Trivium Mexico

May 09, 2016
Published in NOTICIAS

Regiones de la Perdición 

El mes pasado, Trivium se dirigió a su tour más íntimo en una década. El líder Matt Heafy comparte su diario de la locura tras bastidores, las artes marciales y, los, mmm, ‘macaroons’ que devoraron… 
 
Texto: Trivium
Fotos: Jake Owens
Traducción: Viry Abernethy
 

17 de marzo – Parte 1
Reflexiones de uno que está por viajar constantemente.
En algún lugar entre Orlando y Coral Springs, Florida. 

Matt Heafy: “Uno de mis primeros recuerdos de viajes extensos es cuando mi familia y yo íbamos a viajar al sur de la Florida a visitar a mis abuelos. Yo tenía ocho o nueve años. Mis padres decían que el viaje en auto sería de tres a cuatro horas, y recuerdo que tramaba llevar una TV portátil y sistema de videojuegos, juguetes, comida, agua… básicamente la preparación que era requerida en un viaje que duraba varios días. Incluso en ese entonces, el aburrimiento era uno de mis miedos más grandes. Por supuesto, no reunía nada de eso y pasaba inquieto la mayoría del viaje.” 

17 de marzo – Parte 2 
Equipo de vuelo. 
Algún lugar entre Orlando y Ratingen, Alemania. 

“Estos días, todavía me encuentro a mí mismo empacando lo más que puedo, pero esta vez fue sólo lo más necesario (en mis ojos): laptop; audífonos; discos duros de música, fotos, películas/sesiones de TV y grabaciones; equipo de primeros auxilios; artículos de aseo; iPod; cargadores; botella con filtro de agua; almohada para el cuello; almohada para la lumbar; almohada de tamaño completo; hoodie; barras de proteína… Mi ‘equipo de vuelo’ es importante: máscara para la boca, tapones de oídos, hoodie, máscara para los ojos, y pastillas para dormir recetadas por un médico. Cuando uno viaja por todo el mundo, a veces uno necesita forzarse a sí mismo para dormir, para así estar preparado para moverse sin importar el cambio de horario. Mi mayor consejo para un viaje largo: en cuanto te sientes, ya estás en la zona horaria del ‘lugar adonde te diriges.’ No pienses en la hora en la que apenas estuviste. Ajústate inmediatamente.” 

18 de marzo 
Paradas de camiones y cama y desayunos. 
Entre Frankfurt y Ratingen, Alemania. 

“Durante los últimos años, hemos estado ensayando en los cuarteles de la compañía All Your Band Needs; ellos son quienes están detrás de todo el diseño de escenarios que hemos estado usando para los ciclos de álbumes más recientes. Después de un vuelo directo a Frankfurt, es un viaje en carretera de tres horas y media al pequeño pueblo de Ratingen. Después de un largo vuelo, el primer requerimiento es una comida verdadera; en Alemania, tienen paradas de camiones con comida bastante decente. Llegamos al Marché por unos röstis y otras cosas para desayunar, y nuestro crew [equipo] comenzó a beber algunas Hefeweizens [cervezas] gigantes. Luego nos acostamos en nuestras camas para el camino y desayunamos en Ratingen, donde el crew pasó el día construyendo el equipo, yo hice algo de yoga en el cuarto y esperamos hasta la ‘cena familiar’.” 

18 de marzo 
Ratinger Brauhaus. 
Ratingen, Alemania. 

“No es ningún secreto que el equipo de Trivium y la banda estamos obsesionados con comida. Nuestra cosa favorita para hacer en esta Tierra es disfrutar de la comida local y bebidas de cada país y cultura en la que nos encontramos. No puedo contar el número de bandas (usualmente estadounidenses) que conozca que tienen la mente cerrada respecto a probar cualquier cosa cultural aparte de su típica pechuga de pollo rostizada de ‘Chafolbee’s’ o productos de hamburguesa de menor calidad que comida de perro que se encuentran en tantas cadenas de comida rápida estadounidenses. Nosotros, por otro lado, hemos visto la luz; se requiere de un poquito de investigación, pero los resultados son increíbles si uno está dispuesto a abrir la puerta de probar lo que el mundo tiene que ofrecer. Ratinger Brauhaus es nuestra guarida usual cuando estamos en pre-producción. Estuvimos la banda completa, el crew, y algunos de nuestros amigos del pueblo para nuestro banquete.” 

19 de marzo 
La práctica hace al maestro. 
Ratingen, Alemania. 

“El día previo al primer show de la gira como líderes de cartel en el Reino Unido, tuvimos un día completo de ensayo de pre-producción. Aquí es donde se hace el set completo, donde te aseguras que todo tu equipo y escenario funcionen, y donde eliminas cualquier problema que podrías estar teniendo con tu actuación. Nos enorgullecemos de nuestra actuación en vivo; no confiamos en backing tracks [pistas de fondo] u otras ‘trampas’ que se han vuelto tan comunes. Fuera del tour, trato de pasar siete días a la semana cantando al menos de 1-3 horas al día, acoplando eso con al menos 30-90 minutos tocando guitarra. No es nada más tocar por tocar; son ejercicios específicos donde sé que necesito fortalecer en ese momento. Aparte de la práctica individual, siempre practicamos como unidad. Las bandas necesitan estar disciplinadas en su práctica; todos tenemos un trabajo, y tiene que ser hecho correctamente y con confianza.” 

20 de marzo 
Norwich, UEA. 

“En nuestro primer show nos encontramos con un vestidor inmenso (algo que no habíamos visto en la gira completa de ocho semanas en Norteamérica que recién habíamos finalizado; con decirles que sólo tres clubes tuvieron duchas en ocho semanas), pero no estábamos cerca de la ciudad. Desafortunadamente tuvimos que quedarnos en el venue [el lugar del show] en nuestro primer día, pero eso no detuvo la práctica diaria de Jiu-Jitsu brasileño con mi tour manager, Joey B, y algo de entrenamiento con pesas. Ese día nos quedamos con comida pedida principalmente (con el show número uno es mejor quedarse cerca y asegurarse que todo marche bien). Pude conocer a Heart Of A Coward y su crew, y encontrarnos de nuevo con As Lions y su banda y equipo que no había conocido. Ver a As Lions en vivo fue absolutamente exquisito; todos hemos conocido a Austin por años, y ha sido realmente fantástico verlo convertirse en el monstruoso cantante y líder que es hoy.” 

21 de marzo 
Ipswich, Corn Exchange 

“Ipswich es hermosa. La arquitectura no es algo que vemos mucho en los Estados Unidos, por lo que fue un deleite de bienvenida. Paul [Wandtke, batería], Paolo [Gregoletto, bajo] y yo fuimos por un fantástico desayuno a una cafetería local; después, Joey y yo acomodamos los tapetes de BJJ en el único lugar que pudimos encontrar. Para la cena, nos reunimos con nuestras queridas amigas de relaciones públicas en el Reino Unido, Kirsten y Michelle, junto con nuestros amigos de la disquera de Roadrunner Records UK; comimos comida turca y nos regresamos al venue. El show fue increíble, pero la ducha fue horrible con una molestosa cortina de baño – la de plástico del tipo barato, delgado, que una vez que el agua comienza a salpicar, te golpea y se pega a tu cuerpo, llenándote de todos tipos de gérmenes de otros miembros de bandas. Delicioso.” 

22 de marzo 
Portsmouth, Pyramids. 

“Despertar con una hermosa playa a la izquierda, un faro y muros de castillo [un fuerte] enfrente de nosotros, todas fueron señales que apuntaban que Portsmouth sería un día espectacular. Encontramos un restaurant en el fuerte llamado The Courtyard. El desayuno ahí fue el mejor de toda la gira. Huevos Benedict encima de chorizo, con Bubble y Squeak; terminé con un bollo de fruta. El día estuvo lleno con BJJ, yoga Ashtanga y un show increíble.” 

23 de marzo 
Bristol, O2 Academy. 

“Comenzamos en Bristol con pancakes rusos y café ruso. Hemos tocado mucho en este club; siempre recuerdo su pequeño y cargado vestidor arriba de una escalera. Jamie de Heart Of A Coward se unió al entrenamiento conmigo y Joey; su especialidad es el Jiu-Jitsu japonés, mientras que la mía es el brasileño. Fue genial poder entrenar ambos estilos. Esta noche fue la primera vez donde vi a un crowdsurfer caer de cabeza al suelo; instintivamente, salté del escenario y lo atrapé justo antes de que se rompiera el cuello.” 

24 de marzo 
Toot Baldon, The Mole Inn. 

“Despertamos en Oxford en lo que sería el venue de la siguiente noche, nos estacionamos para nuestro día libre. En Europa, los conductores de camiones la tienen más fácil y mejor que los conductores estadounidenses. Cada siete días o así, tienen un descanso de 45 horas. En esta gira, el viaje promedio es de uno a tres horas, y nuestro conductor tendría un descanso de 90 horas en dos semanas de estar manejando. El objetivo hoy era descansar lo más que fuera posible, poniéndome al día con los episodios de Fargo, luego comiendo en una pequeña villa llamada Toot Baldon. Varios de nosotros bebimos cerveza inglesa del pub y comimos carne local. Un fantástico día libre en un pub clásico.” 

25 de marzo 
Oxford, O2 Academy. 

“Hoy en Oxford, la lección del plan de BJJ estuvo centralizada en el back mount. El back mount es cuando tú o tu oponente ‘tiene la espalda del otro’. Esto es tener una persona atada a ti como una mochila, mientras estás en el suelo. La persona con la montadura tiene sus tacones enterrados en los muslos del oponente, y forman un control del brazo sobre la parte superior de su cuerpo. Tienes que atrapar el antebrazo de tu oponente, empujarlo y disminuir la oportunidad del atacante de que te estrangule. Cosas pequeñas… ¡Ja ja ja!” 

