Trivium Mexico

28 Febrero 2014 |

Matt Heafy habla sobre “In the Nightside Eclipse” de Emperor

Source: Guest Column: Matt Heafy on Emperor's 'In the Nightside Eclipse'

Nota del editor: El black metal es notoriamente un género de música difícil de descifrar para los recién llegados, y In The Nightside Eclipse de Emperor de Noruega es uno de los mejores ejemplos del estilo en su máxima expresión. El álbum de cinco estrellas cumplió 20 años este mes, y Emperor está celebrando el aniversario con una serie de presentaciones del álbum en varios festivales europeos este verano. In The Nightside Eclipse ha lanzado su hechizo sobre incontables fans del metal a través de los años, incluyendo a Matthew Kiichi Heafy, líder de la banda de metal estadounidense Trivium. Él escribió la siguiente pieza para celebrar uno de sus discos favoritos y examinar su importancia, influencia y longevidad.

In The Nightside Eclipse es un álbum desenfrenado por el tiempo, inconmensurable en su alcance, y sin límites en la inspiración. Desde su creación hace 20 años hasta hoy, es un disco en el que es evidente un cuerpo de trabajo completamente único.

El black metal era la respuesta, la rebelión a la complacencia que sus ancestros vieron en la música metal del momento. En general, el metal en sí fue una reacción a todo lo que hacía lo que no era el metal, y el black metal llevó aún más lejos ese concepto. Su amalgama de ingredientes clave – combinando la influencia de los principios del thrash metal con la musicalidad del folk sueco y noruego, y aprovechando la inspiración temática de satanismo y lo oculto – fue algo construido en sus primeros días. Las ásperas voces chirriantes que se encuentran en el black metal – uno de los rasgos definitorios del estilo – tienen sus raíces en el concepto mitológico nórdico del Oskorei, jinetes fantasma que se dice que vuelan por el cielo gritando en tonos agudos. Pero con el establecimiento de reglas fijas duras y rápidas, el black metal había creado sin querer su propio status quo, al parecer ideológicamente en conflicto con su principio fundador de romper de cualquier forma de la normalidad.

Cuando In The Nightside Eclipse salió a la luz en 1994, Emperor introdujo varios elementos que no se encontraban en el black metal de la época. El álbum destacó la yuxtaposición sonora de brutalidad y melodía hermosa, debido a que Emperor utilizó más de una fuente de inspiración en la música clásica. Además, la cuestión visual y el arte del disco destacaron fuertemente tonalidades de azul en lugar de las típicas imágenes rígidas en blanco y negro del género, de la que rara vez se desviaron en el momento. Líricamente, el líder de Emperor, Ihsahn, pintó efectivamente el mundo que conjuró para el oyente. Es fácil imaginar los reinos de la desolación helada y los retratos de misterio y aflicción que evocó con su grito característico. Emperor había creado un sonido único en su combinación de lo clásico con las convenciones de metal moderno que antes no habían sido ejecutadas con tal precisión.

En particular, las pistas que cierran el álbum, “I Am The Black Wizards” y “Inno a Satana” encarnan lo mejor de Nightside. Los dos tienen ganchos reconocibles al instante en las líneas de guitarra – una hazaña difícil de lograr en un género donde se toca tan rápido y hay atonalidad – mientras que los teclados añaden una cualidad etérea. “Inno a Satana” cuenta con voces limpias de ópera con capas de gritos catárticos en su clímax que te dejan con la boca abierta, todos construidos en la espina dorsal de un groove a medio ritmo. Estos dos temas son la cima absoluta del disco, llevándolo a su final con sus creaciones más épicas y cinemáticas. El uso de ritmos variados, una estructura de canción intrincada y la implementación de la melodía y la atonalidad, se reúnen simultáneamente para crear yuxtaposiciones y siempre vigorizando ángulos dentro de una sola canción.

Los avances realizados en Nightside presagiaban lo que Ihsahn lograría de manera consistente en su carrera musical al avanzar. Con cada disco, nuevos elementos salían a luz, construyendo y construyendo hasta que Emperor alcanzó un alto punto musical de todos los tiempos con Prometheus: The Discipline Of Fire And Demise, disolviéndose como banda poco después. Tras la separación de Emperor, él lanzó varios discos fantásticos en solitario, y los últimos dos, Eremita y Das Seelenbrechen, van más allá de la predilección de Ihsahn por adoptar lo inesperado y reinventarse. En estos álbumes, uno ve de nuevo la huella de la plantilla musical e intelectual de Nightside: una evolución basada en el acoplamiento de algo familiar con lo inesperado y convirtiéndolo en algo totalmente nuevo.

 photo emperor-in-the-nightside-eclipse_zps70c6ff48.jpg