunque es cool. No hay muchas bandas que admitan que ellos usaban jeans de chicas. Tenemos un sentido del humor sobre los errores que hemos cometido.”
Corey: “Estábamos probando cosas para ver lo que funcionaba.”


Para ver los scans en tamaño completo den click a cada miniatura. / Click on the thumbnail images to view the full-size scans.

TG219 TG219 TG219 TG219

Página 6 de 6