26 de marzo 
Lincoln, Engine Shed. 

“No habiendo estado en Lincoln antes, no teníamos idea de qué esperar de la audiencia, o al ciudad o el venue. El lugar estuvo muy bien, la ciudad era hermosa, y la multitud fue inmensa. Para el final del tour, Lincoln fue el segundo mejor show de la gira entera. Para cenar fuimos a un pub, comimos bistec y pasteles de cerveza; el combustible perfecto para un show de metal.” 

27 de marzo
Leicester, O2 Academy. 

“Leicester fue el mejor show de todo el tour. Nos voló la mente, ya que Leicester fue otra ciudad en la que no habíamos estado. Todo acerca del público, la energía – va más allá de las palabras. Hoy para la cena, fuimos a Kayal, un restaurante que sirve comida del Sur de la India. Hemos probado incontables comidas Indias en el Reino Unido, pero Kayal fue la mejor que hayamos tenido ahí. La comida sureña de la India tiene más de los sabores tropicales locales; casi tenía un sabor al curry tailandés en el curry de la India. Mucho del sabor a coco fue prevaleciente. Súper fantástico.” 

28 de marzo 
York, Té vespertino y The Whippet Inn. 

“Si hay algo distintivamente inglés que no habíamos hecho, era el té vespertino. Paolo, yo, y nuestras amigas Gemma y Lauren fuimos a Betty’s en el centro de la hermosa York. Fue todo lo que esperaba: gradas de platos de comida, y un sentido de delicadeza distinguida. La yuxtaposición de los dos tipos metaleros sosteniendo pequeños pastelitos y tacitas fue un signo de exclamación en el día de todos los clientes en la tienda de té. La cena fue la última ‘cena familiar’ que pudimos tener en el Reino Unido antes de dirigirnos a Japón. El Whippet Inn pareciera como si David Lynch hubiera decorado el set de Alicia en el País de las Maravillas. La comida y bebida fueron geniales.” 

29 de marzo 
York, Barbican. 

“En el BJJ hay muchos ataques: ataques al cuello (vías respiratorias y arterias carótidas), y llaves a las articulaciones que atacan los hombros, codos, muñecas, tobillos, rodillas. Durante mis primeros dos años y medio de entrenamiento, me habían enseñado mayormente ataques a la parte superior del cuerpo. Últimamente, me he encariñado a atacar las piernas, así que hoy trabajamos en eso. ¡Un día divertido para después intentar caminar! Recuerdo que en el escenario sentía como que hubieran apuñalado mi rodilla. ¡Ja!” 

30 de marzo 
Middlesbrough, Empire. 

“De todos mis años yendo de gira por Europa, siempre he dicho que ‘incluso en el club más pequeño, punk y más rockero, habrá al menos una ducha.’ Bueno, el Middlesbrough Empire me hizo ver que no. El show fue increíble, pero este club se sintió como el tipo de club en el que he tocado incontables veces en Detroit, Michigan. Y no, ese no es un cumplido. Sucio, basura por todos lados, sin ducha, y cuando pedimos un bote de basura lo que hicieron fue amarrar una bolsa de basura a la manija de la puerta. ¡Ja! A pesar de eso, el venue fue bueno para la audiencia, y el show fue increíble. ¡Y también la comida estuvo realmente buena!” 

31 de marzo 
Aberdeen, Beach Ballroom. 

“Me encanta que este tour por el Reino Unido trajo a Trivium a pueblos que nunca antes habían tenido un show de Trivium. Hoy nos encontramos en un teatro junto a la playa que parecía ser más típicamente hogar de imitadores bizarros de bandas clásicas. Nuestro vestidor tenía un montón de pósters de imitadores de Elvis y Dolly Parton; inclusive había un póster para ‘Lady G y P!nk en vivo en el Beach Ballroom’.  La noche previa, y para el resto del tour, nuestro amigo Austin Dickinson de As Lions nos acompañaría para cantar Pull Harder… Buenos tiempos.” 

1 de abril 
Kilmarnock, Grand Hall. 

“Como el resto del tour por el Reino Unido, esta noche fue absolutamente increíble. El Reino Unido fue el primer lugar del planeta que aceptó a Trivium, y nunca olvidaremos eso. Este tour actual tuvo el mayor nivel de energía que hayamos visto de una audiencia, y sé que ellos sintieron lo mismo de nosotros. Trivium se revigoriza por el amor del Reino Unido, y tal como declaramos al principio, estamos en esto para bien. Gracias a todos los que vinieron, y ansiamos verlos pronto otra vez.” 

MH 2
MH 3
MH 4
MH 11
MH 18

 

Oct 27, 2015
Published in NOTICIAS

Source: Blunt Magazine Australia Issue 141  

El scan se encuentra al final de la traducción del artículo.


SILENCE IN THE SNOW ES EL DISCO DE TRIVIUM MÁS DESAFIANTE A LA FECHA, MEZCLANDO LA GLORIA DEL HEAVY METAL CON LA EXTRAVAGANCIA DEL ROCK. ES UN NUEVO CAPÍTULO PARA LOS THRASHERS MELÓDICOS – UNO QUE LOS VE CONQUISTANDO EL MUNDO. 

TEXTO: MATT DORIA. 
FOTO: SANDRA MARKOVIC. 
TRADUCCIÓN: VIRY ABERNETHY (TRIVIUM MÉXICO) 

En algún momento de la carrera de cada banda exitosa, una decisión crucial debe hacerse: ¿uno debe estancarse en la misma ruta que siempre toma, jugando a lo seguro y con la esperanza de que el punto de mira no se esfume, o debe darse un paso en una dirección inesperada, prenderse fuego a sí mismo y sumergirse en el abismo con la cabeza en alto? Para los pilares del heavy metal ​​Trivium, la respuesta era obvia –vieron un camino claro hacia el futuro, así que agarraron el volante con ambas manos y se fueron por el camino más difícil humanamente posible. Como admite el bajista y corista Paolo Gregoletto, ellos como que tenían que hacerlo.

“Al llegar a nuestro décimo año de ser una banda internacional, creo que todos sentimos como que teníamos que hacer esta gran declaración, y no descansar en lo que hemos hecho, sino construir a partir de ello,” explica. “Quisimos hacer algo impactante no sólo para los fans de Trivium, sino también para las personas que nunca han oído hablar de nosotros y nos escuchan por primera vez.”

Desde el día que Ember To Infierno del 2003 llegó a las tiendas, Trivium ha gastado cada momento partiéndose el trasero en un intento de construirse a sí mismos en una presencia internacional. 12 años más tarde, el cuarteto está siendo líderes de cartel de los festivales en Europa y llenando estadios en Asia – pero todavía no puede llamársele ‘misión cumplida.’ 

“Muchas de las cosas que estamos haciendo en cuanto a giras han sido estos escenarios masivos y grandes festivales, y cuando uno está haciendo ese tipo de shows, uno como que palidece con respecto a ellos,” dice Gregoletto, señalando que los shows enormes necesitan canciones enormes por igual. “A través de los años, uno se da cuenta de que ciertas canciones funcionarán mejor. Las canciones de apertura más grandes tienden a funcionar mejor, y ahí fue donde estábamos canalizando nuestros pasos, así que pensamos: ‘Bueno, vamos a hacer un álbum completo con esto’.”

Cuando los nativos de Florida comenzaron a lanzar sencillos para promocionar el álbum, la primera cosa que los fans notaron fue la ausencia de los gritos característicos de Matt Heafy. Aunque fueron raros en Vengeance Falls (2013), parecía que estarían totalmente ausentes en Silence In The Snow. Y lo están.

“En realidad hubo un punto en la grabación donde Matt estaba terminando las voces y nuestro productor nos dijo, ‘¿Hay partes donde probablemente podrían lanzar algunos gritos?’”, explica Gregoletto. “Sentimos que el disco ya estaba listo en ese momento, por lo que si los hubiésemos añadido, solamente hubiera sido porque sí y no para mejorar las canciones.”

“Creo que todos los años de cantar en vivo en realidad y de mejorar en eso, de saber que podríamos lograr mucho más de lo que estábamos poniendo en los discos, nos empujó hacia [el nuevo estilo] también.”

Es cierto que la Internet no se ha adaptado a la transformación tanto como la banda podría haber esperado. Mensajes de Facebook que intentan acallar las críticas han aparecido en numerosas ocasiones, pero todos en el equipo Trivium han tomado la respuesta crítica en broma.

“Lamento informarles que nuestro próximo álbum no tendrá cantos o gritos. Yo estaré estrictamente presionando la barra espaciadora. Disfruten de los ‘bass drops’,” Heafy tuiteó de broma en agosto (aunque sí nos preguntamos cómo sonaría el Triviumstep… a ver si los que hacen remixes se ponen a trabajar en eso). Al final del día, la banda está muy consciente de que honestamente no tiene sentido tratar de hacer el álbum perfecto.

“O se trata de que todos compartamos una idea, o que vayamos a volvernos locos tratando de complacer a la gente que nunca convenceremos,” dice Gregoletto. “Sé que va a haber gente que no va a gustarle, pero sé que va a haber un montón de gente que le encantará, y cuando realmente pegue con la gente y lo escuchen un par de veces, van a decir, ‘Oh, sí, esto es genial’.”

Bien, Trivium suena diferente ahora. Grandioso. Pero, ¿cómo fue exactamente que su nuevo sonido salió de la fábrica brillante como un Warboy que se dirige a Valhalla? Michael 'Elvis' Baskette, es la respuesta. Con una trayectoria intachable en los éxitos del rock moderno, Baskette estaba empeñado en dar a Trivium una nueva capa de pintura, sin importar cuántas marcas dejó en sus espaldas. 

