Trivium Mexico

27 Febrero 2014 |

Hablando de bajo con Paolo Gregoletto

Source / Fuente: Metal bass head to head: Trivium and Killswitch Engage
Image credits / Créditos de la imagen: Tim Tronckoe Photography


Music Radar entrevistó a Paolo Gregoletto y Mike D'Antonio (Killswitch Engage), pero aquí solamente abordaremos lo que dijo Paolo; si desean leer la entrevista completa (en inglés) den click al enlace de la fuente de este artículo el cual está ubicado en la parte superior.

¿Cómo te convertiste en bajista?

“Todo comenzó cuando tenía unos once años de edad y un par de amigos sólo querían tocar en una banda y tocar covers de bandas que disfrutábamos en ese entonces. Tomé el bajo y disfruté tocándolo y me quedé con él.”

¿Qué bajistas fueron influyentes para ti?

“Tipos como Cliff Burton, Steve Harris y Billy Sheehan me inspiraron a seguir el camino del estilo de tocar con los dedos porque ellos tocaban tan bien con sus dedos y mostraron lo que se podía hacer.”

Teniendo en cuenta que tu banda tiene dos guitarristas, ¿cómo ves tu papel en la banda?

“Lo que ha sido ‘cool’ con Trivium es que creo que todos nos hemos respetado los unos a los otros como músicos y decimos que la parte que uno está tocando siempre debe estar al servicio de la canción. Veo a mi estilo de tocar el bajo como un montón de músicos a los que he admirado, como Steve Harris y Cliff Burton, quienes realmente dejaron una huella en la música que hicieron. Eso es lo que trato de emular. No sólo es la parte de bajo sirviendo a la canción, sino también asegurarme de que mi parte de bajo no sólo siga a las guitarras, sino que añada un poco de estilo a la música.”

¿Cuáles son los elementos clave de tu tono de bajo?

“Utilizo un perfil de Kemper en vivo y en mi sonido principal uso un perfil de un SVT450. Es una especie de cabina clásica y realmente no pongo demasiada presión en él, sólo lo suficiente para que pueda penetrar en el bajo y tenga ese gruñido. También tengo un canal líder que uso con un perfil de una cabina Peavey. Es bastante loco tener todas estas opciones de tonos, pero realmente hace una gran diferencia y siempre estoy tratando de mejorar en esas cosas sutiles.
El Kemper va dirigido directamente y he hecho eso durante un par de años. No puedo recordar la última vez que tuve un cabezal en el escenario. Es un escenario muy, muy muerto – todo lo que se oye es la batería y todos estamos con los monitores inalámbricos. Esto hace la mezcla realmente increíble.”

¿Puedes contarnos acerca de tus bajos ‘signature’?

"Empecé a tocar BC Rich Warlock en vivo en el 2006. Vi uno en NAMM que me encantó y pregunté si me podían hacer uno de cinco cuerdas y lo hicieron. Lo he actualizado desde entonces: Actualicé el cabezal y el acabado de madera natural, y también me hicieron uno negro. Es el bajo más cómodo para el escenario en términos de la distribución del peso, y se ve impresionante.”

Tu banda tienen su sección de ritmo muy precisa. ¿Qué consejo puedes dar a los músicos para que puedan estar en sintonía con el baterista?

“Creo que uno puede aprender a tocar con cualquier baterista, pero encontrar a la persona adecuada que complemente lo que tocas es muy importante. He conocido a Nick [Augusto] desde que estábamos juntos en pre-escolar. Empezamos nuestra primera banda juntos hace mucho tiempo y así fue como comenzó esa conexión. Cuando has tocado con alguien durante tanto tiempo simplemente funciona. Después de tantos años uno llega a conocer sus tendencias y se sabe adónde va a ir después. Eso te ayuda a juzgar lo que se debe tocar.”

¿Quién te inspira hoy en el mundo bajo?

“Cuando yo era muy joven tuve la suerte de ver a una clínica de Billy Sheehan. Ese fue un momento que me cambió la vida. Hasta el día de hoy él es a quien acudo cuando se trata de virtuosismo. Él me inspira a seguir practicando.”