Trivium Mexico

04 Diciembre 2013 |

Trivium - “Revenge Served” [scans de Revolver Magazine & traducción]

Source: Revolver Magazine: Dec/Jan -2014

Venganza Servida

Impulsados por un productor estrella e inspirados por un asalto violento, Trivium satisface su apetito de venganza.

“Realmente no puedo pensar en muchas bandas que tuvieron que crecer en la mira pública y sobrevivirlo,” dice el líder de Trivium Matt Heafy, reflexionando sobre el camino que su grupo ha tomado desde que salió de Orlando, Florida, hace casi una década, y las presiones que vienen con ser aclamados alternativamente como el futuro de thrash metal y criticados como una banda que pretendía ser la versión ligera de Metallica. “Teníamos 16, 17, 18,” recuerda el cantante que ahora tiene 27 años, “aparecíamos en las portadas de revistas mientras aún estábamos tratando de ver cómo íbamos a representarnos a nosotros mismos. Nos llevó años poder dejar de preocuparnos por los comentarios negativos sobre nosotros, y comenzar a enfocarnos en lo positivo. Es una cosa sobre madurez. Nuestra piel se ha hecho más dura, y ahora simplemente hacemos lo que queremos hacer, cuando queremos hacerlo.”

Esa madurez se evidencia en ‘Vengeance Falls,’ el sexto álbum de Trivium y seguidor al tan aclamado ‘In Waves’. Producido por el líder de Disturbed y Device, David Draiman, ‘Vengeance Falls’ es el disco más centrado de Heafy, el guitarrista Corey Beaulieu, el bajista Paolo Gregoletto y el baterista Nick Augusto. También podría ser el más feroz con canciones como “Brave This Storm”, “Strife” y “Wake (The End Is Nigh)” mezclando hábilmente riffs y ganchos melódicos con algunas de las letras más oscuras y feroces que Heafy haya escrito. Técnicamente, la banda ha vuelto a dar grandes pasos hacia adelante y, al mismo tiempo, las canciones del álbum se tratan sobre las canciones, en las cuales no hay ni un gramo de grasa que se encuentre en sus pasajes instrumentales dinámicos. Revolver recientemente habló con Heafy y Gregoletto acerca de la ira que alimenta ‘Vengeance Falls’, cómo fue trabajar con Draiman, y si el conocedor culinario Heafy tendrá un programa en Food Network en su futuro o no.

Se dice que David Draiman tuvo un enfoque muy práctico para la producción de este disco. Al entrar, ¿esperaban que ayudaría a dar forma a la composición y arreglos, así como un sonido de ‘Vengeance Falls’?

Paolo Gregoletto:
Sí. Nos encanta cuando un productor es como el quinto miembro para nosotros. Realmente nos gusta lo que aportan. Una vez que supimos que íbamos a trabajar con David, empezó a darnos comentarios sobre los demos que estábamos haciendo. Pero él realmente guardó mucho de eso para la pre-producción. Pasábamos días desde las 10 de la mañana hasta la medianoche a veces trabajando en los arreglos de las canciones, y Matt y David, trabajando en las letras y melodías, viendo aspectos sobre la cadencia de la voz, incluso si no había letras escritas todavía. Se trató de nosotros trayendo la música, y David ayudando a darle forma en una visión muy clara a como sonaría ‘Vengeance Falls’.

 

Matt Heafy: Nunca he tenido un productor que profundizara en las letras de la manera que él lo hizo. He tenido productores que dicen, “Rima esto de manera diferente” o “vuelve a escribir esta parte,” pero David me preguntaba, “¿qué significa canción?” Y si yo decía, “Cada canción tiene su propia interpretación. Todo lo que ven ahí es correcto,” él me diría, “Sí, eso está bien – pero ¿qué significa?” Y si yo no tenía una respuesta clara, me sugería, “Siento que deberías darte cuenta plenamente de lo que es esto, para que cuando lo estés cantando puedas cantarlo con convicción, emoción y honestidad.” Pasamos un montón de tiempo asegurándonos de que cada letra realmente sirvió a las canciones de mejor manera. 

Gregoletto: Las cosas que David sugirió estaban siempre al punto, y eso siempre hizo que las canciones fueran mucho más fuertes.

¿El tema de algunas canciones terminó siendo diferente de lo que era originalmente? 

Heafy:
Sin duda – en especial las canciones donde yo iba por la tangente, o donde inicialmente tenía la intención de que fueran más como las canciones de ‘In Waves,’ todas crípticas y multi-interpretacionales. Estoy más orgulloso de las letras de este disco que cualquier cosa que haya hecho. Nunca hemos hecho un disco en el que todas las letras se adaptan a un tema común, y realmente cava en algunos lugares intensos. En algunas de las canciones que estábamos haciendo, David me miró y dijo: “Amigo, ¿estás bien?” [ríe] Hay algunas canciones muy molestas que piden que la venganza y el castigo justo caigan sobre aquellos que lo merecen. Ese es un tema intenso, y como David señaló, cuando se está tratando con temas más oscuros, es muy importante que haya un mensaje allí – que no lo estás haciendo sólo por hacerlo y que no se está enviando el mensaje equivocado. Fue realmente genial aprender sobre centrarse en las letras para hacer las canciones más fuertes.

¿Así que el tema principal del disco es la venganza y el castigo? 

Heafy:
 Bueno, cada vez que alguien ve las noticias o sale a la calle, uno ve a la gente dañando a la gente, seres humanos cometiendo crímenes contra seres humanos. Y eso nunca está bien. No está bien dañar a nadie. Sé que este disco es oscuro, sé que no hay una luz al final del túnel, líricamente, pero lo que quiero que la gente tome de él es que lo vea, que en lugar de hacerse daño o a otras personas, uno puede poner esa energía negativa en algo así como la música, como el arte – algo que evite que esa negatividad te moleste y atrape, o que te haga cometer algo terrible. Espero que este disco inspire a la gente a poner en algo bueno la negatividad que ellos ven en sí mismos o en el mundo.