“Fuimos tan duro como pudimos con estas canciones, asegurándonos de que estábamos preparando la plantilla correcta para hacer que las voces sonaran a tope, y él fue muy duro con nosotros para asegurarse de que estábamos haciendo eso,” declara Gregoletto. “Estuvo bien; necesitábamos a alguien que hiciera sonar el látigo y señalara los defectos y las cosas que podrían ser mejor. En mi opinión, uno tiene que pasar por eso para obtener los mejores resultados. No siempre es la experiencia más agradable, pero a veces es necesario para conseguir lo que se está buscando, y creo que lo logramos en este disco.” 

Alejándose de Silence In The Snow y mirando el metal en un espectro más amplio, Gregoletto dice que la escena tiene un futuro brillante por delante de sí misma, pero su longevidad corresponde a las bandas que tienen como objetivo crear recuerdos, en lugar de sacar provecho de las modas pasajeras.

“Para mí, personalmente, me encantaría que el metal se centrara realmente en la composición y en sólo hacer la música más grande, mejor, y que suene como himno,” dice entusiasmado. “No creo que tiene que ser limpia necesariamente – Lamb Of God, en mi opinión, es una banda que realmente monta la línea de ser extrema, pero siguen siendo tan accesibles en un gran nivel.”

Con el Internet creciendo como la plataforma de elección para muchos shredders prometedores, Gregoletto los anima a que den buen uso a su talento y comiencen la próxima oleada de iconos del metal.

“Sé que la gente tiene el talento,” dice. “Eso es lo loco del asunto; veo el talento que hay. Miro en YouTube y hay algunos de los músicos más grandes. Y yo digo… ¡Hagan canciones! ¡Hagamos de esto algo grande! No hay ninguna razón para que el metal no esté en arenas todo el tiempo.” 

Click on the image to see full-size / Den click a la siguiente imagen para ver el scan en tamano completo:

BluntIssue1412015 small

Sep 29, 2015
Published in NOTICIAS

Source: TRIVIUM COME OUT SINGING 

Un reportaje sobre Trivium está disponible en la edición número 275 de la revista británica Metal Hammer. El reportaje completo está en el enlace que publicamos en la parte superior, pero como algunos necesitan suscripción para poder leerlo en su idioma original, también incluimos los scans, los cuales están localizados al final de la traducción del artículo: 

Después del curioso experimento de Vengeance Falls liderado por David Draiman, Trivium han vuelto a su música, mirado a sus héroes y ahora ellos han salido cantando. Texto: Dayal Patterson
Fotos: Mick Hutson
Traducción: Viry Abernethy“Fue como que las estrellas se hayan alineado para un momento mágico.”
El guitarrista Corey Beaulieu recuerda la aparición de Trivium en Bloodstock en el Escenario Ronnie James Dio.El confeti de los tanques de Sabaton se asienta bajo los pies, el sol cae, y cuatro hombres del estado de Florida caminan hacia el escenario principal del Bloodstock para tomar su puesto como la banda que cierre. Mientras ellos comienzan la canción que da título a su nuevo álbum, Silence In The Snow, los ojos de dos siniestros cráneos destellan detrás de ellos, los cañones de dióxido de carbono estallan, y ellos posan triunfantemente. El Bloodstock no sólo marcó el debut del nuevo sonido de Trivium, sino también fue su debut como líderes de cartel en un festival en el Reino Unido, en un evento comprometido con la comunidad del metal. Pero la aparición tuvo una importancia añadida para los cuatro chicos en el escenario – ellos estaban tocando en el Escenario Ronnie James Dio, nombrado en tributo a uno de las figuras más legendarias en el panteón del metal, y su héroe. Habiendo tocado junto al mismo hombre (en el súper grupo Heaven & Hell) allá por el 2007, Trivium se influenció en él para crear su nuevo trueno de heavy metal clásicamente inclinado.“Eso cambió el juego en su totalidad,” comienza el líder Matt Heafy, recordando sus experiencias con Dio. “Él fue uno de los cantantes más grandes que he oído en toda mi vida y, hablando con él después, él fue muy acogedor y noble, haciéndonos sentir como amigos de toda una vida. Nos inspiró inmensamente a cada uno de nosotros, e inmediatamente después de ese show comencé a componer Silence In The Snow. Pero no estábamos listos para una canción de su magnitud – y su magnitud fue a través de su simplicidad – así que la guardamos. Cuando empezamos a componer este álbum, Paolo [Gregoletto, bajista] nos dijo, ‘Traigamos de vuelta esa canción.’ Así que empezamos a componer la música en torno a ella y viendo qué encajaba. Queríamos aprender del origen y de los héroes de nuestros héroes – ya saben, ¿qué escuchaban bandas como In Flames, Slayer y Metallica?”La respuesta a esa pregunta eran iconos como Iron Maiden, Judas Priest, Dio, Rainbow y Black Sabbath. Desde que se volvieron una revelación con su segundo álbum Ascendancy en 2005, Trivium han estado alejándose continuamente de sus raíces de metalcore y del death metal melódico, dando un mayor énfasis en los buenos valores del metal clásico. Pero con Silence In The Snow, el grupo ha dado un gran salto, adoptando un sonido más asociado con el power metal de Europa que al metal contemporáneo de Estados Unidos. Audaz y sin complejos, celebra una era mucho más temprana mientras sólo deja trazos intactos de thrash, death metal y metalcore. Marca un significante cambio musical, incluso en relación con Vengeance Falls de 2013. Algunas diferencias circunstanciales separan los dos lanzamientos – el reemplazo del baterista Nick Augusto por quien fue su técnico, Mat Madiro, y la producción de Michael 'Elvis' Baskette (Slash, Falling In Reverse, Alter Bridge) en lugar del líder de Disturbed David Draiman. Pero lo más significativo parecen ser los sonidos que inspiraron a la banda para componer.“Traer de vuelta a esa canción nos hizo recordar haber visto Heaven & Hell, y nos hizo querer escuchar más Dio y Sabbath,” sonríe el guitarrista Corey Beaulieu. “Esa canción nos llevó a esa era del metal, se filtró dentro de nosotros, y las canciones simplemente comenzaron a surgir. Tratamos de hacer un disco que haría sentir orgullo a esos tipos de que inspiraron a una nueva banda para tratar de ondear la bandera para el metal. Y la primera canción que tocamos en, casi un año, fue liderando el Bloodstock en el Escenario Ronnie James Dio, abriendo con Silence In The Snow, la cual se inspiró en haberlo visto. Fue como que las estrellas se hayan alineado para un momento mágico.”Otro sorpresivo cambio estilístico en Silence… es el estilo de canto de Matt. Cuando sufrió problemas de voz en mayo de 2014, Trivium se vieron forzados a cancelar algunas fechas. Sorpresivamente agitado por perder una de las herramientas principales del arsenal de la banda, el líder fue obligado a volver a lo básico, reacondicionando lo que él pensaba que sabía sobre cantar. Como resultado, el nuevo disco no tiene voces con gritos – algo que resulta sorprendente, incluso teniendo en cuenta las obras pasadas de Trivium.“Hace un año y tres cuartos, me lastimé la voz, y Matt de Avenged Sevenfold me envió un mensaje y dijo, ‘Oí que te dañaste la voz; hazme saber si puedo ayudarte.’ Eso me impactó. Le pregunté qué hizo cuando se lastimó la voz. Él me puso en contacto con su maestro de canto, Ron Anderson. Ron ha enseñado a Axl Rose, Chris Cornell, Janet Jackson – la lista sigue. No solo me ha ayudado con mi canto limpio, sino me ha enseñado una técnica correcta para gritar, porque lo que había estado haciendo por 15 años era incorrecto, y estaba al borde de perder mi voz. En el pasado, cantar era una preocupación, y gritar me daba dolores de cabeza y hacía que me dolieran los pulmones y mi garganta. Pero yo pensaba que esa era la manera en que tenía que ser.”La banda está dispuesta a hacer claro que la ausencia de gruñidos en el nuevo álbum no indica necesariamente una partida permanente, y que el material antiguo todavía se entregará del mismo modo en vivo. Y al mismo tiempo, Matt no sólo está adoptando su nuevo enfoque, sino que dice que es algo que siempre quiso lograr. “Cuando comencé esta banda, no quería ser el cantante, pero Travis [Smith, baterista original] dijo, ‘No, tú vas a ser el cantante’,” él ríe. “Yo tenía 13, él tenía 17 con un tatuaje y era más grande que yo, y yo estaba asustado, así que lo escuché. Yo quería ser un cantante como Bruce Dickinson, Dio o Freddie Mercury, pero mi voz no funcionaba de esa manera – la única cosa que funcionaba era gritar. Pero cuando estábamos componiendo no dijimos ‘No habrá gritos en este disco.’ Dijimos, ‘Si necesita gritos, los usaremos.’ Y no terminamos necesitándolos para nada.”“A nivel creativo, también queríamos retarnos a nosotros mismos, hacer algo que no habíamos hecho antes,” añade Corey. “Eso no significa que no somos pesados, o que estamos rebajados – simplemente estamos tratando de empujar las barreras de lo que somos capaces de hacer.”Las palabras de Corey parecen adelantarse a las críticas que serán arrojadas a la banda a raíz de Silence… Uno se pregunta si hay un peligro de enajenar a los fans de Trivium que se ganaron con material más pesado con al menos algunas voces con gruñidos. ¿Les preocupa sorprender a la gente?“Creo que cada disco es una sorpresa, y me encanta eso,” sonríe Matt. “Lo bello con nuestra banda es que nunca sabemos adónde nos dirigiremos después.Ascendancy fue muy exitoso, e inmediatamente después [con The Crusade de 2006] mostramos que no teníamos miedo de hacer algo completamente diferente, lo que todavía estaba dentro del espectro de lo que sabemos que es Trivium. Y no lo estamos haciendo para ser malévolos con la gente que nos apoya, lo hacemos para hacer el tipo de música que queremos escuchar como fans del metal. Y quizá también estamos pensando en el subconsciente, ‘¿Qué hacen todos los demás y qué hacemos nosotros?’”“Esto es 10 años después de Ascendancy,” señala Corey. “Ese disco realmente nos puso en el mapa, y esperamos que este disco sea el punto definitorio para los próximos 10 años. Queríamos algo que destacara, tal como Ascendancy lo hizo hace 10 años.” Ya sea que Silence… sea visto en la historia como el comienzo de una valiente nueva era para la banda o simplemente un notable esquivo, su ambición es encomiable. Es un rasgo que siempre han tenido, y es a veces interpretado como arrogancia, sin embargo conduce a un enfoque castigador y auto-diagnosticador de lo que es estar en una banda.“La primera vez que aparecimos en la portada de una revista, nos volvimos conocidos por la frase ‘Vamos a ser los próximos Metallica’,” recuerda Matt. “Para empezar, a la gente le gustó esa frase. A las revistas les gustaba la idea que aquí tenían a unos chicos confiados que iban a causar revuelo. Pero inmediatamente después de eso, pareciera que todas las bandas del mundo, nuestros compañeros, fans, e incluso revistas, odiaron el hecho que hicimos eso. Y tuvimos que decir, ‘Oh, éramos arrogantes y jóvenes, sólo somos felices tocando música, todo está bien.’ Y ahora siento que por qué alguien tendría… por qué alguiendebería… ¿y por qué sentimos que necesitábamos disculparnos por nuestras metas?”Donde Trivium se dirija a partir de aquí es difícil de predecir. Habiendo pisado tan libremente de un estilo a otro, ellos están claramente titubeantes de presentar Silence In The Snow como algo más que Su Nuevo Álbum, y ciertamente no un nuevo modelo para la identidad de la banda. Pero lo que está claro es que representa un continuo impulso para seguir logrando cosas, un regreso a casa, y sobretodo una celebración de los valores del metal.“Estos somos nosotros, interpretando lo que tratan los clásicos, usando nuestras herramientas,” concluye Matt. “Esperamos que si la gente no está consciente de quiénes son Rainbow, Dio o Black Sabbath, el hecho de que nosotros hablemos sobre su influencia hará que les llamen la atención.”DEMONIO DEL OTOÑO¿Cuál es el rollo con la nueva mascota japonesa de cráneo de Trivium?Visto en el show en vivo de Trivium y en el arte de portada, el nuevo logo de cráneo está inspirado en la historia del samurai Watanabe no Tsuna peleando contra el demonio Ibaraki dōji en la puerta Rashomon.“Él cortó el brazo del demonio, y éste huyó, pero años después una vieja mujer lo visita y le pide ver el brazo,” cuenta Matt Heafy. “Él le muestra el brazo y ella lo toma, se lo une a sí misma, y se vuelve demonio y huye, y nunca se oye de eso otra vez en el folclor japonés. Yo quería que a mi artista de tatuajes – Kahlil Rintye en Tattoo City en San Francisco – se le ocurriera un logo de cráneo – una mascota como el cráneo de Motörhead o el de Misfits – y que fuera descubierto como el cráneo de la demonio Ibaraki dōji, ya que nadie oyó de ella otra vez,” explica.Luego que el artista de tatuajes de Matt dibujara el cráneo, un diseñador de disfraces lo volvió en máscaras reales de color negro, blanco, hueso y metal, que es lo que ven en el arte del álbum.“Silence In The Snow fue compuesta cuando estábamos haciendo shows en Japón, y el título fue tomado de una pieza japonesa que muestra dos guerreros tatuados peleando en la nieve,” explica Matt. “Debido a que es la mitad de lo que soy, las imágenes japonesas son muy importantes para mí.”

