Trivium Mexico

May 04, 2022
Published in NOTICIAS

EL CAMINO DEL GUERRERO
Para Matt Heafy de Trivium, el proyecto paralelo Ibaraki no se trata solo de hacer música extrema con el legendario Ihsahn, sino de compartir su amor por su herencia japonesa.

Palabras: Matt Mills | Metal Hammer issue 361, junio 2022. (English scans located at the end of the translation)
Traducción: Viry Abernethy.

El 6 de agosto de 1945, a las 8:15 a.m., hora local, el bombardero superfortaleza Boeing B-29 de las Fuerzas Aéreas del Ejército de EE. UU., Enola Gay, lanzó una bomba atómica con el nombre en código 'Little Boy' sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. Como resultado directo de la explosión, se estima que 66,000 personas murieron y aproximadamente 69,000 más resultaron heridas: el 69% de los edificios de la ciudad quedaron destruidos. Tres días después, un segundo dispositivo nuclear, 'Fat Man', fue detonado sobre la ciudad de Nagasaki, lo que provocó entre 60,000 y 80,000 muertes más. En una semana, el emperador Hirohito anunció la rendición incondicional de Japón a las fuerzas aliadas, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial.

Como parte de los tratados de paz negociados posteriores a la Segunda Guerra Mundial, el ejército de EE. UU. tomó el control de las bases del Ejército y la Armada Imperial Japonesa en todo el país. Cuatro décadas después, Brian 'Bubba' Heafy, un sargento de la Infantería de Marina que sirvió de 1982 a 1989, estuvo estacionado en Iwakuni, en la isla de Honshu, aproximadamente a 30 millas de Hiroshima. Cuando el joven soldado se enamoró de una chica local de Hiroshima, los oficiales superiores de la base le aconsejaron encarecidamente que no continuara con la relación. “Siempre que estés en el ejército y estés estacionado en algún lugar, debes revelar si estás en una relación con alguien en el lugar donde te estás quedando,” explica Matt Heafy, el hijo mayor de la pareja. “Lo presionaron mucho para que no se casara con mi mamá: ‘Tú no debes hacer esto; no puedes hacer esto.’” Afortunadamente, el amor de la joven pareja no se extinguió.

Según él mismo admitió, durante su infancia, la etnia birracial de Matthew Kiichi Heafy lo hizo sentir “no lo suficientemente asiático para los niños asiáticos ni lo suficientemente blanco para los niños blancos.” El músico de 36 años describe a Trivium –una fuerza definitoria del movimiento metalcore melódico de los 2000 –como demasiado metal para el hardcore, demasiado hardcore para el metal. Sin embargo, cuando se trata de Ibaraki, la identidad es muy clara. Su álbum debut, Rashomon, es un ataque de black metal progresivo, parcialmente escrito en colaboración con el líder de Emperor: Ihsahn. Con letras arraigadas en la tradición japonesa, el sencillo principal Tamashii No Houkai anunció el proyecto en una ráfaga de ritmos explosivos, elementos sinfónicos y melodías inspiradas en el Oriente, así como samples de los juegos de Super Mario. Rōnin es un gigante de nueve minutos que emplea un cameo chirriante del líder de My Chemical Romance, Gerard Way, que no sonaría fuera de lugar en Oathbreaker. En Ibaraki-Dōji, las cuerdas se hinchan sobre los gruñidos de Matt acerca de la legendaria Batalla de Rashomon Gate, la cual presenta el demonio del título. Susanoo No Mikoto honra al dios de la tormenta sintoísta del mismo nombre, narrando su batalla con el dragón de ocho cabezas Yamata No Orochi, y Kagutsuchi toma su título del dios del fuego.

En resumen: Ibaraki ha vuelto a cerrar el círculo de la vida de Matt Heafy. Cuando era joven, su madre Yoshiko, una seguidora practicante de la religión sintoísta, le contó muchas de las historias que eventualmente resurgirían en Rashomon. “Ha sido genial volver a contarlas y usarlas para enseñar una lección,” dice. “Al igual que en la mitología griega, los dioses [sintoístas] no son realmente buenos. Susanoo No Mikoto fue expulsado de los cielos y una familia se le acercó: 'Este dragón se ha comido a siete de nuestras hijas y quiere comerse a la octava. ¿Puedes ayudarme?’ Él dijo: ‘Si ella va a ser mi esposa, yo les ayudaré’. Eso demuestra que los dioses pueden ser tan malos como los humanos.”