Hubo un incidente feo allá en 2012 donde a ustedes los asaltó un grupo de chicos,  quienes los amenazaron con un arma y rompieron la clavícula de su manager. ¿Eso tuvo algo que ver con el contenido lírico del álbum?

 

Heafy: Eso no inspiró la visión general del disco, porque ya teníamos el tema de la ira y la venganza en mente. Pero eso añadió más leña al fuego, por supuesto. Después de que el temor inicial y la ira por el incidente se disiparon, fue, para mí, una reinstauración de la decepción de la raza humana, sólo el ver que la gente realmente puede hacer cosas horribles a otras personas sin causa o razón. Por suerte, en lugar de convertirme en un ermitaño traumatizado después de eso, fui capaz de ponerlo en música.

Matt, tienes un blog de comida muy entretenido, KiichiChaos.com. ¿La comida siempre ha sido una de tus grandes pasiones?

Heafy:
Creo que me di cuenta de que estaba interesado en la comida cuando estaba en la escuela primaria, y todos hablaban de lo que habían desayunado ese día. Me preguntaron qué había comido, y yo dije, “Oh, arroz blanco y salmón, como siempre lo hago.” Todo se quedaron como diciendo, “¿Qué demonios?” Pero eso era normal para mí, porque soy medio japonés, y me crié en un desayuno japonés, que era eso. Así que después de eso, yo quería saber lo que era “normal” para otras personas. Si el desayuno normal de un niño estadounidense era cereal, entonces ¿qué comen los niños en otras partes del mundo? Anthony Bourdain es algo así como mi Metallica para la comida – su libro ‘Kitchen Confidential’ es como ‘The Dirt’ de Mötley Crüe para mí, por lo menos en las primeras fases. Siento que tanto músicos como chefs o cocineros pueden relacionarse con ese libro. Creo que no hay mejor manera de aprender sobre el país donde uno se encuentra que a través de su comida . Cuando empezamos a ir de gira, todas las bandas estadounidenses de metal y hardcore con quienes hablábamos solían decir “La comida en Europa apesta – todo lo que comemos siempre es McDonald's y Domino's.” Así que empecé a creer eso, pero la primera vez que fui allí le pregunté a algunas personas, “¿Dónde comen ustedes?” Siempre hago eso ahora, y he quedado sorprendido cada vez. Hay comida increíble en todo el mundo, siempre y cuando uno esté dispuesto a poner en un poquito de tiempo para investigar.

¿Te ves a ti mismo haciendo un libro, o un programa de televisión dedicado a tus aventuras culinarias?

Heafy: Los tipos que grabaron el documental de ‘Vengeance Falls’ quieren tratar de hacer un piloto de TV para uno conmigo. Sé que hay un millón de shows sobre comida en este momento, pero tal vez sería un ángulo interesante para alguien. Eso sería una cosa muy divertida de hacer. ¡Es sólo que no sé si alguna vez tenga el tiempo!

5 Comidas no tan confortantes 

Las cosas más raras que el goloso residente de Trivium, Matt Heafy, ha comido.

Calamar crudo en tripas crudas de calamar, cubiertas en salsa Kimchi (Japón)

“El sashimi de calamar crudo es siempre bueno, soy un partidario de comer desde la nariz hasta la cola y las menudencias, y el Kimchi es algo de lo que siempre he sido fan. ¿Los tres juntos? Sabía como lamer el interior del respiradero de una ballena. Aunque sí lo volvería a probar.”

Natto (Japón)

“Natto son básicamente frijoles podridos – o fermentados, para sonar bien. Uno mezcla un poquito los frijoles húmedos y pulposos, y eres recibido con una de las comidas más limosas que haya visto. Si sacas uno de los frijoles del montón, un limo parecido al limo de okra se extenderá a veces hasta tres o cuatro pies. Huele a podrido y es un gusto adquirido.”

Langosta (Japón)

“Estos pequeños bichos de plagas bíblicas son de hecho fantásticos. Ellos explotan como palomitas de maíz y, cuando los comí, estaban cubiertos en una salsa de soya ligeramente endulzada. Absolutamente deliciosos. Son como hojuelas de pescado.”

Tacos de Chapulines [Saltamontes] (México)

“Igualmente deliciosos como las langostas, los chapulines tienen ese mismo toque crujiente agradable, y van increíble en un taco con un poquito de salsa de tomatillo verde. Son altos en proteína, deliciosos y te inducen a perder el miedo a los bichos.”

Vidrio de Cerveza (Polonia)

“Vivo muy estrictamente estando de gira para cuidar mi voz. A veces cuando tengo un par de días libres, me desato un poquito. Eso típicamente parece tener lugar en Varsovia. Una vez, terminé en un bar con una buena pinta de cerveza polaca. Tengo la mala tendencia de morder los vasos de plástico, y por una razón, pensé que el vaso de cerveza era de plástico, y luego de masticarlo por un rato, al menos 1/8 del vidrio se desprendió y cayó en mi boca. Después de sacar los fragmentos de vidrio de mi boca, el cantinero estaba tan impresionado que compró una ronda para mí y mis amigos. No recomiendo esto. Jamás.”

 

Para ver los scans en tamaño completo den click a cada una de las siguientes imágenes:

Revolver Magazine Dec 2013 - January 2014

Revolver Magazine Dec 2013 - January 2014

Revolver Magazine Dec 2013 - January 2014

Revolver Magazine Dec 2013 - January 2014