Abr 10, 2015
Published in NOTICIAS

Source: Trivium: Rise Of An Empire (Metal Hammer Issue 269)

El Nacimiento de un Imperio

Este mes hace diez años, Trivium lanzó el álbum que no solo los cimentó como uno de los actos más candentes del metal, sino que señaló el inicio de una nueva era para la música pesada…

“Éramos unos pequeños bastardos arrogantes”

Matt está bien consciente de lo que otras bandas pensaban de los jóvenes Trivium


Hay una foto enmarcada en la pared de la habitación de Matt Heafy: Una copia de la primera revista donde Trivium salió en la portada, del verano de 2005. El líder de Trivium en aquel entonces tenía 19 años y está fotografiado sosteniendo una guitarra Flying V, pero son las palabras impresas arriba de esas flamas las que realmente llaman la atención. En un brillante amarillo dicen ‘Sabbath… Maiden… Metallica… Trivium: La Banda Más Candente del Siglo.’ Tal fue la emoción, publicidad, y el calor generado por el lanzamiento del tan amado álbum de la Florida, Ascendancy en marzo de 2005. Diez años han pasado, y los recuerdos de ese periodo todavía hacen sonreír a Matt. Esos fueron, él recuerda, “momentos emocionantes, vertiginosos,” cuando – junto a sus jóvenes compañeros de Bullet For My Valentine y Avenged Sevenfold – su banda fue conocida como una de las pioneras a la vanguardia de una nueva ola del heavy metal.

“Cuando tenía 12 o 13 alguien me preguntó sobre mis metas en la vida y dije, ‘Quiero tocar en una gran banda de metal,’” él recuerda. “Eso fue todo en lo que pensé en aquel entonces. Y cuando Ascendancy salió fue como, ‘¡Oh mierda, esto en realidad podría pasar!’ Día tras día se sentía como que nuestros sueños se estaban volviendo realidad.”

Aunque se le denominaba como tal en aquel entonces, Ascendancy no fue el primer álbum de Trivium. Dos años antes, los nativos de Orlando (en ese momento un trío, con Matt unido por el bajista Brent Young y el baterista Travis Smith), habían lanzado su álbum debut Ember To Inferno, en el sello alemán Lifeforce Records. En ese momento Matt tuvo emociones encontradas por el hecho de que luego de su lanzamiento, ninguna copia del álbum estaba en venta en el estado de Florida o, a lo mejor de su conocimiento, en ningún lado en los Estados Unidos. Así que vino como sorpresa cuando el adolescente recibió una llamada del vicepresidente de A&R de Roadrunner Records, Monte Conner, ofreciendo su elogio y aliento.

“Básicamente, dos temas del álbum – Pillars Of Serpents & If I Could Collapse The Masses – fueron incluidos de regalo en alguna revista de metal que llegó al escritorio de Monte,” recuerda el cantante. “Él me llamó y dijo, ‘Creo que ustedes son buenos, todavía no son grandiosos, pero estoy interesado en ver adónde pueden ir después de este disco.’ Esa llamada realmente nos prendió fuego y nos hizo enfocarnos en intentar sacar algo que le volaría la mente.”

Algunos meses después, Matt envió un nuevo demo de tres temas a las oficinas de Roadrunner en Nueva York para llamar la atención de Monte, junto con un video grabado profesionalmente (pagado por su padre) para el tema principal del demo, Like Light To The Flies. Hubo respuesta rápida que la disquera quería poner a la banda (ahora expandida a un cuarteto con la adición del guitarrista Corey Beaulieu) bajo contrato. En ese momento, Roadrunner estaba en proceso de realizar un tour de muestra para el verano de 2004 con bandas de la disquera, con Machine Head y Chimaira liderando el paquete, y se les ofreció un puesto a los jóvenes de Florida. Hubo una sola dificultad: Brent Young renunció a la banda, y Trivium urgentemente necesitaba un nuevo bajista. Entró el chico de 18 años Paolo Gregoletto de la banda thrash de Miami Metal Militia.

“Apenas me había graduado de la preparatoria y de repente ya estaba de gira por los Estados Unidos con una de mis bandas favoritas del metal,” ríe Paolo. “Fue alucinante. Ya había escuchado Ember To Inferno, pero ahora la banda tenía un montón de canciones nuevas que eran más fuertes, más agresivas y simplemente mejores. Sabía que teníamos los cimientos de un álbum álbum realmente bueno.”

El Road Rage tour ofreció al Trivium que tenía una nueva imagen una oportunidad de probar su nuevo material en el camino en frente de una audiencia nacional para quienes ellos eran unos completos desconocidos. Los coros fueron ajustados, los riffs se pulieron, las melodías se perfeccionaron y acentuaron, para que al momento de que el joven cuarteto entrara al estudio con el productor Jason Suecof en octubre de 2004, ellos ya conocieran el material de adentro hacia afuera. En enero Ascendancy – una emocionante mezcla de metalcore, death metal melódico y clásicas influencias de metal – ya estaba completo.

“Recuerdo sostener el álbum por vez primera y pensar, ‘¡Ay mierda, esto es un nuevo nivel para nosotros!,” dice Matt. “No sabíamos si le iba a gustar a nadie más, pero estábamos orgullosos de lo que habíamos hecho.”

Fue en el Reino Unido algunos meses después, recuerda el líder, que Trivium primeramente se dio cuenta que ellos podían tener un álbum genuinamente especial en sus manos. El 1 de mayo de 2005, el cuarteto inició la parte del Road Rage por el Reino Unido junto a sus compañeros de disquera 3 Inches Of Blood y Still Remains en Wulfrun Hall en Wolverhampton. Mientras ellos esperaban para tomar el escenario, la joven banda podía escuchar los cánticos lejanos de la multitud que decían “¡Tri-vi-um! ¡Tri-vi-um!”: No pinches puede ser, pensó Matt. No hay manera de que aquí nadie sepa quiénes somos. Fue una noción de la cual rápidamente se desengañó.