“EL BLACK METAL ES UNA ACTITUD”

El líder de Emperor y el artista solista Ihsahn explica cómo es trabajar con Matt Heafy.

¿CUÁLES FUERON TUS PRIMERAS IMPRESIONES DE LA MÚSICA DE TRIVIUM?

“Para mí, era metal para la próxima generación. Podía escuchar todas las influencias que yo tuve, pero tomaron una dirección diferente a lo que yo hice. Son músicos súper talentosos; desde las voces limpias hasta las cosas más extremas, se notaba que estuvieron influenciados por algo mucho más amplio que lo que era esa banda.”

¿QUÉ COSA EN EL DEMO DE MATT HIZO QUE QUISIERAS TRABAJAR CON ÉL?

“Pude escuchar el potencial en la composición. Muchos artistas interesados ​​en el black metal escriben algo muy antiguo. Para mí, el black metal es una actitud; no es un tipo de sonido de guitarra o voz. Son las emociones que evoca. Discutimos mi enfoque: ‘Si quieres hacer un álbum similar al black metal, probablemente yo no sea el tipo que estás buscando.’ Él inmediatamente entendió eso.”

¿DE DÓNDE SACASTE LA IDEA DE APROVECHAR LA MITOLOGÍA JAPONESA?

“El black metal noruego indagó en nuestra herencia cultural – no tanto en Emperor, pero sí en algo como Enslaved. Matt estaba muy entusiasmado con eso, pero sentí que había algo más interesante en su herencia japonesa. Todos estos panteones son reflejos de emociones y arquetipos humanos. Simplifican el caos del mundo para ayudarnos a entenderlo.”

¿CUÁLES FUERON TUS PLANES ORIGINALES PARA LOS RIFFS QUE DEJASTE UTILIZAR A MATT?

“Tengo muchos bocetos en mi computadora que se han desarrollado durante tantos años. Mientras tocaba y escribía cosas [de Ibaraki], sentí que esos riffs realmente encajaban en la estética de lo que Matt y yo habíamos estado hablando.”

¿POR QUÉ PIENSAS QUE TÚ Y MATT CONECTARON TAN BIEN?

“Es una persona muy positiva con la que puedes estar cerca. Es muy creativo y siento afinidad con eso. Conozco a muchos músicos a los que básicamente les gusta sentarse y quejarse de cualquier lugar en el que estén tocando, y beber cerveza. No conecto bien con eso”.

Matt recuerda que sus padres eran "completamente generosos" cuando él era niño. Incluso antes de que comenzara ir a la guardería, la familia emigró a Estados Unidos, a pesar de que su madre apenas sabía inglés. Yoshiko se convirtió en ama de casa a tiempo completo y crió a Matt y a su hermana pequeña Michelle mientras su padre estaba en el ejército.

Poco a poco su padre viajó menos; poco después de que Matt se uniera a Trivium a la edad de 12 años, se convirtió en el mánager de la banda. La vida hogareña de Matt lo mantuvo en contacto con sus raíces asiáticas. Su madre no solo le transmitió historias tradicionales, sino que también creció viendo anime y jugando juegos de Nintendo. Pero en la escuela recuerda que la historia asiático-estadounidense se pasó por alto en el plan de estudios. Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos encarceló a unos 120,000 ciudadanos de ascendencia japonesa en campos de concentración; Matt recuerda que el tema que se discutía en clase decía que era ‘algo que había durado cinco o diez minutos.’ “Recuerdo haber dicho, ‘Esperen, ¿qué?’, y luego simplemente se lo saltaron”, dice. “La primera vez que me di cuenta de que era diferente fue en la escuela primaria”, agrega. “Los niños estaban hablando de lo que desayunaron. Alguien me preguntó: 'Matt, ¿qué comiste?' Le dije: 'Arroz y salmón, como el resto de ustedes, ¿verdad?' Ellos dijeron: '¿Qué? ¡Eso es asqueroso! ¡¿Por qué harías eso?!'”

El líder describe una infancia en la que fue un inadaptado pero nunca una víctima. A pesar de las diferencias culturales y de que él era el único fan del metal extremo en la escuela, dice que nunca fue intimidado. “Estaba [en el programa escolar para superdotados y talentosos], así que todos los niños con los que estaba eran algo así como los marginados,” explica. “Sin embargo, siento que apenas hice mi marca. Esos eran unos niños muy, muy inteligentes con los que crecí.”