“Pareció surgir desde el momento en que pisamos el escenario,” se maravilla. “La recepción totalmente nos voló la mente. Después todavía estábamos muy emocionados, así que decidimos ir al puesto de mercancía para conocer a los fans… e incluso cuando las otras bandas estaban tocando, parecía que la mayoría del público fue a platicar con nosotros. Viéndolo de nuevo, fue un movimiento algo irrespetuoso y de mierda que aplicamos a las otras bandas, pero en verdad no fue nuestra intención.”

Cuando la caravana del Road Rage llegó a Londres el 18 de mayo, Trivium fueron visitados tras bambalinas por el productor Andy Copping, quien no sólo los contrató para el Download Festival que sería en menos de un mes, sino que terminó promoviéndolos de una aparición en el tercer escenario a abrir el escenario principal. En la mañana de ese show, Matt Heafy consideró que al aceptar la oferta de Andy, él quizá cometería el error más grande de su joven vida.

“Recuerdo estar a un lado del escenario a las 10:58 AM y no había nadie frente al escenario,” él recuerda. “Yo estaba pensando, ‘Esto va a apestar. ¿Por qué diablos accedimos a hacer esto?’ Luego, mientras sonaba la música de introducción, por la colina, como en una escena de Corazón Valiente (Braveheart), llegaron gritando 40,000 fans del metal. Y ese fue el verdadero comienzo de nuestra carrera.”

“Fue irreal,” dice Paolo de la presentación que realmente lanzó a Trivium como una nueva fuerza en el metal. “Incluso cuando estábamos en el escenario, fue difícil asimilar lo que estaba pasando. Nunca habíamos visto algo así. Parecía que la montaña rusa iba directo a la cima y no teníamos idea adónde iba a ir a partir de ahí. Un par de días después conocimos a Bullet For My Valentine por primera vez en los premios Golden Gods de Metal Hammer en el Astoria en Londres y estábamos tan emocionados de lo que estaba pasando en nuestras bandas. Sentimos que éramos como hermanos en esta nueva cruzada para el metal.”

Aunque Trivium y Bullet se unieron – “Surgimos del mismo lugar, con influencias de las mismas leyendas, ambos izando la bandera para una nueva generación del metal,” reflexiona Matt – no todos recibieron con tal calidez el rápido ascenso de la banda de Florida. Matt se volvió muy consciente del hecho de que bandas más viejas en la escena del metal de los Estados Unidos – actos que él y sus compañeros de banda amaban y respetaban – se estaban quejando de su banda y el aclamo que estaban recibiendo. Que Trivium hablara francamente de su deseo de convertirse en la próxima banda súper estrella del metal, mientras se movían por todo el planeta con lujuria hedonista por la vida que podría estar a la par de Mötley Crüe en su mejor momento – sólo añadió leña al fuego.

“Definitivamente hay cosas que dije cuando tenía 18/19 años donde, si pudiera volver en el tiempo, me diera una bofetada a mí mismo y diría, ‘¡Detente, pequeño idiota!,” ríe Matt. “Nuestra disquera nos estaba animando a movernos en la dirección de sexo, drogas y rock'n'roll, diciendo, ‘Hablen sobre esta cosa que están haciendo, a la gente le gusta eso’ y a los 18/19 años uno se siente feliz de tomar esa guía. No fue que no estábamos esas cosas, pero puedo ver cómo la gente pensaría que éramos pequeños bastardos arrogantes.”

“Si no nos hubiéramos vuelto un poquito locos en ese entonces, hubiera estado un poco mal,” razona Paolo. “Uno tiene 18/19 años, viaja por el mundo por vez primera, conoce chicas y recibes bebidas cada noche… por supuesto que vas a divertirte con eso. La pasamos bien, pero siempre fuimos serios respecto a la música. Esa fue siempre la prioridad número uno.”

En marzo de 2006, Trivium regresó al Reino Unido para una vuelta de victoria, una gira de 19 fechas completamente vendidas, incluyendo dos shows en el Astoria de London, cuya capacidad es de 2000 personas. En la segunda de esas noches, este escritor fue encargado de subir al escenario a presentar a cada miembro de la banda con un disco de plata conmemorando 60000 ventas de Ascendancy en el Reino Unido.

“¡Con un carajo!”, exclamó un claramente sorprendido Matt a la audiencia mientras los cánticos de “Tri-vi-um” hacían eco por todo lugar una vez más. “Esto lo debemos a todos ustedes. Gracias.”

Incluso aunque estamos a través de una línea telefónica transatlántica, uno puede darse cuenta que Matt y Paolo están sonriendo ampliamente mientras se intercambian los recuerdos de esa noche. En ese entonces, incluso en lo alto de su éxito, algunos se cuestionaron si Trivium podría estar a la altura del éxito de Ascendancy, o si esto no era un breve éxito para los adolescentes de Florida. Diez años han pasado, con su banda que se espera que regrese al Reino Unido este verano para liderar el Bloodstock Festival – prueba enfática de su pertinencia e importancia en una escena que ellos ayudaron a revigorizar – ambos hombres pueden mirar atrás a tales noches como algo que causa emoción para una nueva era en la historia del metal. 

“Uno todavía puede escuchar algo especial en Ascendancy,” dice Paolo. “Es increíble que después de 10 años la gente todavía quiere escuchar canciones como A Gunshot To The Head…, Like Light To The Flies y Pull Harder… Siempre estaremos agradecidos por eso.”

“Siempre hubo muchas cosas arrojadas de ‘herederos al trono’ en ese entonces, pero siempre estuvimos listos para el reto,” indica Matt. “No fue desalentador; fue emocionante. Regreso a Ascendancy y no puedo creer que lo logramos siendo tan jóvenes. Nadie sabía lo que iba pasar cuando salió ese disco… mierda, ni siquiera nosotros mismos lo sabíamos.”

COREY TAYLOR DICE

“He conocido a estos chicos de Trivium por mucho tiempo y estoy orgulloso de decir que son mis amigos. Los he visto crecer y desarrollarse en una banda de heavy metal a tener en cuenta y lo han hecho a su manera. Diez años después Ascendancy todavía suena tan bien como lo hizo cuando recién salió. ¡Lo cool es que todavía están volviéndose mejores!”

You can also read the article in English by clicking on the following images. / También pueden leer el artículo en inglés dando click a cada una de estas imágenes:

 photo MetalHammer_issue269_01_zpsnowjseng.png
 photo MetalHammer_issue269_02_zps94vdsfyi.png
 photo MetalHammer_issue269_03_zpsqjr6rd1z.png
 photo MetalHammer_issue269_04_zpsptl49suv.png
 photo MetalHammer_issue269_05_zps1fp4ole1.png



Feb 11, 2015
Published in NOTICIAS

Como muchos fans de Trivium saben, Paolo Gregoletto ha dicho en muchas ocasiones que uno de sus ídolos en el bajo es el único e inigualable Cliff Burton, quien fuera bajista de Metallica hasta 1986, año en que falleciera trágicamente en un accidente. Hoy 10 de febrero Cliff estaría cumpliendo 53 años y a propósito de eso tenemos una declaración que hizo Paolo para el libro biográfico To Live Is To Die escrito por Joel McIver, el cual salió en el 2009. Nuestra amiga Marizane Bogdan de Brasil nos envió una imagen de dicha declaración de la versión portuguesa del mismo libro (el cual salió en el 2014 en Brasil) y la cual pueden leer a continuación:

PFG_CliffBurton_ToLiveIsToDie



Traducción: “Cliff fue el primer chico que escuché que salía de lo común. Cuando escuché Metallica por primera vez, fue revolucionario para mí – porque todo lo que había oído antes era pop-punk y grunge, en el tercer y cuarto grado.

Yo quería algo que fuera más técnico, así que cuando me escuché a Cliff dije: ‘Quiero ser un bajista también.’ Él se destaca en Metallica, y eso es algo que trato de lograr. Hay mucho que la gente no sabe sobre él. Es increíble que él haya hecho tanto en tan sólo tres o cuatro años.”



En Twitter Paolo dijo lo siguiente el día de hoy:

 



Descansa en Paz, Cliff.

Ene 10, 2015
Published in NOTICIAS

Source: MATT HEAFY - TRIVIUM

El líder de Trivium practica extensivamente jiu-jitsu brasileño seis veces a la semana cuando está en casa y lleva tapetes de 10x10 y su gi con él cuando está de gira. Es un arte marcial al que se sintió atraído después de enamorarse de la cultura brasileña y ver eventos de UFC mientras grababan el álbum más reciente de la banda, Vengeance Falls, en la casa del líder de Disturbed y productor del disco David Draiman.

REVOLVER: ¿Qué te atrajo del combate de piso del jiu-jitsu en comparación al de golpe?

MATT HEAFY:
El agarre de jiu-jitsu se ha convertido en mi tipo favorito de combate. Cuando recién empezó, era un antiguo arte Samurai en los años 1700 cuando bajaban de su caballo y no tenían arma – el arte del jujutsu. En ese entonces era más como un movimiento para matar, pero progresó en lo que se llama judo, y un practicante lo llevó a Brasil y lo enseñó a la familia Gracie, lo cual se conoce como jiu-jitsu brasileño. Lo que me encanta de esto es que si uno es listo puede practicarlo todos los días siempre y cuando respetes que tu oponente puede someterte en cualquier punto.

¿Cómo te mantienes en forma mientras estás de gira?