Sin embargo, al ir de gira con Trivium, se volvió cada vez más consciente del racismo dirigido hacia él en función de su herencia. “Recuerdo a un chico jalándose los ojos a los lados y haciéndome el gesto racista asiático. Me ha pasado eso muchas veces.”

Trivium se convirtieron rápidamente en estrellas en ascenso. Su debut en Roadrunner, Ascendancy de 2005, cosechó críticas muy favorables. Su primera portada en el Reino Unido vino acompañada de las palabras "Sabbath… Maiden... Metallica... TRIVIUM: The Hottest Metal Band Of The Century" (La banda de metal más ardiente del siglo). Todavía en sus últimos años de adolescencia – y todavía ingenuo en cuanto a la etiqueta de la industria de la música – su líder concedió entrevistas sobre querer que su banda fueran los próximos Metallica, y también sobre permitirse tríos y cuartetos con groupies en el camino. No hace falta decir que algunos de sus compañeros no estaban impresionados.

“Muchas de nuestras bandas favoritas comenzaron a intimidarnos,” recuerda. “Todos eran mayores que nosotros y nosotros decíamos que éramos la banda más grande del mundo. No les gustó eso. En las giras nos trataban mal y hablaban mal de nosotros en la prensa.” Afortunadamente, una banda que no estaba en ese campo era Emperor. Fanático de los capos noruegos del black metal desde que tenía 15 años, Matt recuerda usar sus camisetas en las sesiones de fotos hasta el punto de que el sello discográfico de Emperor, Candlelight, comenzó a enviarle mercancía como agradecimiento. La correspondencia con la disquera se convirtió gradualmente en correos electrónicos de ida y vuelta con el líder del grupo. A medida que se desarrollaba su amistad, el músico japonés-estadounidense le envió a Ihsahn un demo de una canción de black metal en la que había estado trabajando. “Me dijo: '¡Esto es bueno!',” recuerda Matt. “Suena como verdadero black metal.”

El lanzamiento del cuarto álbum en solitario de Ihsahn, Eremita, en el 2012 inspiró a Matt a impulsar su proyecto paralelo (entonces usando el seudónimo Mrityu) en una dirección más progresiva. “Siento que el black metal surgió de la idea de que ‘el metal es lo mismo; hagamos algo más extremo”, explica. “Pero luego, cuando te apegas a eso, vuelve a ser lo mismo: algo contra lo cual romper. Eremita hizo eso para mí: tenía solos de saxofón, canto limpio, acordes de jazz, y momentos realmente lentos que no tienen nada que ver con el black metal. Eso es más black metal para mí, éticamente, que simplemente apegarse a lo mismo porque se supone que debes hacerlo. Prefiero escuchar Perdition City [de Ulver] que alguien que intenta ser Bathory.”

Fue Ihsahn quien animó a Matt a enraizar a Ibaraki en el folclore japonés. Le dije a Ihsahn: “Ojalá fuera escandinavo, para poder escribir sobre Thor luchando contra Jörmungandr en Ragnarök.” Me dijo: ‘¡Matt, eso ya lo han hecho! Aprovecha tu lado japonés’. Me voló la cabeza.”

La sugerencia tuvo perfecto sentido. Matt tiene un tatuaje en la espalda de Susanoo No Mikoto y Yamata No Orochi luchando, y una pieza inspirada en la Batalla de Rashomon Gate en su brazo izquierdo. Además, la calavera de Ibaraki-Dōji se ha convertido en la mascota de facto de Trivium desde que apareció en la portada de su álbum de 2015, Silence In The Snow. Y mientras comparte historias de su lugar de nacimiento en entrevistas que promocionan a Ibaraki, considera que 2022 es el momento ideal para enseñarle al mundo sobre la rica mitología de Japón.

“Durante los últimos dos años, hemos visto una tonelada de racismo [anti-]asiático,” explica. “Lo ves en todo el mundo debido al Covid, y es una locura culpar a toda una raza de seres humanos por un virus. Cuando comenzamos a aprovechar la cultura japonesa para Ibaraki, comencé a imaginar personas en el Reino Unido, los Estados Unidos o Australia leyendo folclore tradicional japonés. Aprenderán sobre las culturas alrededor [de los mitos] y, con suerte, eso nos llevará a tener un mundo de mente más abierta.”