Creo que la clave es que si eres un músico que va de gira, uno necesita tener su rutina dentro y fuera de las giras. Creo que el abuso de sustancias, la obesidad, flojera, y las malas presentaciones se deben a estar aburridos en la gira. Cuando se está en una banda, uno sólo trabaja entre 30-120 minutos al día en promedio, por lo que muchos tipos se sientan todo el día y beben, se quejan de donde están y se alimentan mal. Para mí, se trata de mantener ambos extremos de la vida llenos de actividad. Quienes entrenamos somos yo, nuestro tour manager, nuestro nuevo baterista y el técnico de guitarra.
Me gusta llevar mi propia comida. Todos siempre se burlan de mí porque soy quien lleva más maletas en las giras, pero en mi opinión siempre soy el más preparado
[ríe] Me gusta llevar comida saludable que pueda controlar. Trato de encontrar las barras de proteína y malteadas más saludables y con menos porquerías para consumir a lo largo del día.

La comida es una de tus pasiones, entonces ¿cómo incorporas todo eso?

Lo que me encanta es poder probar la comida dondequiera que esté – lo que coma la gente local. Trato de aprender sobre cada cultura que pueda a través de lo que coman. Brasil fue la entrada al jiu-jitsu, pero mientras estaba allá una fan me regaló un libro de cocina. Una de mis cosas favoritas para hacer es la ‘feijoada.’ Inicialmente era un platillo para esclavos cuando a éstos les daban los restos de comida de sus patrones – ellos tenían que ver la manera de hacer que esos cortes baratos tuvieran buen sabor. Ahora es el amado platillo nacional que todos quieren que la abuela les haga el domingo. Cuando hablo sobre esto con la gente con la que practico jiu-jitsu, sus ojos brillan. Es interesante ver cómo un platillo hace reaccionar a la gente cuando recuerdan su hogar.

¿Te has lastimado a ti mismo practicando BJJ?

[Ríe] Curioso que lo preguntes porque hoy fui al médico para que me revisara la mano. Así que al ser un cantante y guitarrista en una banda conocida semi-internacionalmente, el BJJ es uno de los peores hábitos que podría tener. Mi tour manager y yo estábamos haciendo agarre en un lote de estacionamiento. Levanté mi mano, pero él me bloqueó en el piso y mi dedo tocó la parte trasera de mi mano. Yo seguí con el agarre de todos modos. Después de seis meses ya tengo finalmente el 90% de movilidad. Me tenían que inyectar en los tendones. Luego a otro amigo en la academia, lo tenía en mi guardia y él estaba preparándose para soltarse. Él tomó mi muñeca y cayó con todo su peso en mi muñeca. Hay una pequeña fisura en el hueso ahora. Así que siempre hay un riesgo de lesiones, pero se trata de ser listos. Puede ser peligroso, pero no hay que ser un bebé al respecto. Digo, hay que interceptar primero. O ganas o aprendes.

CONSEJO DE MATT HEAFY:
“Busca una comunidad de gente con los mismos intereses. Encontrarás compañeros que te impulsarán más duro.”



Aquí pueden leer el reportaje en inglés:

 photo RevolverMagazine_Jan2015_zps17277321.jpg
Ene 06, 2015
Published in NOTICIAS

Source: Hysteria Magazine – Diciembre 2014

SOUNDCHECK / TRIVIUM
COMPLETOS E ÍNTEGROS


Texto: Tom Valcanis / Fotos: Neal Walters

• Matt Heafy • Guitarra •

Entrar a un lugar antes de un show es simplemente incorrecto. Es como ver a tu maestro de la escuela primaria fuera de casa en el mundo real como cuando eras niño. ¿Existe incluso cuando no estoy allí? Es tan vacío, es agresivamente vacío. Te restriega en la cara lo vacío que es.

Todo púrpura y brillantina, el interior es apto para las reinas de la disco y demonios de cocaína más que para los metaleros. Dos bares están abiertos esta noche. Los dueños del lugar conocen su cantera, por lo menos.

Snapper Neal y yo nos refugiamos en un salón del tamaño de un dedal al lado del mostrador de mercancía. Él derrocha porque encontró unas pinches cortinas negras. “Oh,” dice sin aliento. “Eso es genial.” Está más emocionado que un chico de 15 años al saber que sus padres se van de casa por el fin de semana. Mientras está conectando sombrillas de luces y enchufando mierda, Matt, Paolo, Corey y Mat bajan en fila de una sala verde ubicada arriba. Ellos se tropiezan con sofás de cuero y viejas cajas polvorientas porque nadie ha encontrado el interruptor de la luz. Alguien lo hace unos 20 minutos más tarde, justo cuando Corey y yo estamos a punto de salir. “¡Es como que estuviera saliendo del cine!” dice Corey, frotándose los ojos. ¿Qué película? “Oh,” se detiene a pensar. “Spinal Tap,” dice con una sonrisa. ¿Tienes una mejor respuesta? Eres un pinche mentiroso.

HYS: ¿Qué estás tocando en este momento?

MATT:
Yo uso la ‘signature’ Matthew Kiichi Heafy Epiphone Les Paul Custom, las versiones de seis y siete cuerdas. Están modeladas a partir de mi primera Gibson Les Paul custom que me dieron cuando tenía 11 años de edad. Tiene EMG-81/85. Tiene dos tonos normales, dos volúmenes, excepto uno de los tonos es un potenciómetro. No pedí eso, pero lo pusieron allí de todos modos. Ustedes escucharán que lo uso en vivo. Me encanta. Es como un truco barato de Ace Frehley [ríe].

HYS: ¿Qué hay de los accesorios?

MATT:
Uso cerraduras de correa Dunlop, correas de Richter… eso es todo. Es realmente un equipo mínimo. Yo uso Jazz III – no XL sino las plumillas Jazz III con Max Grip.

HYS: Hablemos de amplificadores y tono.

MATT:
Llevamos eso a un… ¿Shure o Sennheiser?

(Matt pide la respuesta a Joey, un técnico de guitarra* demasiado cómodo que está a punto de subir las escaleras).

MATT: Un equipo Shure inalámbrico para guitarra y luego en un Kemper. El Kemper va directamente a la consola principal y el mezclador del monitor. Pero no usamos nada más. Sólo el Kemper. No hay cabinas en el escenario, no hay micrófonos en el escenario, sólo una alimentación directa.

* Joey no es técnico de guitarra, sino el tour manager de Trivium (N. del T.)

HYS: ¿Maneja el tono también?

Matt:
Sí. Para mí, mientras menos cosas haya entre mi guitarra y los oídos del oyente, mejor. Menos cosas pueden salir mal. La mayoría de la gente no sabía que utilizamos un amplificador de modelado digital. Lo usamos en ‘Vengeance Falls.’ No hay manera correcta o incorrecta. La forma digital significa que podemos ir a lugares como Australia y dar a nuestros fans el mismo tono de guitarra que la gente en Orlando, Florida escucharía. En cuanto al tono real, es el que Andy Sneap hizo y que Colin Richardson mezcló y el cual Corey ajustó para que funcionara en vivo.

HYS: ¡Andy Sneap! Ese tipo ha producido a todos los grandes de metal. (Opeth, Arch Enemy, Nevernore – y la lista sigue.) Colin no se queda atrás tampoco.

MATT:
Oh, sí. Ha pasado a través de sus oídos, los oídos de Colin y los oídos de Corey, así que ha pasado por los mejores. Volamos a todas partes con nuestros Kempers. Incluso Paolo está utilizando el Kemper.

HYS: ¿Qué usas en casa?

MATT:
Lo que yo uso es el Roland Micro-Cube; mide como… ocho pulgadas por cuatro pulgadas. Me encanta. Uso esa señal más limpia o esa primera distorsión, ese tono crujiente. Yo prefiero tocar algo mínimo. Con el Cube puedo oír mi tono exactamente con lo que estoy haciendo. No estamos patrocinados por Roland ni nada, pero me encanta esa cosa. Cuanto menos, mejor.

HYS: ¿Cuál es tu equipo de práctica?

MATT:
Un banquillo clásico para guitarra, un taburete de baterista, metrónomo, el Cube y mi guitarra. Eso es lo que uso para componer. Nunca componemos durante el ‘momento para componer,’ si es al azar, simplemente grabamos. Simplemente grabo en la memoria de voz en mi iPhone y puedo grabarlo más adelante en LogicX. Sencillo.

• Mat Madiro • Batería •

HYS: Danos un desglose de tu kit, Mat.

MAT:
En los Estados Unidos es un kit PDP el cual es hecho por Drum Workshop (DW), pero aquí en esta gira en Australia es un kit de coleccionista de la serie DW. Yo uso soportes de batería DW, hardware, pedales, tambores, todo. Mi kit es de dos bombos, dos en la parte superior, dos abajo. Tengo un equipo de ‘toms’ de 10, 12, 16, 18 con siete soportes. Uso almohadillas de batería Evans y uno Pro Mark 6 – por lo cual es el paquete D'Addario. Los címbalos que estoy usando actualmente son Zildjian – tanto DW y Zildjian han sido a lo que recurro desde que empecé a tocar batería. Tan pronto como esos chicos me pidieron que empezara a tocar para ellos recurrí a eso.

HYS: ¿A qué se debe eso?

MAT:
Ellos son simplemente los líderes. Son los mejores. Zildjian ha existido desde siempre. Han sido la empresa pionera de címbalos. Siempre crecí queriendo esos. Suenan grande, suenan enorme. Si están tocando en un club pequeño o un estadio o lo que sea, simplemente suenan masivos. Son muy durables también.

HYS: ¿Cómo añades micrófonos a todo?

MAT:
Utilizamos un par de micrófonos altos para los címbalos y cosas por el estilo, tengo un montón de címbalos activos en mi lado derecho. Un ‘X-hat,’ mi ‘crash’ principal y un ‘crash’ auxiliar, un plato china, cosas por el estilo. Se ahorran micrófonos y canales para la consola principal. Así como que compartimos micrófonos de esa manera. En los ‘toms,’ cada uno de los ‘toms’ individuales tiene su propio micrófono. La tarola tiene uno arriba y otro abajo, por lo que obtenemos el mejor tono de ella. Tengo dos bombos separados con un solo pedal en cada ‘kick,’ así que ponemos micrófonos en cada uno.

HYS: ¿Tienes problemas para lograr el mismo arreglo? No puedo imaginar que sea tu propio kit cada vez.

MAT:
Tienes razón – pero lo que haría es ponerme en contacto con el representante de DW en esa área. Les enviaría una lista de lo que uso y ellos tratarían de conseguir un kit parecido, y si eso no es posible, la segunda mejor opción.

• Paolo Gregoletto • Bajo •

HYS: ¿Qué estás usando en este momento, Paolo?

PAOLO:
Mi equipo que uso en vivo es bastante simple, bastante similar al de Matt y Corey. Estoy usando mi ‘signature’ BC Rich Warlock. Es básicamente el bajo que he estado usando durante los últimos siete u ocho años. Estoy usando un reemplazo de pastilla Music Man por EMG. Esa pastilla grande que parece jabón.

HYS: ¿Hacia qué diriges eso?

PAOLO:
Al Shure UR-40. Estas son sólo las unidades inalámbricas que utilizamos. Eso va en el Kemper.

HYS: Ustedes sí que aman los Kempers.

PAOLO:
[Ríe] Sí, lo hacemos. El perfil que yo uso es el clásico del cabezal y cabina Ampeg. Siempre me gustó Ampeg cuando era más joven. Ahora tengo lo mejor de ambos mundos. Puedo viajar con el mismo equipo que quiero cada vez.

HYS: ¿Algo respecto a los pedales?

PAOLO:
Sí uso un pedal, tengo un arreglo para mi Solo Tone, pero prácticamente sólo uso eso para el sintonizador. No lo trajimos aquí porque no tocamos ninguna canción que lo necesitaba, pero tengo una pedalera de efectos que utilizo. Tengo un Dunlop Wah, el blanco. Uso un pedal llamado Turbo Rat por ProCo. También utilizo un pedal de bajo Muff Pie. Esos son los dos principales, tengo unos cuantos en casa con los que juego.

HYS: ¿Usas el mismo equipo en vivo en el estudio?

PAOLO:
El estudio es un poco diferente. En diferentes discos he usado el ‘plug in’ Sans Amp, el ‘plug in’ Ampeg, que es un ‘plug-in’ impresionante de Amplitude. Suenan increíble. Realmente depende. Han pasado años ya desde que he usado una cabina real. Pareciera que las guitarras se están poniendo al día con la era digital ahora. Para el bajo pareciera que los chicos han estado usando ‘plugins’ Sans Amp desde siempre. Te dan una gran base, un buen preamplificador, uno puede hacer grandes tonos de bajo.

HYS: ¿Cuerdas?

PAOLO:
Uso las cuerdas Dunlop Super Bright 130. Las empecé a usar hace un par de meses. Realmente me gustan las cuerdas brillantes. Es una de esas cosas en las que si quiero quitar un pedacito de la parte de arriba es fácil de hacer. Prefiero tener que cortarla que tener que añadirle más. Toco con mis dedos así que definitivamente necesito ese sonido brillante.

• Corey Beaulieu • Guitarra •

HYS: Hablemos de tu equipo. ¿Qué tienes?

COREY:
Supongo que después de todos esos chicos voy a sonar repetitivo [ríe]. Todos usamos más o menos el mismo equipo exacto; el inalámbrico Shure, un Kemper, un controlador de pie. Todo lo que oyes, todo lo que utilizamos para los efectos es lo mismo. Sólo que yo uso más cosas en el Kemper que Matt. Él es básicamente el que maneja los ‘leads’ limpios rítmicos. Lo he usado para ciertas partes de álbumes que tienen un ‘phaser’ o algo por el estilo. Casi todo lo que escuchan es del Kemper.

HYS: El Kemper parece ser el amplificador que frena el impulso para cualquier otra cosa.

COREY:
[Ríe] Estoy seguro de Matt habló de eso, pero con los años de volar a los shows y confiar en equipo de alquiler… uno no sabe lo bien que ha sido mantenido. Es una pinche molestia. Uno puede volar a un país el viernes y a otro país el sábado, por ejemplo en Europa. La tecnología digital sólo hace todo más fácil cuando uno tiene sus propias cosas. Es bastante sorprendente que el Kemper se ha convertido en una de mis piezas favoritas de equipo, simplemente porque se puede hacer mucho con él. Uno tiene una variedad de sonidos a su disposición.

HYS: Cuando estás componiendo en casa, ¿utilizas tu propio equipo?

COREY:
Cuando estoy en casa utilizo un montón de cosas diferentes. Cuando tocábamos Fractals hace años e íbamos por todo el mundo, me he compré un Line 6 Pod sólo para tener algo que siempre esté en la casa. Componiendo este último disco, grabé todos mis demos utilizando un Line 6 y todavía tengo un Line 6. Luego usé un poquito del software Peavy Revolver hasta que mi vieja computadora murió. Perdí eso. He estado usando uno de mis viejos Fractals para grabar demos. Lo dejo en la casa, siempre está conectado. Más o menos como cualquier equipo que tengo en mi casa. Es lo que mi cerebro se inclina a hacer. Es como el Line 6, incluso como el software Peavey Revolver… todo está programado como que estuviera usando un sonido 5150.

HYS: ¿Cómo compones usando ese arreglo?

COREY:
Muchas veces simplemente me sentaré, veré la televisión y compondré riffs. Tengo uno de esos amplificadores Peavey Viper, el grande, el cual suena muy bien, así que por lo general sólo tocaré en eso, y luego, si se me ocurre una idea o algo, lo grabaré en mi teléfono hasta que tenga por lo menos algo. Supongo que sólo tomo esa idea y podría grabar un pequeño demo rápido y luego, finalmente, encontrar las piezas correctas en el orden que van con él.

Para leer el reportaje en inglés y ver las imágenes en tamaño completo den click a cada miniatura:











Jul 12, 2014
Published in NOTICIAS

Guitar Interactive Magazine entrevistó a Matt y a Corey para la nueva edición de su revista. Pueden leer el artículo en inglés al final de la traducción al español, o siguiendo este enlace: http://view.ceros.com/lick-library/guitar-interactive-magazine-issue26/p/10

La Búsqueda de Trivium

Pocas bandas se las arreglan para vivir a la expectativa que la prensa musical pone en ellos, y el título de “los próximos Metallica” es uno muy difícil para el cual estar a la altura, pero Trivium ha tomado esa responsabilidad una y otra vez.

Formados en la Florida en el año 2000, las cosas se pusieron serias rápidamente debido a la popularidad del joven Matt Heafy en la guitarra y voz. Su sonido era una refrescante mezcla de metalcore, thrash y death melódico (de ahí el nombre Trivium, que significa tres temas claves), y después del lanzamiento de su primer álbum, Ember To Inferno, el grupo fue rápidamente firmado por Roadrunner.

Su debut con Roadrunner, Ascendancy en el 2005, ganó mucha popularidad en una manera en la que la mayoría de las bandas sólo podrían soñar. Uno no podía ir a ningún lado en el 2005 sin escuchar a alguien hablar de Trivium, y cada que uno encendía la radio de metal no faltaban temas como Like Light To The Flies, Pull Harder On The Strings Of Your Martyr, A Gunshot To The Head Of Trepidation, y Dying In Your Arms.

El grupo tiene todo que los fans del metal y la guitarra podrían pedir, desde trituradores riffs de thrash metal, una mezcla perfecta (realizada por el legendario Andy Sneap), buenos ganchos y cosas habilidosas con la guitarra lead como para morirse, mientras Matt y su mano derecha, Corey Beaulieu, intercambian solos locos de shred que van a través de extravagantes solos de armonía melódica. Si hay que decir algo, fue su popularidad lo que los detuvo de ser la banda de metal más grande del planeta: el momento en que Trivium se hizo popular se hizo muy cool criticarlos, y no es que esto tuviera algún efecto importante en su popularidad en general.

Para The Crusade del 2006, el grupo adoptó un sonido thrash más tradicional, dejando de lado un montón de los gritos. Canciones como Anthem (We Are The Fire) realmente polarizaron a los fans, pero las entradas para los shows todavía se estaban vendiendo bien mientras iban de gira por todo el mundo como líderes de cartel y como apoyo de las bandas más grandes del género.

Para su próximo álbum Trivium tomó un sonido mucho más pesado, escribiendo y grabando una gran cantidad de material en guitarras de siete cuerdas. El álbum resultante, Shogun, fue otro éxito, y cuenta con algunos de los mejores trabajos del grupo. Éste sería el último trabajo de la alineación de Ascendancy, ya que el baterista Travis Smith pronto abandonaría la banda, haciendo que Matt, Corey, y el bajista Paolo Gregoletto trajeran a Nick Augusto en la batería durante el apoyo del álbum. Independientemente del funcionamiento interno del grupo, canciones como Down From The Sky, Insurrection y Throes Of Perdition son himnos para los fans de metal.

Cuando se trata de cosas como el equipo, de la charla con Matt y Corey les puedo decir que son realmente muy rigurosos para los detalles. Matt ha pasado por un montón de guitarras buscando lo que es perfecto para él, pero ha terminado por volver con la familia Gibson donde comenzó, y ahora tiene una signature Epiphone Les Paul (en versiones de 6 y 7 cuerdas) basada en su vieja guitarra Gibson pero con retoques, como la mejora del acceso a los trastes superiores y hardware. Corey ha tocado un par de guitarras, pero también terminó de vuelta en Jackson, donde tiene dos modelos signature (una de 6 y otra de 7 cuerdas) y basado en el modelo King V. En lo que respecta a la amplificación, la banda está utilizando el equipo de perfiles Kemper, con el que quedaron muy impresionados tan sólo con la prueba a ciegas.