Dada esa declaración de misión, Ibaraki no es de ninguna manera un proyecto único. Matt promete que habrá un segundo álbum y dice: “Para el próximo disco, quiero ser aún más tradicional, componer canciones con instrumentos tradicionales y cantar en japonés.” También está trabajando en un libro infantil* relacionado, contando las historias moralistas en el corazón de cada pista. “Necesitamos mostrarle al mundo que todos somos similares,” se entusiasma. “Incluso si comíamos desayunos diferentes mientras crecíamos.”

* El lanzamiento del libro infantil fue anunciado hace unos días. El libro se llama “Ibaraki and Friends” y pueden leer más a respecto en esta publicación de nuestro Instagram y pre-ordenarlo a través de este link: https://z2comics.com/products/ibaraki

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Trivium México ?? (@trivium_mexico)


EL ÁLBUM DE IBARAKI “RASHOMON” SALE ESTE 6 DE MAYO A TRAVÉS DE NUCLEAR BLAST.

 

Feb 11, 2015
Published in NOTICIAS

Como muchos fans de Trivium saben, Paolo Gregoletto ha dicho en muchas ocasiones que uno de sus ídolos en el bajo es el único e inigualable Cliff Burton, quien fuera bajista de Metallica hasta 1986, año en que falleciera trágicamente en un accidente. Hoy 10 de febrero Cliff estaría cumpliendo 53 años y a propósito de eso tenemos una declaración que hizo Paolo para el libro biográfico To Live Is To Die escrito por Joel McIver, el cual salió en el 2009. Nuestra amiga Marizane Bogdan de Brasil nos envió una imagen de dicha declaración de la versión portuguesa del mismo libro (el cual salió en el 2014 en Brasil) y la cual pueden leer a continuación:

PFG_CliffBurton_ToLiveIsToDie



Traducción: “Cliff fue el primer chico que escuché que salía de lo común. Cuando escuché Metallica por primera vez, fue revolucionario para mí – porque todo lo que había oído antes era pop-punk y grunge, en el tercer y cuarto grado.

Yo quería algo que fuera más técnico, así que cuando me escuché a Cliff dije: ‘Quiero ser un bajista también.’ Él se destaca en Metallica, y eso es algo que trato de lograr. Hay mucho que la gente no sabe sobre él. Es increíble que él haya hecho tanto en tan sólo tres o cuatro años.”



En Twitter Paolo dijo lo siguiente el día de hoy:

 



Descansa en Paz, Cliff.

May 07, 2014
Published in NOTICIAS

A principios de año nos enteramos que Trivium sacaría a la venta un libro con las tablaturas de guitarra de “Vengeance Falls” y recientemente salió a la venta en dos formatos: libro físico y versión digital (iTunes y Google Play).

El libro fue editado por Hall Leonard, tiene un precio de $22.99 dólares estadounidenses y está disponible a través de los siguientes enlaces:
http://www.halleonard.com/product/viewproduct.do?itemid=123862&lid=0&keywords=trivium&subsiteid=1&

Tienda Oficial de Trivium: http://store.trivium.org/vengeance-falls-guitar-recorded-version-softcover.html

 

Tienda Oficial de Roadrunner Records: http://store.roadrunnerrecords.com/catalog/product/view/id/577294/s/vengeance-falls-guitar-recorded-version-softcover/

 

Importante: El precio NO incluye el costo de envío internacional.

 

Si quieren saber los pasos para comprar el libro a través del sitio de Hall Leonard, vean el tutorial en la siguiente serie (para ver cada imagen, den click aquí para acceder al álbum directo):



En iTunes tiene un precio de $229 pesos (deben tener un dispositivo de iOS o computadora Mac para poder verlo. El link para comprarlo es éste:
https://itunes.apple.com/us/book/trivium-vengeance-falls-guitar/id866065501?mt=11&ign-mpt=uo%3D4

En Google Play cuesta $303.77 pesos y pueden adquirirlo siguiendo este enlace:
https://play.google.com/store/books/details/Trivium_Trivium_Vengeance_Falls_Guitar_Songbook?id=sQhjAwAAQBAJ

Respecto a si saldrán libros con las tabs de los discos previos, lo único que podemos decirles que eso no es seguro, pero Paolo nos dijo que lo pedirán para que suceda. Del mismo modo, si sabemos algo sobre un lanzamiento similar para otros instrumentos, se los comunicaremos. Pero mientras tanto este libro es perfecto para los guitarristas, así como un maravilloso artículo de colección para los fans en general. Y por respeto a la banda y su trabajo, no publicaremos la tablatura de ninguna canción.