El siguiente álbum de Trivium, In Waves, fue lanzado a finales de 2011 y tuvo un sonido aún más pesado, pero también estuvo un poco más en línea con sus raíces melódicas. El álbum se colocó bien en las listas de popularidad y recibió buenas críticas. La canción que le da título al disco debería ser suficiente por sí sola para decirles que el grupo está muy lejos de perder ideas de este punto, y en todo caso, el tener a Nick Augusto detrás de la batería, trajo un sonido fresco y poder para el grupo.

Lo que nos lleva al último disco de Trivium, Vengeance Falls. Éste tiene un sonido muy diferente debido a que el grupo contrató al líder de Disturbed, David Draiman, como productor y sus manos en el enfoque moldearon el sonido en una dirección basada en algo más percusivo y en los ganchos. Curiosamente, mientras que el álbum fue universalmente elogiado por la crítica, no fue tan fácil de vender a los fans acérrimos debido al margen de Disturbed que es fácil de escuchar cuando uno sabe que está ahí. Aunque habiendo dicho eso, el concierto en el que nos pusimos al día con ellos estaba lleno, ¡así que es seguro decir que su popularidad no estará perdiendo fuerza pronto!

A pesar de apenas haber anunciado la salida de Nick Augusto, Trivium piensan tomarlo con calma, y parece probable que vayan de gira por el mundo durante un año o así antes de que vayan al estudio de nuevo. ¡Lo que venga después es una incógnita!

Video: http://www.iguitarmag.com/magazine-editions/guitar-interactive-issue-26/edition-videos/interviews_trivium-interview/


Guitar_Interactive_Magazine

Guitar_Interactive_Magazine

Guitar_Interactive_Magazine

Guitar_Interactive_Magazine



Jun 14, 2014
Published in NOTICIAS

Source: Interview: Trivium’s Matt Heafy Talks Piss Bottles and Bloody Lips  


Buy magazine here: Revolver - Jun/Jul - 2014 - Golden Gods & Mayhem

Formados hace 14 años en Orlando, Florida, Trivium están más ocupados que nunca. Ellos lanzaron su sexto álbum, Vengeance Falls, en el año 2013 y ya han compuesto bases para otras 15 canciones nuevas, que tienen previsto empezar a grabar en el primer trimestre de 2015. Además, el cantante y guitarrista Matt Heafy está trabajando en un proyecto paralelo de black metal, Mrityu, que el ex-líder de Emperor Ihsahn producirá. Y, por supuesto, ellos están tocando en el Mayhem Fest de este año – que es apropiado, ya que el caos ha ensombrecido el grupo desde sus escasos inicios cuando los miembros de la banda estaban todavía en la preparatoria.

REVOLVER: Desde los primeros días de la banda, se han topado con un montón de caos, ¿no es así?
MATT HEAFY:
Por supuesto. En la época cuando éramos nuestros propios técnicos, estábamos abriendo para Chimaira en Buffalo, Nueva York. Di un paso por encima de donde estaba revisando y parte del escenario se rompió y una de mis piernas cruzó todo el escenario. Quedé atorado con mi cuerpo completo en una posición de "L" y todo el público lo vio. Yo estaba bien, pero fue muy vergonzoso.

¿Cuál fue el primer episodio de derramamiento de sangre?
En nuestro primer tour por el Reino Unido cuando tenía 18 años, un chico tomó el micrófono mientras yo cantaba y fue directo a mi cara y abrió parte de mi labio. Podía sentir la sangre chorreando por mi barbilla, pero seguí cantando. Después del show, me quería limpiar. Me encontré con este gran tipo británico borracho que quería que me tomara una foto con él. Dije que primero tenía que limpiar mi labio porque estaba sangrando por todas partes. No le gustó eso y dijo: “¡Estás meando en mi país!”, y trató de darme un golpe en la cara. Afortunadamente, fue lento y tuve la oportunidad de pasar por debajo de él y me largué de allí.

¿Cuál es la interacción más fea que has tenido con un miembro del público durante un show?
En 2005, éramos banda de apoyo de Children of Bodom y Amon Amarth en Santa Ana, California. Fue un tour difícil para nosotros porque no somos una banda de death-metal. Este chico en el lado de Paolo [Gregoletto] le hacía señas obscenas y le gritaba mierdas. Por último, se puso justo frente a la cara de Paolo, por lo que Paolo golpeó al chico con su bajo. La clavija de afinación conectó con la cabeza de este chico. El chico levantó la vista y toda esta sangre comenzó a brotar, así que agarró su cabeza y salió corriendo. Afortunadamente, Paolo no se metió en problemas por eso.

¿Alguna vez te ha golpeado alguna cosa mientras has estado en el escenario?
Antes de caminar hacia el escenario del Download '06, yo estaba detrás de un telón de fondo estirándome, y esta botella llena pasó volando, me golpeó en la cabeza, y me cubrió de orina tibia. Nadie tenía una toalla para que me limpiara y tuve que salir corriendo cubierto de orina y tocar así. Apestaba y estaba pegajoso, y padezco una especie de fobia a los gérmenes, por lo que fue muy difícil terminar el set.

Click a cada imagen para verla en tamaño completo / Click on each image to view full-size:

Revolver-Jun-Jul-2014-GoldenGods-Mayhem

Revolver-Jun-Jul-2014-GoldenGods-Mayhem



May 31, 2014
Published in NOTICIAS

Source: Metal Hammer July 14 Issue 258

 

Revelaciones: Por qué amo a Emperor

Por Matt Heafy (Trivium)


Heafy habla sobre por qué Emperor el epítome de la rebelión del Black metal

Texto: Dayal Patterson | Ilustración: Matt Dixon

SON JODIDAMENTE ATERRADORES 

“La primera pieza de Emperor que escuché fue Anthems To The Welkin At Dusk, antes de eso el único Black metal que había oído era un poquito de Cradle of Filth. Fue aterrador al principio. Me acuerdo del intro, no pude darme cuenta hacia dónde iba en absoluto. Tenía una sensación sombría y como niño eso me hizo pensar en ese juego ‘Diablo’, lo cual es tal vez apto, porque había un montón de temas medievales y metáforas en ambos. Cuando la primera canción inicia suena como un enjambre de abejas, y luego vienen las voces limpias; uno puede escuchar la melodía en el disco, pero al mismo tiempo lo extremo. Era algo que en ese momento no creo muchas bandas de black metal se atrevieran a hacer.”

ELLOS HAN TOMADO RIESGOS

“Con Emperor, dos discos no sonaban igual. Algunas bandas sacan el mismo todo el tiempo, pero esa fue una banda que se aseguró que las cosas siempre sonaran muy diferentes. Es difícil decir si Emperor fueron una influencia musical en Trivium, pero la idea de no tener miedo de hacer cada disco diferente – probar nuevas cosas y hacer el disco que uno desea hacer – esa es realmente la gran inspiración que tomé de la banda.”

HICIERON QUE NORUEGA PARECIERA COOL

“Florida es tan plana como te la puedas imaginar, y ha nevado dos veces en los últimos 30 años, así que cuando las letras descriptivas hablaban de los bosques y montañas cubiertas de hielo, eso fue algo hacia lo que realmente me incliné. De alguna manera los climas fríos son más misteriosos y creo que la gente siempre se siente atraída por el frío – basta con ver Juego de Tronos (Game Of Thrones). Hay una leyenda nórdica llamada ‘Oskorei’ [La Caza Salvaje], que se dice que son jinetes fantasmas que volaron hasta el cielo gritando con una voz muy aguda y robaban las almas de la gente, y me pregunto si eso es de donde provino la idea de cantar realmente alto para estas bandas de Black metal.”

ELLOS ESTUVIERON A LA VANGUARDIA DE TODO

“Parecía que Emperor tenía sus raíces en el Black metal, pero al mismo tiempo estaban a la vanguardia del juego, incorporando elementos que uno no vería que otras bandas pusieran. El hecho de que permitieran que la música respirara en lugar de que fuera implacable en su furia, por ejemplo. Hay partes que tienen estos cánticos que tienen un afligido sonido clásico, e incluso usan notas altas cantadas que parecen del estilo de King Diamond. El Black metal se trataba de la rebelión y una respuesta a la complacencia que estaba pasando con todo lo demás en el metal, y se siente como que Emperor hizo eso con el Black metal en sí.”

IHSAHN ES UN GENIO

“El alcance del conocimiento de Ihsahn de teoría musical es bastante asombroso, y los arreglos han sido siempre muy extraños también. Siempre he tenido curiosidad de saber cómo se componen progresiones como esas, cómo alguien puede llegar a algunos de esos patrones orquestales. Ellos estaban utilizando ingredientes que son reconocibles como Black metal, pero tocándolos de manera diferente y mezclando elementos clásicos.”

TODAVÍA SON RELEVANTES

“Es una locura que una banda que sólo se reunirá para un par de shows por aquí y por allá es líder de cartel del festival Wacken, el festival más metal en el mundo, y un festival que atrae a unas 100,000 personas. Creo que hay un porcentaje de fans del metal por quien Trivium fue una banda que sirvió como puerta de entrada, y si la gente ve que tengo una camisa de Emperor y los escuchan por eso, entonces es genial. Me gusta que hemos sido capaces de hacer eso, mostrar de dónde venimos y mantener vivas las tradiciones de bandas tan grandes.”

Click en cada imagen para verla en tamaño completo / Click on each image to view full-size:

 photo Metal_Hammer_July_14_Issue_258_1_zps95464270.png

 photo Metal_Hammer_July_14_Issue_258_2_zps6945ac40.png



Página 1 de 4